Beatriz Sán­chez lla­ma­rá el do­min­go a pro­ce­so de re­fle­xión

Can­di­da­ta de­fi­nió ha­cer un llamado, una vez co­no­ci­dos los re­sul­ta­dos, pa­ra que se abra una dis­cu­sión in­ter­na so­bre qué pos­tu­ra adop­tar en se­gun­da vuel­ta. El pro­ce­so po­dría du­rar en­tre sie­te y 10 días. Sin em­bar­go, en el Fren­te Am­plio aún es­tán di­vi­di­dos y

La Tercera - - PORTADA - Por Ca­ta­li­na Ani­nat Se­guy Ilus­tra­ción Luis Gra­ñe­na

En­tre sie­te y 10 días es­pe­ran des­de el co­man­do que du­re el pro­ce­so de re­fle­xión al que lla­ma­rá la can­di­da­ta pre­si­den­cial del Fren­te Am­plio, Beatriz Sán­chez, el do­min­go tras los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes. Si bien en las úl­ti­mas se­ma­nas se ha ins­ta­la­do una in­cer­ti­dum­bre so­bre lo que ha­rá la pe­rio­dis­ta una vez que se co­noz­can las cifras de los co­mi­cios, di­ver­sas fuen­tes de su en­torno ade­lan­tan que la aban­de­ra­da de­ci­dió fi­nal­men­te que, ga­ne o pier­da, in­vi­ta­rá a las dis­tin­tas fuer­zas y mi­li­tan­tes de su con­glo­me­ra­do a to­mar­se un tiem­po de dis­cu­sión pa­ra de­ci­dir qué ca­mino se­guir. Si pier­de, pa­ra acor­dar qué pos­tu­ra ten­drán en se­gun­da vuel­ta. Y si ga­na, pa­ra ver có­mo cons­truir alian­zas de ca­ra al ba­lo­ta­je.

La idea, que sur­gió des­de el co­man­do, es ar­mar un cro­no­gra­ma de dis­cu­sión. Pe­se a que no es­tá de­fi­ni­do el pro­ce­so, se ba­ra­jan las op­cio­nes de asam­bleas ciu­da­da­nas y con­se­jos de las or­ga­ni­za­cio­nes. En cam­bio, un ple­bis­ci­to del Fren­te Am­plio, co­mo se pen­só en un co­mien­zo, ya no es co­men­ta­do co­mo al­ter­na­ti­va y mu­chos re­co­no­cen que no es via­ble.

Ade­más, con­si­de­ran cla­ves pa­ra es­te de­ba­te las pos­tu­ras de los diputados que re­sul­ten elec­tos el 19 de no­viem­bre, lo que sig­ni­fi­ca­ría tam­bién un nue­vo or­den en la co­rre­la­ción de fuer­zas in­ter­nas de la coalición.

Lo que sí es­tá de­fi­ni­do es rea­li­zar una reunión, sea cual sea la si­tua­ción de Sán­chez, el 20 de no­viem­bre con los can­di­da­tos elec­tos y los lí­de­res del blo­que, ci­ta en la que se eva­lua­rá el ca­len­da­rio a se­guir.

Pa­ra es­ta pro­pues­ta, ase­gu­ran fuen­tes del co­man­do, se­rá cla­ve fi­jar una fe­cha lí­mi­te pa­ra co­mu­ni­car la de­ci­sión del blo­que so­bre qué pos­tu­ra adop­tar pa­ra una se­gun­da vuel­ta. Es­to, con la fi­na­li­dad de no que­dar ex­clui­dos de la dis­cu­sión y po­der po­si­cio­nar­se co­mo un ac­tor im­por­tan­te en el es­ce­na­rio po­lí­ti­co.

“Va­mos a pro­po­ner­le al Fren­te Am­plio, y a to­das y to­dos los que vo­ten por no­so­tros, que en cual­quier es­ce­na­rio ac­tue­mos co­lec­ti­va­men­te y no cai­ga­mos en la an­sie­dad de de­ci­sio­nes apre­su­ra­das. Beatriz es­tá dis­po­ni­ble pa­ra li­de­rar y con­du­cir ese pro­ce­so”, di­jo a La Ter­ce­ra el jefe de cam­pa­ña de Sán­chez, Se­bas­tián De­po­lo. Ayer, en tan­to, Sán­chez di­jo en T13 Ra­dio que “des­pués (de las elec­cio­nes) lo que me pro­pon­go es que voy a li­de­rar la de­ci­sión que se to­me en to­dos los es­ce­na­rios”. Y agre­gó que “me gus­ta­ría que hu­bie­se un cro­no­gra­ma, que no­so­tros mis­mos anun­cia­re­mos”.

Por otro la­do, se pi­dió a los par­ti­dos de la coalición que pa­ra el sá­ba­do 18 acor­da­ran su pos­tu­ra so­bre si se so­me­te­rán a la de­ci­sión que se to­me en co­lec­ti­vo o bus­ca­rán una al­ter­na­ti­va pro­pia.

