Au­to­ri­da­des lo­ca­les de­fien­den anun­cio pre­si­den­cial so­bre mo­di­fi­ca­ción de AFP

Tam­bién se pro­nun­cia­ron so­bre la re­vi­sión de las ju­bi­la­cio­nes de las Fuer­zas Ar­ma­das y de Or­den.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLÍTICA - Mar­cos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

El anun­cio rea­li­za­do a prin­ci­pio de se­ma­na por la Pre­si­den­ta, Mi­che­lle Ba­che­let, so­bre mo­di­fi­car el sis­te­ma pri­va­do de pen­sio­nes, si­gue ge­ne­ran­do lec­tu­ras en la pro­vin­cia de Bio­bío, aho­ra de la mano de las au­to­ri­da­des lo­ca­les, los que no qui­sie­ron man­te­ner­se al mar­gen del de­ba­te pú­bli­co al res­pec­to.

Uno de ellos fue el se­na­dor por Bio­bío Cor­di­lle­ra, Fe­li­pe Har­boe (PPD), quien des­es­ti­mó por com­ple­to que el anun­cio pre­si­den­cial tu­vie­ra por fin ba­jar la efer­ves­cen­cia so­cial, ex­hi­bi­da en las úl­ti­mas mar­chas con­tra las AFPS en el país, co­mo alu­dió el di­ri­gen­te de la agru­pa­ción Indignados Los Án­ge­les, Agus­tín Abur­to, en una en­tre­vis­ta a La Tribuna.

Por el con­tra­rio, el par­la­men­ta­rio re­sal­tó que la je­fa de go­bierno se ha des­ta­ca­do du­ran­te sus man­da­tos, por una lu­cha en favor de for­ta­le­cer la pro­tec­ción so­cial, en­tre­gan­do be­ne­fi­cios a los que es­tán en edad de ju­bi­lar.

“La Pre­si­den­ta a di­fe­ren­cia de otros ex man­da­ta­rios ha te­ni­do un com­pro­mi­so cons­tan­te con el sis­te- ma pre­vi­sio­nal. Re­cor­de­mos que el año 2008 se reali­zó la ma­yor re­for­ma pre­vi­sio­nal del país, en don­de se creó el pi­lar so­li­da­rio y se per­mi­tió que más de un mi­llón de adul­tos mayores hoy ten­gan una pen­sión bá­si­ca so­li­da­ria”, ar­gu­men­tó.

Tras ello, el se­na­dor re­cha­zó que la pro­pues­ta de la je­fa de Es­ta­do sea úni­ca­men­te un maquillaje del sis­te­ma de AFP, pre­ci­san­do que es el co­mien­zo de una trans­for­ma­ción es­truc­tu­ral.

“Lo que es­tá ha­cien­do es sen­tar las ba­ses de una pro­fun­da re­for­ma. En es­ta pri­me­ra eta­pa es muy di­fí­cil ha­cer una re­for­ma es­truc­tu­ral al sis­te­ma, por­que que­dan 2 años y los pre­su­pues­tos es­tán com­pro­me­ti­dos, no obs­tan­te, (…) la po­si­bi­li­dad de es­ta­ble­cer una AFP es­ta­tal, que va obli­gar que el res­to de la in­dus­tria ten­ga que com­pe­tir, evi­tan­do que to­dos los fon­dos se va­yan a ella, va im­pli­car me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra los afi­lia­dos”, pun­tua­li­zó.

Otra au­to­ri­dad lo­cal que tam­bién qui­so en­tre­gar su vi­sión so­bre el anun­cio de la man­da­ta­ria, fue el go­ber­na­dor pro­vin­cial de Bio­bío, Luis Bar­ce­ló, el que le pu­so “pa­ños fríos” a los di­chos del di­ri­gen­te lo­cal de la CUT, Ale­jan­dro Yá­ñez, quien sos­tu­vo que el au­men­to de las co­ti­za- cio­nes en 5%, de car­go del em­plea­dor, ge­ne­ren des­pi­dos ma­si­vos.

