Te­mas de mo­da v/s te­mas im­por­tan­tes

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Chi­le tie­ne fa­len­cias en di­ver­sas ma­te­rias, las AFP es una de ellas, pe­ro tam­bién fal­ta re­gu­la­ción al com­por­ta­mien­to de las au­to­ri­da­des y fun­cio­na­rios pú­bli­cos con po­der, pa­ra re­du­cir la co­rrup­ción. Se ne­ce­si­tan más ideas y nor­ma­ti­vas pa­ra re­du­cir la de­lin­cuen­cia, la de­sigual­dad, la dig­ni­dad de aten­ción en va­rios cen­tros de Sa­lud, in­fra­es­truc­tu­ra de edu­ca­ción y en fin, tan­tas co­sas que us­ted tie­ne el de­ber de in­tere­sar­se. Si no se in­for­ma, no le in­tere­sa, no vo­ta y pre­fie­re se­guir ana­li­zan­do la fa­rán­du­la y los realitys, des­pués no se que­je.

So­mos una sociedad que po­cas ve­ces le to­ma im­por­tan­cia a los te­mas que real­men­te nos in­vo­lu­cran co­mo chi­le­nos. Ge­ne­ral­men­te, se im­po­nen cam­bios le­gis­la­ti­vos o po­lí­ti­cos y el res­to del país, sim­ple­men­te an­da “ca­be­za ga­cha” co­mo de­cía el poe­ta an­ge­lino Ives Or­te­ga.

Sin em­bar­go, más allá de los te­mas que se to­ma­ron la agen­da de la se­ma­na, ta­les co­mo: la marraqueta en pe­li­gro, Pokémon Go, la nue­va imi­ta­ción de Kra­mer o la muer­te de un per­so­na­je que­ri­do en una te­le­se­rie, hay he­chos que tie­nen que te­ner más im­por­tan­cia. Cla­ra­men­te son te­mas in­tere­san­tes o en­tre­te­ni­dos, pe­ro no pue­den ocu­par la pri­me­ra lí­nea de los te­mas de con­ver­sa­ción.

Hoy la co­mu­ni­dad ha sa­li­do a la ca­lle a ma­ni­fes­tar­se por­que el sis­te­ma de pen­sio­nes, más allá de la de­fen­sa que reali­zó Jo­sé Pi­ñe­ra, es una realidad que el 2015, el pro­me­dio de las ju­bi­la­cio­nes por ve­jez al­can­zó los $191.331. Los ba­jos suel­dos, las ma­las con­di­cio­nes la­bo­ra­les, el tras­pa­so de las pér­di­das de las in­ver­sio­nes a los tra­ba­ja­do­res y tam­bién has­ta cier­to pun­to la irres­pon­sa­bi­li­dad de las pro­pias personas que no son cons­tan­tes en sus im­po­si­cio­nes, hoy tie­nen a la ter­ce­ra edad en cri­sis. La Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let ha he­cho su pro­pues­ta, el ex pre­si­den­te Se­bas­tián Pi­ñe­ra ha rea­li­za­do la su­ya y otros ac­to­res y eco­no­mis­tas han pro­pues­to al­gu­nas al­ter­na­ti­vas, pe­ro lo cier­to es que sur­gi­da la po­lé­mi­ca por la ju­bi­la­ción mi­llo­na­ria de My­riam Ola­te tras arre­glar su sa­li­da de gen­dar­me­ría, el pro­ble­ma so­cial no hi­zo más que es­ta­llar la olla a pre­sión a un asun­to que en el cor­to pla­zo, lo más pro­ba­ble es que no ten­ga so­lu­ción.

Es­te es un te­ma país que de­be­ría es­tar en las me­sas fa­mi­lia­res, en las con­ver­sa­cio­nes de ami­gos, pe­ro cuan­do es el mo­men­to, siem­pre sur­gen las vo­ces ta­les co­mo “pa­ra qué nos va­mos a amar­gar”, “ha­ble­mos de otra co­sa me­jor” y tan­tas otras que us­ted más de al­gu­na vez las ha es­cu­cha­do.

Chi­le tie­ne fa­len­cias en di­ver­sas ma­te­rias, las AFP es una de ellas, pe­ro tam­bién fal­ta re­gu­la­ción al com­por­ta­mien­to de las au­to­ri­da­des y fun­cio­na­rios pú­bli­cos con po­der, pa­ra re­du­cir la co­rrup­ción. Se ne­ce­si­tan más ideas y nor­ma­ti­vas pa­ra re­du­cir la de­lin­cuen­cia, la de­sigual­dad, la dig­ni­dad de aten­ción en va­rios cen­tros de Sa­lud, in­fra­es­truc­tu­ra de edu­ca­ción y en fin, tan­tas co­sas que us­ted tie­ne el de­ber de in­tere­sar­se.

Si no se in­for­ma, no le in­tere­sa, no vo­ta y pre­fie­re se­guir ana­li­zan­do la fa­rán­du­la y los realitys, des­pués no se que­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.