Pe­ro la dis­cu­sión que se es­pe­ra te­ner du­ran­te ese pe­rio­do de re­fle­xión com­pli­ca al blo­que, so­bre to­do con­si­de­ran­do que la pos­tu­ra so­bre có­mo ac­tuar an­te el ba­lo­ta­je si­gue di­vi­dien­do in­ter­na­men­te a los fren­team­plis­tas. En ese sen­ti­do, to­das las mi­ra­das de los par­ti­dos y movimientos es­tán pues­tas en el dis­cur­so que Sán­chez da­rá tras los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes. Esas pa­la­bras, creen los di­ri­gen­tes del con­glo­me­ra­do, mar­ca­rán el des­tino po­lí­ti­co del blo­que.

En es­te con­tex­to, du­ran­te es­ta se­ma­na se agen­da­ron tres reunio­nes en­tre re­pre­sen­tan­tes del co­man­do

Más allá de la de­fi­ni­ción de Sán­chez de pe­dir un pro­ce­so de re­fle­xión, en los par­ti­dos dis­cu­ten dos pun­tos: que lla­me a no vo­tar por Gui­llier o que fi­je ejes in­tran­sa­bles y dé un ges­to de aper­tu­ra al diá­lo­go.

To­dos con­cuer­dan en que Sán­chez de­be ju­gar un rol fun­da­men­tal en la ar­ti­cu­la­ción del Fren­te Am­plio tras la elec­ción. Ade­más, apues­tan a que sea la ca­ra vi­si­ble de la oposición.

y de los par­ti­dos pa­ra de­fi­nir los li­nea­mien­tos del dis­cur­so pa­ra es­te 19 de no­viem­bre, ade­lan­tán­do­se a tres es­ce­na­rios: que la pe­rio­dis­ta sea quien pa­se a se­gun­da vuel­ta; que pier­da por po­co; o que sea de­rro­ta­da ob­te­nien­do un ba­jo cau­dal de vo­tos.

Si bien Sán­chez de­fi­nió lla­mar a un pro­ce­so de re­fle­xión, en los par­ti­dos del Fren­te Am­plio aún se dis­cu­ten dos prin­ci­pa­les pun­tos que bus­can que la can­di­da­ta pue­da aco­ger: que tras una even­tual de­rro­ta se lla­me a la mi­li­tan­cia a no vo­tar por el can­di­da­to de La Fuer­za de la Ma­yo­ría, Ale­jan­dro Gui­llier; o, por otro la­do, que Sán­chez fi­je ejes in­tran­sa­bles y dé un ges­to de aper­tu­ra al diá­lo­go con el can­di­da­to ga­na­dor de la cen­troiz­quier­da. Que se lle­gue a un acuer­do al res­pec­to, di­cen los di­ri­gen­tes, es ca­si im­po­si­ble.

Por es­te mo­ti­vo, des­de el equi­po de cam­pa­ña de la pe­rio­dis­ta se des­car­ta que se dé una señal tan drás­ti­ca sin an­tes so­me­ter a un pro­ce­so de de­ba­te in­terno la de­ci­sión.

En lo que sí hay acuer­do es en que

el do­min­go en la no­che Sán­chez de­be­rá agra­de­cer a quie­nes vo­ta­ron por ella y re­sal­tar que el Fren­te Am­plio “lle­gó pa­ra que­dar­se”. La idea prin­ci­pal tan­to del co­man­do co­mo de los par­ti­dos es po­si­cio­nar­se co­mo el prin­ci­pal blo­que de oposición pa­ra el pró­xi­mo pe­rio­do. Es por es­to que el do­min­go la aban­de­ra­da re­sal­ta­rá sus prin­ci­pa­les pro­pues­tas. Tam­bién se eva­lúa cri­ti­car a la Nue­va Ma­yo­ría, des­ta­can­do las di­fe­ren­cias en­tre am­bos blo­ques. To­dos es­tos de­ta­lles se­rán eva­lua­dos en pro­fun­di­dad el sá­ba­do en la se­de del co­man­do, don­de par­ti­ci­pa­rán los di­ri­gen­tes que for­man par­te del equi­po po­lí­ti­co de la cam­pa­ña.

Es en esa reunión que se eva­lua­rán, a su vez, ges­tos co­mo lla­mar al can­di­da­to ga­na­dor tras una even­tual de­rro­ta. Es de pú­bli­co co­no­ci­mien­to la cer­ca­na re­la­ción que tie­ne Sán­chez con Gui­llier, por lo que en el en­torno de la pe­rio­dis­ta ven pro­ba­ble que fe­li­ci­te al se­na­dor in­de­pen­dien­te en ca­so que él pa­se a se­gun­da vuel­ta.

El fu­tu­ro po­lí­ti­co de Sán­chez

Pa­ra el Fren­te Am­plio, las elec­cio­nes de es­te do­min­go, tan­to la pre­si­den­cial co­mo las par­la­men­ta­rias, no so­lo de­fi­ni­rán los pues­tos de re­pre­sen­ta­ción pú­bli­cos del blo­que, sino que su con­ti­nui­dad co­mo con­glo­me­ra­do. Esa in­cer­ti­dum­bre tam­bién se tras­pa­sa al fu­tu­ro de su aban­de­ra­da.

