Com­pro­me­ti­dos con la co­mu­ni­dad

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Sergio Cas­tro Al­fa­ro Vi­ce­rrec­tor se­de Con­cep­ción Uni­ver­si­dad San Se­bas­tián

Dos equi­pos de es­tu­dian­tes de Odon­to­lo­gía de nues­tra uni­ver­si­dad apro­ve­cha­ron sus va­ca­cio­nes de in­vierno pa­ra rea­li­zar sen­dos ope­ra­ti­vos den­ta­les en Flo­ri­da y en la lo­ca­li­dad de Bus­ta­men­te, en Coihueco.

Las ac­cio­nes so­li­da­rias, ade­más de sig­ni­fi­car una va­lio­sa ex­pe­rien­cia de apren­di­za­je pa­ra los fu­tu­ros odon­tó­lo­gos, ge­ne­ra­ron al­to in­te­rés en la po­bla­ción, que vio una opor­tu­ni­dad pa­ra ac­ce­der a aten­ción den­tal.

Tan­to fue el in­te­rés que, en el ca­so de la co­mu­na flo­ri­da­na, fue­ron aten­di­das 150 per­so­nas que, en un co­mien­zo, el equi­po no te­nía en agen­da, y con el al­cal­de de Coihueco fir­ma­mos una car­ta de com­pro­mi­so pa­ra que los es­tu­dian­tes desa­rro­llen otra in­ter­ven­ción.

La gra­ti­tud de las au­to­ri­da­des lo­ca­les y de los pa­cien­tes pro­du­jo una pro­fun­da sa­tis­fac­ción en­tre los es­tu­dian­tes y pro­fe­so­res que per­ci­bie­ron en te­rreno el apor­te que des­de la aca­de­mia se pue­de rea­li­zar en fa­vor de la po­bla­ción de sec­to­res más vul­ne­ra­bles.

Los ope­ra­ti­vos, al igual que las clí­ni­cas del Ho­gar de Cris­to aten­di­das por nues­tros es­tu­dian­tes y aca­dé­mi­cos, son no­ta­bles ejem­plos de ac­cio­nes de vin­cu­la­ción con el me­dio que be­ne­fi­cian a la co­mu­ni­dad, pe­ro ade­más re­por­tan a la for­ma­ción de pre­gra­do y aú­nan las vo­lun­ta­des de di­ver­sos or­ga­nis­mos.

En es­te ca­so en par­ti­cu­lar, nos cau­sa una es­pe­cial sa­tis­fac­ción, pues sa­be­mos de las pro­fun­das ca­ren­cias en aten­cio­nes de sa­lud den­tal que pre­sen­ta la po­bla­ción de me­nos re­cur­sos eco­nó­mi­cos.

En Chi­le, a pe­sar de que las uni­ver­si­da­des he­mos for­ma­do al re­cur­so hu­mano ca­li­fi­ca­do pa­ra dar res­pues­ta a las ne­ce­si­da­des del país, acu­dir al odon­tó­lo­go si­gue sien­do un lu­jo pa­ra los sec­to­res más des­fa­vo­re­ci­dos de la po­bla­ción.

Al igual co­mo su­ce­de con las es­pe­cia­li­da­des mé­di­cas, las aten­cio­nes odon­to­ló­gi­cas se con­cen­tran en el sec­tor pri­va­do y en los gran­des cen­tros ur­ba­nos.

En el ca­so de Flo­ri­da, los tres pro­fe­sio­na­les que ejer­cen en la co­mu­na no dan abas­to, lo mis­mo que ocu­rre en las lo­ca­li­da­des ru­ra­les más ale­ja­das de los cen­tros ur­ba­nos más po­bla­dos del país.

Si bien en los úl­ti­mos años he­mos avan­za­do gra­cias a po­lí­ti­cas pú­bli­cas que bus­can au­men­tar la equi­dad en la aten­ción de sa­lud, los desafíos to­da­vía son ma­yúscu­los.

Los pro­gra­mas de sa­lud oral in­te­gral con co­ber­tu­ra GES que fa­vo­re­cen a la em­ba­ra­za­da, a ni­ños de seis años, a adul­tos ma­yo­res de 60 y la aten­ción de ur­gen­cia odon­to­ló­gi­ca am­bu­la­to­ria, son avan­ces, pe­ro aún que­dan gru­pos eta­rios im­por­tan­tes sin fo­ca­li­za­ción en la aten­ción.

De acuer­do con es­ta­dís­ti­cas, só­lo un ter­cio de la po­bla­ción tie­ne ac­ce­so a aten­ción odon­to­ló­gi­ca, pe­ro só­lo un 13% con­sul­ta por lo me­nos una vez al año.

El ac­ce­so tie­ne di­rec­ta re­la­ción con el ni­vel so­cio­eco­nó­mi­co y edu­ca­cio­nal de la po­bla­ción. Sin du­da, una gran bre­cha en sa­lud que, des­de las uni­ver­si­da­des, po­de­mos con­tri­buir a re­du­cir.

Acu­dir al odon­tó­lo­go si­gue sien­do un lu­jo pa­ra los sec­to­res más des­fa­vo­re­ci­dos de la po­bla­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.