Apron­tes de se­gun­da vuel­ta

ES­TE DO­MIN­GO QUE­DA­RÁ PREFIGURADA QUÉ TAN COM­PE­TI­TI­VA SE­RÁ LA SE­GUN­DA VUEL­TA ASÍ CO­MO EL COM­PLE­JO PUZZ­LE QUE DE­BE­RÁ AR­MAR LA CEN­TROIZ­QUIER­DA.

La Tercera - - TEMAS DE HOY - Ana­lis­ta po­lí­ti­co Er­nes­to Águi­la

¿Có­mo se de­bie­ra en­fo­car un diá­lo­go y un even­tual acuer­do de apo­yo en­tre las fuer­zas de cen­tro e iz­quier­da pa­ra la se­gun­da vuel­ta? Par­tien­do del su­pues­to -hay su­fi­cien­te in­cer­ti­dum­bre pa­ra que pue­da dar­se otro es­ce­na­rio, pe­ro es el más pro­ba­ble­de que sea el se­na­dor Gui­llier quien pa­se a se­gun­da vuel­ta, hay cua­tro ac­to­res fun­da­men­ta­les a par­tir de la no­che del 19 de no­viem­bre: la DC, el “la­guis­mo”, ME-O y el Fren­te Am­plio.

To­do in­di­ca que en la DC un sec­tor ma­yo­ri­ta­rio se ple­ga­rá tem­pra­na­men­te a la op­ción de Gui­llier. No se sa­be si es­te apo­yo abar­ca­rá a to­da la DC y qué po­der de ve­to que­rrá ejer­cer es­te par­ti­do so­bre el pro­gra­ma (lo que pue­de di­fi­cul­tar un diá­lo­go con el Fren­te Am­plio). La orien­ta­ción de la DC en una se­gun­da vuel­ta, pe­ro tam­bién en los pró­xi­mos años, se ju­ga­rá en los due­los se­na­to­ria­les en­tre Cor­ne­jo y Wal­ker en la V re­gión, y en­tre Rin­cón y Zaldívar en el Mau­le (tam­bién en lo que su­ce­da con Pro­vos­te y Huen­chu­mi­lla).

Otra va­ria­ble crí­ti­ca se­rá la ac­ti­tud de La­gos y del “la­guis­mo”. Es co­no­ci­da la pro­fun­da mo­les­tia de es­te sec­tor y su fal­ta de em­pa­tía con la op­ción Gui­llier. Mu­chos de ellos vo­ta­rán por Goic en pri­me­ra vuel­ta. Si el apo­yo a Gui­llier en se­gun­da vuel­ta es de­ma­sia­do “ti­bio”, una par­te de ese elec­to­ra­do pue­de ter­mi­nar en la abs­ten­ción. Por su par­te, ME-O ya ha di­cho que apo­ya­rá a Gui­llier, más allá de su agre­si­va es­tra­te­gia de cam­pa­ña. Sa­be que no es de­ma­sia­do bien­ve­ni­do y que su po­der de ne­go­cia­ción de­pen­de­rá de su vo­ta­ción. Y en eso es­tá: tra­tan­do de ser cuar­to, so­ñan­do lle­gar ter­ce­ro, pu­dien­do que­dar quin­to.

So­bre el Fren­te Am­plio (FA) lo que es­tá des­car­ta­do es que bus­que un acuer­do de go­bierno. Eso re­du­ce las po­si­bi­li­da­des a tres: lla­mar a anu­lar el vo­to ar­gu­men­tan­do que Pi­ñe­ra y Gui­llier son lo mis­mo; de­cla­rar li­ber­tad de ac­ción (re­nun­cian­do a ju­gar un rol po­lí­ti­co); o bien, pro­po­ner una pla­ta­for­ma pro­gra­má­ti­ca y ten­sio­nar des­de la iz­quier­da la orien­ta­ción y con­te­ni­do de la se­gun­da vuel­ta.

En el FA per­ci­ben que su pro­ce­so de cons­truc­ción iden­ti­ta­ria po­dría di­luir­se con un acuer­do de se­gun­da vuel­ta. Por otro la­do, ne­gar su apo­yo pue­de ge­ne­rar un al­to cos­to po­lí­ti­co con to­da aque­lla par­te de la so­cie­dad cu­yo “mal ma­yor” es el triun­fo de la de­re­cha, ge­ne­ran­do un di­vor­cio con elec­to­ra­dos cer­ca­nos, a los que en al­gu­na elec­ción fu­tu­ra ten­dría que re­cu­rrir si es la fuer­za que pa­sa a se­gun­da vuel­ta. La in­te­rro­gan­te es si el FA con­ci­be su desa­rro­llo sien­do ca­paz de com­bi­nar com­pe­ten­cia con coope­ra­ción con otros sec­to­res o bien apues­ta por el “ca­mino pro­pio” en la pers­pec­ti­va de ocu­par -al­gún día- to­do el es­pa­cio po­lí­ti­co, so­cial y te­rri­to­rial de la iz­quier­da his­tó­ri­ca. Una de­ci­sión no so­lo elec­to­ral sino es­tra­té­gi­ca.

Es­te do­min­go no so­lo que­da­rá prefigurada la se­gun­da vuel­ta, sino que tan com­pe­ti­ti­va se­rá es­ta. De pa­so, co­men­za­rá a di­bu­jar­se el nue­vo sis­te­ma po­lí­ti­co chi­leno pos­bi­no­mi­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.