LO­MOS DE TO­RO

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Ro­dri­go Be­na­vi­des Ra­fael Ro­sell Ai­quel Decano Fa­cul­tad de De­re­cho Uni­ver­si­dad San Se­bas­tián

Se­ñor Di­rec­tor: Con­se­guir que se ins­ta­len lo­mos de to­ro no es na­da fá­cil, mu­chas ve­ces son los di­ri­gen­tes so­cia­les quie­nes to­can in­can­sa­ble­men­te las puer­tas es­pe­ran­do ser aten­di­dos con es­tas ne­ce­si­da­des, por eso me re­sul­ta in­sen­sa­to que no se pres­te aten­ción a es­te pro­ble­ma. En Sor Vi­cen­ta, en ave­ni­da Orien­te, hay dos co­le­gios que hoy no tie­nen sus lo­mos de to­ro. Los sa­ca­ron por­que sí, se aca­bó el as­fal­to, pe­ro na­die es­tá preo­cu­pa­do del te­ma. Pa­re­ce que las cam­pa­ñas ha­cen ol­vi­dar las ta­reas pen­dien­tes.

Des­de 2007 el Co­mi­té pa­ra la Con­ven­ción de los De­re­chos de los Ni­ños de la ONU ha ins­trui­do al Es­ta­do chi­leno que in­cor­po­re ple­na­men­te el prin­ci­pio del in­te­rés su­pe­rior del ni­ño en pro­gra­mas, po­lí­ti­cas, pro­ce­di­mien­tos ju­di­cia­les y ad­mi­nis­tra­ti­vos. Que se apli­que el prin­ci­pio del res­pe­to de la opi­nión del ni­ño, y pro­mue­va y fa­ci­li­te la par­ti­ci­pa­ción de és­te en to­dos los asun­tos que le afec­ten.

El Co­mi­té re­co­mien­da que Chi­le si­ga pro­mo­vien­do la exis­ten­cia de ho­ga­res de aco­gi­da co­mo for­ma de tu­te­la al­ter­na­ti­va y que el in­gre­so en ellos se uti­li­ce só­lo co­mo me­di­da de úl­ti­mo re­cur­so. Que se asig­nen su­fi­cien­tes re­cur­sos y se ve­le por el buen fun­cio­na­mien­to y su­per­vi­sión de ellos, pro­ce­dien­do a re­vi­sar pe­rió­di­ca­men­te las co­lo­ca­cio­nes, se­gún lo dis­pues­to en el ar­tícu­lo 25 de la Con­ven­ción. To­dos de­re­chos vul­ne­ra­dos sin con­si­de­ra­ción por nues­tro país.

Des­de lo ju­rí­di­co le­gis­la­ti­vo es­tán las he­rra­mien­tas y au­to­ri­da­des que de­ben cum­plir­las. Se de­be me­jo­rar la le­gis­la­ción, pe­ro a fin de cuen­tas son las ad­mi­nis­tra­cio­nes las que ha­cen la di­fe­ren­cia.

Ne­ce­si­ta­mos res­pon­der con sin­ce­ri­dad: ¿Que­re­mos co­mo sociedad avan­zar efec­ti­va­men­te en la de­fen­sa y pro­tec­ción de los de­re­chos hu­ma­nos de nues­tros ni­ños, ni­ñas y ado­les­cen­tes?

Si es así, ha­ga­mos las co­sas bien. No que­re­mos la­men­tar más me­no­res fa­lle­ci­dos por la inex­cu­sa­ble ne­gli­gen­cia de quie­nes los te­nían a su car­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.