Otor­gar el me­jor ali­men­to des­de la cu­na

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - An­drea Sal­da­ña León. Di­rec­to­ra Re­gio­nal Jun­ji Bio­bío

Du­ran­te los úl­ti­mos días, me emo­cio­na ver co­mo di­fe­ren­tes sec­to­res e ins­ti­tu­cio­nes es­cri­ben en Dia­rio La Tribuna, acer­ca de la lac­tan­cia ma­ter­na por­que no hay du­da que es el ali­men­to ideal pa­ra los ni­ños y ni­ñas, ya que les ase­gu­ra una nu­tri­ción óp­ti­ma, un buen cre- ci­mien­to y de­sa­rro­llo, y fa­vo­re­ce el ape­go en­tre el be­bé y su ma­dre, en­tre mu­chos otros be­ne­fi­cios. In­dis­cu­ti­ble­men­te, nos su­ma­mos a es­te gran tra­ba­jo de di­ver­sos ac­to­res so­cia­les y or­ga­ni­za­cio­nes pa­ra apo­yar y mo­ti­var a las madres a con­ti­nuar ama­man­tan­do, es­pe­cial­men­te a quie­nes no con­fían en que su le­che es bue­na pa­ra el de­sa­rro­llo de su be­bé, o pien­san que no van a po­der ama­man­tar por ra­zo­nes de tra­ba­jo o es­tu­dio, por des­co­no­ci­mien­to de los de­re­chos de pro­tec­ción a la ma­ter­ni­dad y a la in­fan­cia, o tal vez por fal­ta de apo­yo de su pa­re­ja, de su fa­mi­lia, de la sociedad.

Des­de la cu­na y co­mo apo­yo a to­das las madres, pro­mo­ve­mos es­te há­bi­to con sa­las de lac­tan­cia acon­di­cio­na­das pa­ra ellas en unión a su hi­jo e hi­ja. Igual­men­te, ca­da año, jun­to al Min­sal, en­tre­ga­mos cer­ti­fi­ca­cio­nes a los jar­di­nes in­fan­ti­les más com­pro­me­ti­dos con un ali­men­to na­tu­ral inigua­la­ble, en re­co­no­ci­mien­to a su la­bor en es­te ám­bi­to. Son los de­no­mi­na­dos Jial­ma, Jar­dín In­fan­til Ami­go de la Lac­tan­cia Ma­ter­na. La bue­na no­ti­cia es que ca­da año, pue­den pos­tu­lar a la acre­di­ta­ción más cen­tros edu­ca­ti­vos, cum­plien­do 10 pa­sos fun­da­men­ta­les co­mo pla­nes, pro­gra­mas, ma­te­rial edu­ca­ti- vo, y tra­ba­jo con la co­mu­ni­dad. Tras la pos­tu­la­ción, los re­pre­sen­tan­tes de la Co­mi­sión Na­cio­nal de Lac­tan­cia Ma­ter­na, a la luz de los an­te­ce­den­tes re­co­pi­la­dos por los eva­lua­do­res, co­mu­ni­can a la Di­rec­ción Re­gio­nal de Jun­ji, la nó­mi­na de jar­di­nes In­fan­ti­les que cum­ple con los re­qui­si­tos pa­ra ser dis­tin­gui­do con la pla­ca Jial­ma, otor­ga­da por Jun­ji-uni­cef-co­nal­ma (Co­mi­sión Na­cio­nal de Lac­tan­cia Ma­ter­na), y así re­le­var el apo­yo brin­da­do por el Jar­dín In­fan­til a las ac­cio­nes de pro­tec­ción y fo­men­to de la lac­tan­cia ma­ter­na.

La ex­pe­rien­cia de los Jar­di­nes in­fan­ti­les Jial­ma, ha si­do tan en­ri­que­ce­do­ra pa­ra apo­yar a las madres que se in­vo­lu­cra to­do el equi­po edu­ca­ti­vo pa­ra mo­ti­var­las en la prác­ti­ca de ama­man­ta­mien­to de sus hi­jos, lo­grar man­te­ner­la y sa­ber qué co­no­ci­mien­tos po­seen al res­pec­to, qué apo­yo tie­nen de su fa­mi­lia, o de otros ac­to­res cla­ves en su vi­da, pa­ra no sus­pen­der la ali­men­ta­ción al pe­cho. Las sa­las cu­na de la Jun­ji, es­tán ha­bi­li­ta­das con zo­nas de ama­man­ta­mien­to y con­te­ne­do­res es­pe­cia­les pa­ra que las madres de­jen su le­che a fin de en­tre­gar el nu­tri­ti­vo ali­men­to a sus hi­jos e hi­jas por­que te­ne­mos co­mo pro­pó­si­to pro­te­ger la con­ti­nui­dad de la lac­tan­cia ma­ter­na en los ni­ños y ni­ñas des­de que in­gre­san a la sa­la cu­na.

Du­ran­te to­do el año, de­be­mos unir­nos pa­ra sen­si­bi­li­zar a la co­mu­ni­dad y lo­grar un com­pro­mi­so de en­tre­gar me­jor vi­da des­de la cu­na. Con la lac­tan­cia, las madres tie­nen una opor­tu­ni­dad pri­vi­le­gia­da pa­ra de­mos­trar amor, cui­da­do y pro­tec­ción, ade­más de en­tre- gar to­do el con­te­ni­do nu­tri­cio­nal que ne­ce­si­ta. Apo­ye­mos a las nue­vas madres, ase­gu­rán­do­nos que ca­da una de ellas, re­ci­ba la in­for­ma­ción so­bre lac­tan­cia ma­ter­na y pro­mo­va­mos es­ta prác­ti­ca. A nin­gu­na mujer de­be im­pe­dír­se­le ejer­cer es­te de­re­cho, y se de­ben eli­mi­nar los obs­tácu­los. En el go­bierno de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let, ya se en­cuen­tra en tra­mi­ta­ción un pro­yec­to de ley que es­ta­ble­ce me­di­das de pro­tec­ción a la lac­tan­cia ma­ter­na co­mo un de­re­cho fun­da­men­tal de la in­fan­cia y de las madres y que ade­más san­cio­na to­do ti­po de in­ter­ven­cio­nes que lo li­mi­ten o res­trin­jan.

La ex­pe­rien­cia de los Jar­di­nes in­fan­ti­les Jial­ma, ha si­do tan en­ri­que­ce­do­ra pa­ra apo­yar a las madres que se in­vo­lu­cra to­do el equi­po edu­ca­ti­vo pa­ra mo­ti­var­las en la prác­ti­ca de ama­man­ta­mien­to de sus hi­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.