Cua­tro ex­pul­sio­nes es­co­la­res re­gis­tró la Pro­vin­cia de Bio­bío du­ran­te el 2015

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLÍTICA -

Un re­cien­te in­for­me de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Edu­ca­ción pu­so nue­va­men­te en la pa­les­tra el te­ma de las ex­pul­sio­nes es­co­la­res, san­cio­nes con­si­de­ra­das co­mo ex­tre­mas por el sis­te­ma edu­ca­ti­vo chi­leno, pe­ro que son per­mi­ti­das ba­jo la ac­tual le­gis­la­ción es­co­lar.

Se­gún el ca­tas­tro que to­mó co­mo re­fe­ren­cia el año 2015, con da­tos in­for­ma­dos por los apo­de­ra­dos, en la Pro­vin­cia de Bio­bío se cons­ta­tó que hu­bo cua­tro ex­pul­sio­nes es­co­la­res, de las cua­les dos fue­ron en Los Án­ge­les, una en Ca­bre­ro y una más en Negrete.

A ni­vel re­gio­nal la ci­fra se em­pi­nó en 24 ex­pul­sio­nes es­co­la­res, ubi­can­do al Bio­bío en la quin­ta con ma­yor nú­me­ro.

A pe­sar de es­ta es­ta­dís­ti­ca, el di­rec­tor re­gio­nal de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Edu­ca­ción, Dal­ton Cam­pos Se­guin, no des­car­tó la po­si­bi­li­dad de una ci­fra ne­gra, ya que “los nú­me­ros que no­so­tros ma­ne­ja­mos co­mo ser­vi­cio son aque­llas me­di­das dis­ci­pli­na­rias que ex­clu­si­va­men­te lle­ga­ron a nues­tro co­no­ci­mien­to, ya sea por­que los apo­de­ra­dos no qui­sie­ron con­cu­rrir a nues­tro ser­vi­cio o sim­ple­men­te no es­ta­ban en co­no­ci­mien­to de su exis­ten­cia”.

Es­ta si­tua­ción ten­drá un cam­bio pro­fun­do pa­ra es­te 2016 con la Ley de In­clu­sión, pues aho­ra se­rá ma­te­ria de ex­clu­si­va com­pe­ten­cia de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Edu­ca­ción, la que de­be­rá apro­bar la me­di­da dis­ci­pli­na­ria. “Es­te año va ser dis­tin­to por­que se va ne­ce­si­tar la vi­sa­ción de no­so­tros pa­ra la me­di­da, y pa­ra se­pa­rar al ni­ño, en la prác­ti­ca, de la sa­la de cla­ses, una vez que nues­tro ser­vi­cio lo au­to­ri­ce”, pre­ci­só.

Va­le men­cio­nar que du­ran­te el 2016 se han re­ci­bi­do 78 ex­pe­dien­tes de ex­pul­sión pa­ra su re­vi­sión a ni­vel na­cio­nal, de los cua­les ocho co­rres­pon­den a la Re­gión del Bio­bío.

“Los nú­me­ros que no­so­tros ma­ne­ja­mos co­mo ser­vi­cio son aque­llas me­di­das dis­ci­pli­na­rias que ex­clu­si­va­men­te lle­ga­ron a nues­tro co­no­ci­mien­to, ya sea por­que los apo­de­ra­dos no qui­sie­ron con­cu­rrir a nues­tro ser­vi­cio o sim­ple­men­te no es­ta­ban en co­no­ci­mien­to de su exis­ten­cia”. Dal­ton Cam­pos, di­rec­tor re­gio­nal de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Edu­ca­ción.

PREO­CU­PA­CIÓN POR ALUM­NOS DES­VIN­CU­LA­DOS

La au­to­ri­dad re­gio­nal de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Edu­ca­ción mos­tró su in­quie­tud por los es­tu­dian­tes que han si­do des­vin­cu­la­dos del sis­te­ma edu­ca­cio­nal, ya que del to­tal na­cio­nal de 490 de­nun­cias, el 17% de los es­tu­dian­tes no vol­vió a ma­tri­cu­lar­se des­pués de ser ex­pul­sa­do, mien­tras que el 10% que lo hi­zo re­pi­tió de cur­so, su­ma­to­ria que in­di­ca que un 27% per­dió el año es­co­lar.

Fue así co­mo de­mos­tró su in­quie­tud el di­rec­tor re­gio­nal de la en­ti­dad. “Los nú­me­ros re­fle­ja­ron reali­da­des preo­cu­pan­tes, so­bre to­do con los alum­nos que fue­ron so­me­ti­dos a la me­di­da de ex­pul­sión, es por ello que se de­be re­cor­dar que la san­ción es ex­tre­ma y de­be ser pro­por­cio­nal a los he­chos, pues no de­be­mos ol­vi- dar que el alumno al que es­ta­mos san­cio­nan­do es miem­bro de la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va”, pun­tua­li­zó.

FAL­TAS QUE MOTIVARON LA SAN­CIÓN EX­TRE­MA

El in­for­me na­cio­nal en­tre­gó da­tos so­bre la cau­sa de la san­ción dis­ci­pli­na­ria, in­di­can­do que un 62% fue por acu­mu­la­ción de fal­tas dis­ci­pli­na­rias, co­mo por ejem­plo, ha­blar por ce­lu­lar, mo­les­tar a com­pa­ñe­ros o gri­tar en cla­ses; un 31% por si­tua­cio­nes re­la­cio­na­das con vio­len­cia y ries­gos, co­mo agre­sio­nes o si­tua­cio­nes aso­cia­das con el con­su­mo de dro­gas, y un 7% fue­ron ti­pi­fi­ca­dos co­mo otras, en la que se enu­me­ran si­tua­cio­nes aso­cia­das con pro­ble­mas con apo­de­ra­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.