La nue­va ley elec­to­ral es­ti­pu­la, pa­ra es­te año, que si un par­ti­do po­lí­ti­co no al­can­za el 3% de los su­fra­gios en la elec­ción de diputados -en al me­nos ocho re­gio­nes dis­con­ti­nuas o en tres geo­grá­fi­ca­men­te con­ti­guas-, pier­de su le­ga­li­dad. La otra al­ter­na­ti­va pa­ra con­ti­nuar ins­cri­tos co­mo co­lec­ti­vi­dad es que el par­ti­do eli­ja al me­nos tres par­la­men­ta­rios en dos re­gio­nes di­fe­ren­tes. Am­bos fac­to­res po­nen en ries­go la con­ti­nui­dad de las seis co­lec­ti­vi­da­des le­gal­men­te cons­ti­tui­das del blo­que.

Ade­más, los re­sul­ta­dos par­la­men­ta­rios que ob­ten­gan da­rán pa­so –se­gún se­ña­lan dis­tin­tos di­ri­gen­tes- a una dis­cu­sión in­ter­na en dis­tin­tos movimientos y par­ti­dos pa­ra de­fi­nir si con­ti­núan en el Fren­te Am­plio. Va­rios, de he­cho, tras las elec­cio­nes ten­drán sus con­se­jos per­ti­nen­tes pa­ra de­fi­nir si con­ti­núan o no en el con­glo­me­ra­do.

En pa­ra­le­lo, si bien creen que las po­si­bi­li­da­des de que sea Sán­chez quien pa­se a se­gun­da vuel­ta son al­tas, ya se ha co­men­za­do a po­si­cio­nar la du­da so­bre su fu­tu­ro en el ca­so de per­der los co­mi­cios.

En esa lí­nea, los cer­ca­nos a la pre­si­den­cia­ble han ex­pli­ca­do que la can­di­da­ta con­ti­nua­rá en su rol de lí­der y vo­ce­ra del Fren­te Am­plio al me­nos has­ta la se­gun­da vuel­ta. Ade­más, ha di­cho que no hay vuel­ta atrás en su op­ción de ale­jar­se del pe­rio­dis­mo.

De to­das for­mas, son va­rios los que han es­pe­cu­la­do so­bre el fu­tu­ro de la co­mu­ni­ca­do­ra. To­dos con­cuer­dan en que Sán­chez de­be ju­gar un rol fun­da­men­tal en la ar­ti­cu­la­ción del Fren­te Am­plio lue­go de los cam­bios que vi­vi­rán tras los re­sul­ta­dos elec­to­ra­les. Ade­más, es­pe­ran que sea la ca­ra vi­si­ble de la oposición tan­to de un nue­vo go­bierno de Se­bas­tián Pi­ñe­ra co­mo de Gui­llier.

Tam­bién se cree que Sán­chez par­ti­ci­pa­rá o crea­rá una fun­da­ción o ca­sa de es­tu­dios. Es­to, se­gún ex­pli­can, po­dría ser com­ple­men­ta­do con im­par­tir cla­ses uni­ver­si­ta­rias.

Lo que sí ha ex­pre­sa­do la can­di­da­ta es que se­gui­rá en po­lí­ti­ca y que as­pi­ra a im­pul­sar, des­de su rol de lí­der del Fren­te Am­plio, una agen­da so­bre de­re­chos hu­ma­nos, gé­ne­ro y me­dios de co­mu­ni­ca­ción.

Di­ri­gen­tes del blo­que, ade­más, bus­ca­rán po­si­cio­nar a Sán­chez co­mo la lí­der de las trans­for­ma­cio­nes pa­ra que más ade­lan­te pue­da vol­ver a pos­tu­lar a un car­go pú­bli­co. De he­cho, en con­ver­sa­cio­nes in­for­ma­les ya se es­ta­ría ha­blan­do so­bre una nue­va can­di­da­tu­ra pa­ra las elec­cio­nes de 2021.

Su cer­ca­nía con RD

“¿Ga­briel Bo­ric o Gior­gio Jack­son?”. Eso le pre­gun­tó a Sán­chez uno de los pa­ne­lis­tas del pro­gra­ma Can­di­da­to, lle­gó tu ho­ra, de TVN, ha­ce dos se­ma­nas. “Jack­son”, res­pon­dió. Es­to fue in­ter­pre­ta­do por va­rios co­mo una de­mos­tra­ción de su cer­ca­nía con Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca por so­bre el Mo­vi­mien­to Au­to­no­mis­ta. Sin em­bar­go, en el círcu­lo de la pe­rio­dis­ta di­cen que ven le­ja­na la op­ción de que ella op­te por mi­li­tar en al­gu­na co­lec­ti­vi­dad del blo­que.

Tan­to del co­man­do co­mo des­de la me­sa na­cio­nal creen que pa­ra lo­grar po­si­cio­nar­se co­mo la lí­der de la oposición de­be­rá man­te­ner su rol de in­de­pen­dien­te, lo que la ayu­da­ría a te­ner más cer­ca­nía con las dis­tin­tas co­lec­ti­vi­da­des del Fren­te Am­plio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.