La ta­rea es no ge­ne­ra­li­zar

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN -

La fra­se “ta­rea es sin ta­rea” apa­re­ce per­ma­nen­te­men­te en las re­des so­cia­les, su­man­do fans y crí­ti­cas al sis­te­ma es­co­lar. An­tes de dar un “like” a es­te mo­vi­mien­to, qui­sie­ra in­vi­tar­los a exa­mi­nar só­lo al­gu­nos pun­tos. Cuan­do se ha­bla del “sin ta­reas”… 1.- ¿Im­por­ta el ni­vel que cur­sa el alumno ( pri­mer ci­clo bá­si­co, se­gun­do ci­clo bá­si­co, en­se­ñan­za me­dia)? ¿No que­re­mos que en nin­gún ni­vel se en­tre­guen ta­reas?

2.- ¿ Im­por­ta la du­ra­ción de la ta­rea? Es de­cir, una ta­rea de 30 mi­nu­tos al día, una de 1 ho­ra, 2 ho­ras, 4 ho­ras, ¿es lo mis­mo? ¿No que­re­mos nin­gún ti­po de ta­rea, in­de­pen­dien­te de cuán­to tiem­po le de­man­de al es­tu­dian­te rea­li­zar­la?

3.- ¿Im­por­ta la jor­na­da es­co­lar del alumno? Si los es­tu­dian­tes sa­len del colegio po­co más allá del me­dio día, o si lo ha­cen en la tar­de. ¿En los dos ca­sos, op­ta­mos por no dar­les ta­rea?

4.- ¿Im­por­ta la ca­li­dad y per­ti­nen­cia de la ta­rea? Si la ta­rea es sig­ni­fi­ca­ti­va y pro­mue­ve el apren­di­za­je, ¿tam­po­co que­re­mos que los alum­nos la re­suel­van?

5.- ¿ Im­por­ta si el alumno es­tá en con­di­cio­nes de ha­cer la ta­rea de ma­ne­ra au­tó­no­ma o si re­quie­re de los pa­dres, o de in­su­mos que no tie­ne, pa­ra ha­cer­la? Si el ni­ño/ a pue­de ha­cer la ta­rea sin ayu­da y sin ma­te­ria­les ex­tra, ¿tam­po­co que­re­mos que el pro­fe­sor le en­tre­gue la ta­rea?

Creo que de­mo­ni­zar la “ta­rea” co­mo tal, sin ha­cer­nos es­tas pre­gun­tas pue­de lle­var­nos a to­mar una ma­la de­ci­sión. Una ta­rea no es ma­la, si es­tá bien con­cep­tua­li­za­da se­gún: la edad del ni­ño, el tiem­po que lle­va re­sol­ver­la, cuán per­ti­nen­te y sig­ni­fi­ca­ti­va es en tér­mi­nos de apren­di­za­je, y si es una ta­rea pa­ra el alumno y no pa­ra los pa­dres.

Lo im­por­tan­te es cues­tio­nar­nos, por un la­do, acer­ca de la per­ti­nen­cia y uti­li­dad de la ta­rea. ¿ Apren­de el ni­ño/a al­go al re­sol­ver­la? ¿Re­fuer­za lo apren­di­do en cla­ses? ¿Desa­rro­lla ha­bi­li­da­des que no te­nía? ¿Le en­tre­ga un va­lor agre­ga­do rea­li­zar­la? Por otro la­do, es ne­ce­sa­rio ana­li­zar su ob­je­ti­vo. Las ta­reas tam­bién tie­nen el sen­ti­do de desa­rro­llar la res­pon­sa­bi­li­dad y au­to­no­mía de los es­tu­dian­tes.

Mi hi­jo cur­sa ter­ce­ro bá­si­co. Sus ta­reas cum­plen con los pa­rá­me­tros an­tes se­ña­la­dos: no du­ran más de 30 mi­nu­tos, re­fuer­zan apren­di­za­jes que de­ben ser con­so­li­da­dos en ca­sa y le per­mi­ten desa­rro­llar su res­pon­sa­bi­li­dad ¿Le gus­ta a mi hi­jo ha­cer­las? No, nun­ca le ha gus­ta­do ha­cer ta­reas y, mu­chas ve­ces, eso se trans­for­ma en un pro­ble­ma por­que de­be rea­li­zar­las. Pe­ro, tam­po­co le gus­ta or­de­nar su pie­za o la­var­se los dien­tes, por lo que tam­bién dis­cu­ti­mos.

En­ton­ces, no es tan sim­ple de­cir: “me gus­ta” o “no me gus­ta” el mo­vi­mien­to de “la ta­rea es sin ta­rea”. Co­mo psi­có­lo­ga edu­ca­cio­nal, es­toy de acuer­do con las ta­reas en­tre­ga­das con cri­te­rio pe­da­gó­gi­co: ade­cua­das a la edad del ni­ño y su apren­di­za­je, cor­tas, sig­ni­fi­ca­ti­vas y que sean re­suel­tas du­ran­te la se­ma­na es­co­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.