La Tercera

Los dos fren­tes de Ma­ña­lich que in­quie­tan a La Mo­ne­da

La Mo­ne­da ha res­pal­da­do con fuer­za al ex­mi­nis­tro. En pri­va­do ad­mi­ten que eso im­pli­ca tam­bién de­fen­der la ges­tión del Eje­cu­ti­vo an­te la pan­de­mia y, por en­de, al Pre­si­den­te Pi­ñe­ra. Ade­más, han re­vi­sa­do la ex­pe­rien­cia in­ter­na­cio­nal en ca­sos si­mi­la­res.

- Por Pau­la Ca­te­na Politics · Jaime Mañalich · Sebastian Pinera · Paris · Ricardo Lagos · Lagos · Communist Party of Chile · Argentina · Chile · Spain · Germany · Germany national football team · Sweden · Netherlands · Holland · England · Chile national football team

6

Que no tie­ne fun­da­men­tos, que es­pe­ran que se re­cha­ce y que pue­de ser una opor­tu­ni­dad para que Jai­me Ma­ña­lich ex­pon­ga to­do lo que hi­zo para en­fren­tar la pan­de­mia del Co­vid-19. Esos son los ejes de los ar­gu­men­tos que han en­tre­ga­do mi­nis­tros del co­mi­té po­lí­ti­co y que de­fi­nió La Mo­ne­da para en­fren­tar la acu­sa­ción cons­ti­tu­cio­nal con­tra el ex­ti­tu­lar de Sa­lud.

En Pa­la­cio se ha he­cho una fé­rrea de­fen­sa de Ma­ña­lich, por­que, se­gún re­co­no­cen en pri­va­do, eso im­pli­ca tam­bién de­fen­der la ges­tión del Eje­cu­ti­vo an­te la pan­de­mia y, por en­de, al Pre­si­den­te Se­bas­tián Pi­ñe­ra.

Así, los mi­nis­tros Víc­tor Pé­rez (In­te­rior), Jai­me Be­llo­lio (Se­ge­gob) y Cris­tián Monc­ke­berg (Seg­pres) se han re­fe­ri­do al te­ma en los úl­ti­mos días y to­dos ellos ce­rra­ron fi­las en torno al ex­se­cre­ta­rio de Estado. “Ge­ne­rar ac­cio­nes de ca­rác­ter po­lí­ti­co, ju­di­cial, por even­tua­les erro­res, me pa­re­ce que no hay sus­ten­to (…). El mi­nis­tro Ma­ña­lich, co­mo to­do el apa­ra­to de sa­lud en nues­tro país, sal­vó vi­das”, di­jo Pé­rez el mar­tes, mien­tras que ayer Monc­ke­berg se­ña­ló en ra­dio ADN que “se hi­zo un es­fuer­zo real del ex­mi­nis­tro Ma­ña­lich, del ac­tual mi­nis­tro Pa­ris y de las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias en avan­zar co­rrec­ta­men­te para pro­te­ger a la po­bla­ción”.

En La Mo­ne­da re­co­no­cen que el te­ma ge­ne­ra una com­pli­ca­ción, pe­ro creen que la ofen­si­va no de­be­ría pros­pe­rar, ya que no hay un acuer­do al in­te­rior de la opo­si­ción. Ade­más, di­cen que las de­cla­ra­cio­nes del ex­pre­si­den­te Ri­car­do La­gos, quien sos­tu­vo ha­ce unos días que “el mi­nis­tro Ma­ña­lich se la ju­gó” en el ma­ne­jo de la pan­de­mia, ayu­da­ron a des­com­pri­mir.

En el go­bierno, ade­más, hay dos ver­sio­nes res­pec­to de si Pi­ñe­ra pi­dió o no de­fen­der pú­bli­ca­men­te la ges­tión de Ma­ña­lich y hacer al­gún ti­po de tra­ta­ti­va en cuan­to al li­be­lo acu­sa­to­rio. Por un la­do, al­gu­nos trans­mi­ten que el Man­da­ta­rio no so­li­ci­tó na­da y que la de­fen­sa se ha da­do de ma­ne­ra es­pon­tá­nea, pe­ro otros ase­gu­ran que el Je­fe de Estado sí pi­dió que se de­fen­die­ra la ges­tión del ex­mi­nis­tro, ya que, jus­ta­men­te, ahí tam­bién es­tá en jue­go lo que ha he­cho el go­bierno du­ran­te la pan­de­mia.

De he­cho, fuen­tes del Eje­cu­ti­vo afir­man que el mi­nis­tro Monc­ke­berg y el sub­se­cre­ta­rio de la Seg­pres, Juan Jo­sé Os­sa, han estado con­ver­san­do con par­la­men­ta­rios de opo­si­ción para son­dear el avan­ce de la acu­sa­ción e in­ten­tar que no pros­pe­re, lo que creen que de­be­ría lo­grar­se.

