So­ció­lo­go ase­gu­ra que ju­bi­lar más tar­de me­jo­ra au­to­es­ti­ma de los adul­tos mayores

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN -

Es­ta se­ma­na se die­ron a co­no­cer las pro­pues­tas de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let pa­ra “per­fec­cio­nar” el ac­tual sis­te­ma de pen­sio­nes. Pos­te­rior­men­te, la mi­nis­tra del Tra­ba­jo, Xi­me­na Rin­cón, hi­zo hin­ca­pié en que se de­be ana­li­zar un al­za en la edad de re­ti­ro de hom­bres y mu­je­res.

Pa­ra el so­ció­lo­go de la Uni­ver­si­dad de San­tia­go, Cris­tián Par­ker, ele­var los años pa­ra ju­bi­lar “es una me­di­da que pue­de ser con­du­cen­te, ade­cua­da y muy bien re­ci­bi­da tan­to pa­ra una per­so­na en con­di­cio­nes de ju­bi­lar co­mo pa­ra sus fa­mi­lia­res. El fac­tor de me­jo­rar la pen­sión jus­ti­fi­ca de ma­ne­ra so­bra­da un con­jun­to de me­di­das, en­tre las cua­les es­tá el ju­bi­lar des­pués”.

El es­pe­cia­lis­ta del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Avan­za­dos del plan­tel es­ta­tal ex­pli­có que “pro­lon­gar dos a tres años el pe­rio­do de ju­bi­la­ción pue­de afec­tar po­si­ti­va­men­te des­de el pun­to de vis­ta fa­mi­liar y de la au­to­ima­gen de quien es­tá pró­xi­mo a ju­bi­lar, co­mo au­to­va­len­te”.

Es­to, de­bi­do a que la fa­mi­lia tam­bién mo­di­fi­ca­ría su per­cep­ción so­bre los adul­tos mayores de los cua­les de­be en­car­gar­se. “Pa­ra el de­sa­rro­llo con dig­ni­dad de esos años, es muy im­por­tan­te que las personas ten­gan la per­cep­ción de que son au­to­va­len­tes y de que han he­cho un es­fuer­zo du­ran­te su vi­da que ha si­do bien re­com­pen­sa­do”, agre­gó.

Jun­to con ello, sos­tu­vo que “en la me­di­da en que las pen­sio­nes me­jo­ran, los ju­bi­la­dos se van a sen­tir me­jor des­de el pun­to de vis­ta psi­co­ló­gi­co y so­cial, pa­ra de­cir que la pen­sión al­can­za y que no tie­nen que es­tar de­pen­dien­do de sus hi­jos y nie­tos”.

JU­BI­LAR DES­PUÉS: UN HE­CHO

Pe­se a que la me­di­da no es­tá es­ta­ble­ci­da, pa­ra Par­ker la si­tua­ción ya se da en la prác- ti­ca. “Ju­bi­lar des­pués tam­bién es un he­cho. Ahí don­de hay ins­ti­tu­cio­nes o em­pre­sas que no obli­gan a ju­bi­lar en la edad le­gal, las personas se man­tie­nen tra­ba­jan­do, por­que su ju­bi­la­ción va a ser es­ca­sa o por­que se sien­ten en con­di­cio­nes de se­guir tra­ba­jan­do y les gus­ta su tra­ba­jo”, afir­mó.

No obs­tan­te, ad­vier­te que “una me­di­da ra­cio­nal es pro­lon­gar la edad de ju­bi­la­ción en una pro­por­ción me­nor, pe­ro no se en­ten­de­ría que ma­ña­na pro­pu­sie­ran una ley don­de los hom­bres y mu­je­res ju­bi­la­ran a los 70 años. Eso se­ría irra­cio­nal. Lo ra­zo­na­ble se­ría que se pro­lon­ga­ra en dos a tres años en ca­da ca­so”.

El es­pe­cia­lis­ta en­fa­ti­zó en que se de­ben to­mar con cau­te­la los ar­gu­men­tos pa­ra im­pul­sar una me­di­da de es­te ti­po, pe­ro que “en una pri­me­ra mi­ra­da, me pa­re­ce que no es ne­ga­ti­va la po­si­bi­li­dad, por mo­ti­vos de de­sa­rro­llo so­cial, ya que hoy las personas es­tán vi­vien­do más y tie­nen un pe­rio­do inac­ti­vo muy pro­lon­ga­do, de al­re­de­dor de 30 años”.

En to­do ca­so, des­car­ta que exis­tan op­cio­nes pa­ra re­ti­rar­se an­tes y que no es una obli­ga­ción, en es­tric­to ri­gor, lle­gar al to­pe de la edad de ju­bi­la­ción.

JU­GAN­DO CON FUE­GO

El so­ció­lo­go ad­vier­te que el Go­bierno se en­cuen­tra en un te­rreno de­li­ca­do. “En el ima­gi­na­rio co­lec­ti­vo ya se les ha he­cho la cruz a las AFP’S. La ca­lle di­ce no más AFP’S, y las pro­pues­tas del Go­bierno que se de­ba­ten hoy a ni­vel de la cla­se po­lí­ti­ca son co­mo mo­di­fi­ca­mos y re­for­ma­mos es­te sis­te­ma. En­ton­ces, ahí ha­brá un con­flic­to y una con­fron­ta­ción”, sos­tie­ne.

“Si uno plan­tea es­ta me­di­da con un cri­te­rio es­tric­ta­men­te eco­nó­mi­co y pa­ra sal­var las AFP’S, ob­via­men­te que no se­rá bien re­ci­bi­da. Se tie­ne que es­tu­diar qué im­pac­tos pue­de te­ner y re­sal­tar los be­ne­fi­cios en la mo­di­fi­ca­ción del es­ta­tus de la po­bla­ción de la ter­ce­ra edad, de lo que sig­ni­fi­ca vi­vir co­mo ju­bi­la­do y sen­tir que ya no se tie­ne ca­bi­da en una sociedad pro­duc­ti­vis­ta co­mo la nues­tra”, con­clu­yó.

MÁS ALLÁ DE LA PO­LÉ­MI­CA, sos­tie­ne que no es una po­si­bi­li­dad ne­ga­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.