Ba­di­lla po­ne pa­ños fríos a fuer­tes de­cla­ra­cio­nes de di­ri­gen­te RN con­tra Har­boe

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLÍTICA - Mar­cos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Los di­chos del pa­sa­do miér­co­les del vi­ce­pre­si­den­te pro­vin­cial de Re­no­va­ción Na­cio­nal (RN), Ed­gard San­do­val, en con­tra del se­na­dor Fe­li­pe Har­boe (PPD), no de­ja­ron a na­die in­di­fe­ren­te, me­nos a sus com­pa­ñe­ros de par­ti­do, ya que ayer de­bie­ron sa­lir a “po­ner pa­ños fríos” a las fuer­tes de­cla­ra­cio­nes ex­pre­sa­das por el jo­ven di­ri­gen­te, quien acu­só al par­la­men­ta­rio de te­ner un tra­to ma­to­nes­co y lo aso­ció con el fi­nan­cia­mien­to ile­gal de la po­lí­ti­ca.

El en­car­ga­do de ba­jar­le el per­fil a las crí­ti­cas fue el con­se­je­ro re­gio­nal (co­re) por la pro­vin­cia, Patricio Ba­di­lla (RN), quien par­tió por acla­rar la alu­sión al tra­to ma­to­nes­co. “Hay que ha­cer­se res­pon­sa­ble de sus pa­la­bras; a mí esos di­chos no me gus­tan, los en­cuen­tro muy fuer­tes, y no es­tán acor­des con la dig­ni­dad de las au­to­ri­da­des. (…) Uno a ve­ces ac­túa de acuer­do con sus emo­cio­nes”, ex­pli­có.

So­bre la alu­sión al fi­nan­cia­mien­to ile­gal de la po­lí­ti­ca, Ba­di­lla ex­pu­so que “yo en­tien­do que es­te te­ma se es­tá ana- li­zan­do; yo pre­fie­ro no pro­fun­di­zar por­que pue­do he­rir sen­si­bi­li­da­des, fue­ra que uno pue­de caer en el error del des­co­no­ci­mien­to. Pa­ra de­cir eso se tie­nen que ma­ne­jar to­dos los an­te­ce­den­tes, y esos da­tos yo los ten­go por­que lo que he es­cu­cha­do sim­ple­men­te, pe­ro a mí no me cons­ta pa­ra ase­gu­rar lo que di­jo Ed­gard”.

A raíz de la si­tua­ción se le pre­gun­tó si ana­li­za­rán las pró­xi­mas vo­ce­rías del vi­ce­pre­si­den­te lo­cal, an­te lo cual el co­re ex­pre­só que “no sé si se re­vi­sa­rán nue­vas in­ter­ven­cio­nes, no lo creo. Aho­ra nos de­di­ca­re­mos co­mo par­ti­do a tra­ba­jar 100% en las cam­pa­ñas”.

En vis­ta de esa res­pues­ta, se le pre­gun­tó si los di­chos del di­ri­gen­te lo­cal re­pre­sen­tan a to­da RN lo­cal, a lo cual Ba­di­lla res­pon­dió que “co­mo vi­ce­pre­si­den­te tie­ne res­pon­sa­bi­li­dad co­mo par­te de la me­sa. Pue­de que al­gu­nas pa­la­bras no nos re­pre­sen­ten, pe­ro con el fon­do es­ta­mos ab­so­lu­ta­men­te de acuer­do. A lo me­jor los tér­mi­nos que él apli­có qui­zá no fue­ron los más ami­ga­bles”.

So­bre la po­si­bi­li­dad de pe­dir dis­cul­pas al par­la­men­ta­rio del PPD, Ba­di­lla res­pon­dió que “yo creo que no hay que pe­dir per­dón, por­que com­par­ti­mos el fon­do. Con res­pec­to a la for­ma, qui­zá con las pa­la­bras, eso de­bie­ra ver­lo él. Pue­de que in­clu­so es­tos con­cep­tos es­tén den­tro de su vo­ca­bu­la­rio nor­mal, pe­ro es­to pa­sa por un te­ma per­so­nal”.

RES­PAL­DO A DE­CI­SIÓN DE VELOSO

El con­se­je­ro re­gio­nal pro­si­guió res­pal­dan­do la de­ci­sión de Veloso de ir por Tu­ca­pel, tras per­der las pri­ma­rias en Los Án­ge­les. Sos­tu­vo que “fue una de­ci­sión del par­ti­do. Fue una re­so­lu­ción a ni­vel na­cio­nal, ex­clu­si­va­men­te, a raíz del desa­rro­llo mos­tra­do en su ges­tión pa­sa­da en la co­mu­na de Tu­ca­pel. Es­to no fue por un em­pa­cho de Jai­me de ir por la ca­pi­tal pro­vin­cial; reite­ro, fue de­bi­do a la ex­pe­rien­cia lo­gra­da en la co­mu­na tu­ca­pe­li­na”.

So­bre por qué no se trans­pa­ren­tó la po­si­bi­li­dad de ir tam­bién por Tu­ca­pel si no se lo­gra­ba el cu­po en Los Án­ge- les, Ba­di­lla ma­ni­fes­tó que “no­so­tros pen­sa­mos que te­nía­mos una car­ta muy po­ten­te pa­ra la co­mu­na, por ello nun­ca pen­sa­mos que po­día­mos te­ner una de­rro­ta en Los Án­ge­les”.

CRÍ­TI­CAS DE AL­GU­NOS SEC­TO­RES A VELOSO

Apro­ve­chan­do el diá­lo­go con el co­re de RN se le con­sul­tó so­bre al­gu­nas crí­ti­cas a la ges­tión de Veloso en Tu­ca­pel, es­pe­cí­fi­ca­men­te so­bre even­tua­les irre­gu­la­ri­da­des en su ad­mi­nis­tra­ción, in­clu­so co­no­ci­das por la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pu­bli­ca.

Con res­pec­to a eso, Ba­di­lla ar­gu­men­tó que “mu­chas ve­ces la Con­tra­lo­ría fue al mu­ni­ci­pio y nun­ca en­con­tró na­da, nin­gu­na acu­sa­ción ni na­da for­mal. Por eso yo en­cuen­tro que eso fue só­lo un vo­la­de­ro de lu­ces, que úl­ti­ma­men­te han tra­ta­do de re­flo­tar­lo”.

So­bre quié­nes se­rían los res­pon­sa­bles de le­van­tar esas acu­sa­cio­nes, el co­re de­cla­ró que “hay de re­pen­te en­vi­dia, ma­nos ne­gras, in­for­ma­ción ter­gi­ver­sa­da só­lo pa­ra cau­sar da­ño. En de­fi­ni­ti­va no exis­te nin­gu­na acu­sa­ción que ha­ya lle­ga­do a tér­mino y la gen­te de Tu­ca­pel sa­be eso, por eso lo es­tán pi­dien­do”.

El co­re de Re­no­va­ción Na­cio­nal ex­pu­so que al­gu­nos tér­mi­nos no es­tu­vie­ron acor­des con la au­to­ri­dad, sin em­bar­go, no re­pa­ró en coin­ci­dir en las crí­ti­cas.

LA VO­CE­RÍA DEL PAR­TI­DO la reali­zó su vi­ce­pre­si­den­te, Ed­gard San­do­val (RN).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.