Me­nor de 17 años gol­peó a su víc­ti­ma tras ro­bar­le ce­lu­lar en La­ja

Des­de Ca­ra­bi­ne­ros de Chi­le lla­ma­ron a la co­mu­ni­dad a te­ner cui­da­do al mo­men­to de efec­tuar transac­cio­nes que in­vo­lu­cren es­te ti­po de equi­pos elec­tró­ni­cos.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLICIAL -

Dos per­so­nas de­te­ni­das, una de ellas me­nor de edad, fue el sal­do que de­jó un ope­ra­ti­vo po­li­cial efec­tua­do en la co­mu­na de La­ja.

El he­cho ocu­rrió al­re­de­dor de las 10 de la no­che, mo­men­tos en que per­so­nal del plan cua­dran­te de se­gu­ri­dad pre­ven­ti­va de La­ja se tras­la­dó a ca­lle An­ga­mos a raíz de una de­nun­cia por el de­li­to de ro­bo con vio­len­cia.

“La víc­ti­ma, una me­nor de edad, se en­con­tra­ba ven­dien­do un te­lé­fono ce­lu­lar de su pro­pie­dad y, a tra­vés de la red so­cial de Fa­ce­book, se con­tac­tó con un su­pues­to com­pra­dor, al que le dio la di­rec­ción de su ca­sa”, re­la­tó el sub­co­mi­sa­rio de Ca­ra­bi­ne­ros de La­ja, ca­pi­tán Fredy Pa­rra.

El ofi­cial agre­gó que es­ta per­so­na con­cu­rrió al lu­gar y, al te­ner el apa­ra­to en sus ma­nos, la agre­dió “con un gol­pe de pu­ño en su ros­tro y hu­yó del lu­gar”.

Tras aco­ger la de­nun­cia, per­so­nal po­li­cial efec­tuó un re­co­rri­do a fin de dar con quien es­ta­ba sien­do sin­di­ca­do co­mo au­tor del de­li­to.

Se tra­ta­ría de un me­nor de edad, quien fue sor­pren­di­do al in­te­rior de su ca­sa; se­gún ex­pre­só Pa­rra, al mo­men­to de per­pe­trar el de­li­to, el ado­les­cen­te ha­bría es­ta­do co­lu­di­do con su her­mano ma­yor, por lo que am­bos fue­ron de­te­ni­dos por el de­li­to de ro­bo con in­ti­mi­da­ción.

Asi­mis­mo, el ofi­cial sos­tu­vo que al mo­men­to es­ta úl­ti­ma per­so­na ha­bría sos­te­ni­do que el te­lé­fono era de su pro­pie­dad y que ha­cía unos tres me­ses se lo ha­bían hur­ta­do, sin­di­can­do a la víc­ti­ma co­mo la res­pon­sa­ble del he­cho.

Por lo an­te­rior, “ha­bría en­via­do a su her­mano a con­sul­tar­le por ello, ya que él co­no­cía a la víc­ti­ma. El her­mano te­nía el te­lé­fono en su po­der, sa­lió des­de don­de es­ta­ba vien­do la transac­ción el adul­to, se lo en­tre­gó y el me­nor agre­dió con un gol­pe de pu­ño a la víc­ti­ma, és­ta se ca­yó y ahí hu­ye­ron los dos”, pun­tua­li­zó Pa­rra.

Los he­chos fue­ron pues­tos en co­no­ci­mien­to del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, des­de don­de el fis­cal de turno dis­pu­so man­te­ner la de­ten­ción de los im­pli­ca­dos pa­ra, pos­te­rior­men­te, pa­sar a con­trol de de­ten­ción en el Juz­ga­do de Ga­ran­tía de La­ja.

Nin­guno de las dos per­so­nas man­te­nía an­te­ce­den­tes po­li­cia­les por de­li­tos co­me­ti­dos con an­te­rio­ri­dad.

RE­CO­MEN­DA­CIO­NES

En la ac­tua­li­dad es ca­da vez más fre­cuen­te co­mer­cia­li­zar pro­duc­tos por me­dio de las re­des so­cia­les.

En ese sen­ti­do, Pa­rra sos­tu­vo que mu­chas ve­ces se tra­ta de pá­gi­nas crea­das pa­ra ven­der es­pe­cies que son de du­do­sa pro­ce­den­cia.

Por ello, ex­hor­tó a la co­mu­ni­dad a te­ner cui­da­do al mo­men­to de efec­tuar es­te ti­po de transac­cio­nes ya que, al ex­hi­bir las es­pe­cies en sus ca­sas, es­tán po­nien­do en ries­go la in­te­gri­dad fí­si­ca tan­to de sí mis­mos co­mo la de su gru­po fa­mi­liar.

Es­to por­que quien con­cu­rre pue­de tra­tar­se de un an­ti­so­cial que acu­de al lu­gar con la in­ten­ción de apro­piar­se de esas es­pe­cies, agre­dien­do o in­ti­mi­dan­do al pro­pie­ta­rio.

Por lo mis­mo, “no es re­co­men­da­ble es­ta prác­ti­ca por­que se des­co­no­ce la pro­ce­den­cia de la es­pe­cie. Si van a com­prar, há­gan­lo en los lo­ca­les es­ta­ble­ci­dos don­de les en­tre­guen co­mo res­pal­do al­gu­na bo­le­ta o cer­ti­fi­ca­do de pro­pie­dad”, pun­tua­li­zó el ofi­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.