Sin em­bar­go, al in­te­rior de La Mo­ne­da de to­das ma­ne­ras hay quie­nes creen que la acu­sa­ción po­dría to­mar vue­lo. Para eso, di­cen que in­flu­ye otro fac­tor: la in­ves­ti­ga­ción que es­tá lle­van­do ade­lan­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co por las muertes pro­du­ci­das du­ran­te la pan­de­mia (ver pá­gi­na 10), in­da­ga­to­ria que tie­ne dos aris­tas a raíz de las que­re­llas que pre­sen­ta­ron el se­na­dor Ale­jan­dro Na­va­rro y el al­cal­de Da­niel Ja­due (PC), que bus­can even­tua­les res­pon­sa­bi­li­da­des en el con­trol de la cri­sis sa­ni­ta­ria por par­te de Ma­ña­lich y otras au­to­ri­da­des de go­bierno, en­tre ellos, Pi­ñe­ra. En el go­bierno es­tán cons­cien­tes que eso es lo más com­ple­jo y que, asi­mis­mo, tie­ne un im­pac­to en el Pre­si­den­te, cu­ya apues­ta -di­cen en Pa­la­cio- es lo­grar que sea re­co­no­ci­da la labor de su go­bierno para en­fren­tar el Co­vid-19.

Más allá de eso, en el Eje­cu­ti­vo trans­mi­ten que am­bas ofen­si­vas tie­nen una in­ten­cio­na­li­dad po­lí­ti­ca y que hay mo­les­tia con la fis­ca­lía por las “fil­tra­cio­nes”, pe­ro que tie­nen “tran­qui­li­dad” de que no de­be­rían pros­pe­rar. El ar­gu­men­to que es­gri­men en el go­bierno es que la to­ma de­ci­sio­nes se hi­zo de ma­ne­ra co­rrec­ta, por ejem­plo, en la am­plia­ción de la ca­pa­ci­dad hos­pi­ta­la­ria, en la bús­que­da de ven­ti­la­do­res me­cá­ni­cos y en en­con­trar un sis­te­ma que per­mi­tie­ra con­ta­bi­li­zar los muer­tos. Es­to úl­ti­mo, de he­cho, ha si­do lo más cues­tio­na­do du­ran­te la pan­de­mia. Y el go­bierno ha te­ni­do que ir mo­di­fi­cán­do­lo en me­dio de las crí­ti­cas que han apun­ta­do a una fal­ta de trans­pa­ren­cia en la en­tre­ga de da­tos.

Asi­mis­mo, en La Mo­ne­da des­ta­can las cua­ren­te­nas di­ná­mi­cas im­pul­sa­das por Ma­ña­lich, re­cal­can­do que fue una me­di­da cues­tio­na­da y que, sin em­bar­go, creen que el tiem­po le ha da­do la ra­zón. Así, po­nen co­mo ejem­plo el ca­so de Ar­gen­ti­na, don­de se im­pul­sa­ron cua­ren­te­nas to­ta­les, su PIB ca­yó de ma­ne­ra con­si­de­ra­ble y exis­te un ele­va­do nú­me­ro de muertes. Es­to úl­ti­mo, en to­do ca­so, si­mi­lar al nú­me­ro de fa­lle­ci­dos en Chi­le.

De to­das for­mas, en La Mo­ne­da se es­tá ha­cien­do un se­gui­mien­to de la acu­sa­ción a Ma­ña­lich y de la in­ves­ti­ga­ción de la fis­ca­lía. Fuen­tes de Pa­la­cio, ade­más, sos­tie­nen que los abo­ga­dos del Se­gun­do Pi­so y de al­gu­nos mi­nis­te­rios han ana­li­za­do el te­ma des­de tres áreas: ju­rí­di­ca, sa­ni­ta­ria y po­lí­ti­ca. En ese sen­ti­do, han ana­li­za­do la ex­pe­rien­cia in­ter­na­cio­nal en ca­sos ju­di­cia­les.

En con­cre­to, el go­bierno ha mi­ra­do ex­pe­rien­cias de España, Ar­gen­ti­na, Ale­ma­nia, Sue­cia, Ho­lan­da e In­gla­te­rra. Y ejem­pli­fi­can que en al­gu­nos de es­tos paí­ses las in­ves­ti­ga­cio­nes no han avan­za­do, de­bi­do a que na­die sa­bía có­mo ma­ne­jar una pan­de­mia que no te­nía pre­ce­den­tes. En ese sen­ti­do, sos­tie­nen que en Chi­le el es­ce­na­rio es el mis­mo: que se ha he­cho lo me­jor que se ha po­di­do en un pa­no­ra­ma in­cier­to.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile