Otra pro­pues­ta pa­ra las pen­sio­nes: la cuen­ta de aho­rro

Ex­per­to de la U. Ma­yor, sos­tie­ne que las personas de­be­rían po­der dis­po­ner de los re­cur­sos an­te si­tua­cio­nes más con­ve­nien­tes.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - ECONOMÍA - Se­bas­tián Díaz San­do­val pren­sa­la­tri­bu­na@gmail.com

Des­de ha­ce unas se­ma­nas, el sis­te­ma de las Ad­mi­nis­tra­do­ras de Fon­dos de Pen­sio­nes (AFP) es­tá en el ta­pe­te, don­de mu­chos bus­can y pro­po­nen dis­tin­tas so­lu­cio­nes pa­ra me­jo­rar un sis­te­ma que pa­ra la gran ma­yo­ría de las personas – se­gún las es­ta­dís­ti­cas-, no es­tá fun­cio­nan­do co­mo de­bie­ra.

So­bre el te­ma, el do­cen­te de la ca­rre­ra de in­ge­nie­ría co­mer­cial de la Uni­ver­si­dad Ma­yor, Sa­muel Her­mo­si­lla, ase­gu­ró a La Tribuna que “el Aho­rro Pre­vi­sio­nal Vo­lun­ta­rio (APV) es un aho­rro que la per­so­na ha­ce de for­ma ex­tra­or­di­na­ria res­pec­to de la co­ti­za­ción obli­ga­to­ria de la AFP. Es­to se ha­ce cuan­do la per­so­na ve que la co­ti­za­ción no le va a al­can­zar pa­ra la ju­bi­la­ción que quie­res y qui­zás tie­ne al­gu­nos otros in­gre­sos o al­gu­nos otros re­cur­sos que pue­de de­di­car a la par­te pre­vi­sio­nal, lo ha­ce vía APV, que pue­de ha­cer­se por des­cuen­to de pla­ni­llas o por apor­tes úni­cos”.

En cuan­to a los in­cen­ti­vos de es­te sis­te­ma, el ex­per­to de­ta­lló que lo que se aho­rra se re­du­ce de los tra­mos de im­pues­tos, es de­cir, per­mi­te re­ba­jar la car­ga im­po­si­ti­va.

CUEN­TAS DE AHO­RRO

Una de las ideas que se han pro­pues­to pa­ra me­jo­rar el ac­tual sis­te­ma de aho­rro, na­ció una que ya se es­tá uti­li­zan­do, que es rea­li­zar una es­pe­cie de cuen­ta de aho­rro que per­mi­ti­ría a las personas sa­car el di­ne­ro guar­da­do en ca­so de al­gu­na emer­gen­cia. En ese sen­ti­do, el ex­per­to des­ta­có que “la gen­te se ha da­do cuen­ta de que a ve­ces tie­ne re­cur­sos no me­no­res in­ver­ti­dos en las AFP, pe­ro co­mo tie­nen un fin pre­vi­sio­nal, no pue­den dis­po­ner de esos re­cur­sos. A ve­ces ellos tie­nen al­gún pro­ble­ma per­so­nal, quie­ren com­prar­se una vi­vien­da y no pue­den echar mano por lo de la AFP y una al­ter­na­ti­va es que uno pue­da sa­car cier­tos re­cur­sos des­de es­tas en­ti­da­des”.

A ello, agre­gó que te­ner otro ti­po de aho­rro, “una de las ven­ta­jas que de­bie­ra te­ner es po­der dis­po­ner de esos fon­dos cuan­do se quie­ra”.

Pe­se a lo an­te­rior, des­ta­có que es una idea fac­ti­ble de lle­var a ca­bo, en la me­di­da de que la per­so­na es­té en con­di­cio­nes de de­mos­trar que va a ha­cer un uso res­pon­sa­ble del di­ne­ro.

¿SE PUE­DE DE­JAR DE CO­TI­ZAR DES­PUÉS DE LOS 65 AÑOS?

Du­ran­te es­tas se­ma­nas, se ha he­cho vi­ral unas de­cla­ra­cio­nes he­chas por Gino Lo­ren­zi, crea­dor de “Fe­li­ces y Fo­rra­dos”, don­de ex­pu­so que se pue­de de­jar de co­ti­zar el 12% de la pre­vi­sión lue­go de cum­plir los años pa­ra ju­bi­lar­se, es de­cir 65 pa­ra los hom­bres y 60 las mu­je­res.

“Co­mo se es­tán dan­do pen­sio­nes ba­jas, la gen­te si­gue co­ti­zan­do des­pués de ju­bi­lar, en­ton­ces él di­ce que una vez que se cum­ple la edad de ju­bi­la­ción, no se co­ti­ce más y si no se co­ti­za más, se de­jan de des­con­tar el 12% de la ren­ta bru­ta que va a la AFP y se aho­rra­ría una co­mi­sión de 10 a 15 mil pe­sos que la AFP co­bra”, ar­gu­men­tó.

En esa lí­nea Her­mo­si­lla afir­mó que lo que se da en es­te ti­po de ca­sos es lo que en eco­no­mía lla­man im­per­fec­cio­nes del mer­ca­do. “Aquí hay una asi­me­tría de in­for­ma­ción, el clien­te ni si­quie­ra sa­be dón­de es­tá in­ver­ti­do su di­ne­ro o los ries­gos a los que es­tá ex­pues­tos, pe­ro los que tra­ba­jan en la AFP sí sa­ben de fi­nan­zas, in­ver­sio­nes y co­no­cen la ley al re­vés y al de­re­cho. La gen­te no sa­be a lo que tie­ne de­re­cho o qué de­be o no de­be ha­cer y es­ta asi­me­tría de­be­ría co­rre­gir­se, por­que hay una des­in­for­ma­ción tan gran­de que al fi­nal na­die sa­be na­da y na­die ha­ce na­da”, ase­gu­ró.

Ade­más, el do­cen­te de la ca­rre­ra de in­ge­nie­ría co­mer­cial de la Uni­ver­si­dad Ma­yor ex­pre­só que las Ad­mi­nis­tra­do­ras de Fon­dos de Pen­sio­nes (AFP) es­tán re­gu­la­das por una Su­pe­rin­ten­den­cia, por lo que si una per­so­na va a pe­dir rea­li­zar es­te trá­mi­te, la ins­ti­tu­ción no pue­de ne­gar­se, se de­be ha­cer el pro­ce­di­mien­to.

Igual­men­te, ma­ni­fes­tó que no es de la idea de eli­mi­nar el sis­te­ma ac­tual, por­que lo con­si­de­ra bueno, aun­que di­jo que “veo que la AFP fi­nal­men­te no cum­plió con las ren­ta­bi­li­da­des que te­nía es­ti­ma­das cuan­do par­tió el sis­te­ma”

Por úl­ti­mo, ex­pli­có que “si yo pro­yec­to la edad de es­te país y los in­gre­sos de las personas, veo que va­mos en­ca­mi­na­dos a ser un país de vie­jos y po­bres”.

EL EX­PER­TO DES­TA­CÓ la idea de que se pue­da sa­car di­ne­ro pa­ra com­pras im­por­tan­tes, co­mo por ejem­plo de una vi­vien­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.