“Es­ti­ma­mos que no es así, ya que el au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad com­pen­sa­rá a los em­pre­sa­rios. Ade­más se tra­ta de un al­za por­cen­tual de 0,5 anual den­tro de un pla­zo de 10 años”, ex­pli­có.

Pos­te­rior­men­te, la má­xi­ma au­to­ri­dad del Bio­bío re­sal­tó la obli­ga­ción de de­vol­ver las co­mi­sio­nes si no se ge­ne­ran ga­nan­cias, alu­dien­do que la pro­pues­ta bus­ca ge­ne­rar un mar­co más cla­ro.

“La pro­pues­ta de la Pre­si­den­ta es que ha­ya trans­pa­ren­cia y con­trol so­bre los fon­dos de los tra­ba­ja­do­res, ya que ellos son sus pro­pios due­ños. Las pér­di­das en los fon­dos de los tra­ba­ja­do­res no pue­den ser un ne­go­cio pa­ra na­die. Ade­más, es­to obli­ga­rá a las ad­mi­nis­tra­do­ras a ser mu­cho más efi­cien­tes en las in­ver­sio­nes”, en­fa­ti­zó.

RE­VI­SIÓN DE PEN­SIO­NES DE FF.AA

Un pun­to abor­da­do por am­bas au­to­ri­da­des fue la re­vi­sión que com­pro­me­tió la man­da­ta­ria a las pen­sio­nes de las Fuer­zas Ar­ma­das y de Or­den, si­tua­ción –apa­ren­te­men­te­mo­ti­va­da por las po­lé­mi­cas ju­bi­la­cio- nes co­no­ci­das en Gen­dar­me­ría.

Al res­pec­to el se­na­dor, Fe­li­pe Har­boe (PPD), sos­tu­vo que “lo ocu­rri­do con el abu­so de al­gu­nas pen­sio­nes en es­ta ins­ti­tu­ción, no ha­bi­li­ta rea­li­zar una mo­di­fi­ca­ción es­truc­tu­ral del sis­te­ma de pen­sio­nes de las fuer­zas de or­den y se­gu­ri­dad, léa­se In­ves­ti­ga­cio­nes, Ca­ra­bi­ne­ros y Gen­dar­me­ría. Pues­to que ellos tie­nen fun­ción de ries­go y sus suel­dos no son de mer­ca­do. Por ello, el go­bierno di­fie­re con ma­yor pro­tec­ción so­cial cuan­do ju­bi­lan”, ar­gu­men­tó.

A raíz de ello, se le in­vi­tó a pre­ci­sar si sus di­chos su­gie­ren una re­vi­sión –ex­clu­si­va- de las Fuer­zas Ar­ma­das, an­te lo cual el con­gre­sis­ta con­tes­tó que “es una al­ter­na­ti­va, por­que el cos­to que hoy día pa­ga el Es­ta­do por el sis­te­ma Di­pre­ca y Ca­pre­de­na, es ca­si el pre­su­pues­to del Mi­nis­te­rio de Obras pú­bli­cas com­ple­to y la mi­tad del de Vi­vien­da, es lo que se gas­ta al año. Fue­ra que no tie­nen un fun­ción de ries­go to­do el año”, co­men­tó.

Por su par­te, la má­xi­ma au­to­ri­dad de Bio­bío só­lo ma­ni­fes­tó que “más allá de lo su­ce­di­do en Gen­dar­me­ría es ne­ce­sa­rio re­vi­sar to­do el sis­te­ma de pen­sio­nes exis­ten­te en el país, sen­ten­ció.

“La po­si­bi­li­dad de es­ta­ble­cer una AFP es­ta­tal, que va obli­gar que el res­to de la in­dus­tria ten­ga que com­pe­tir, evi­tan­do que to­dos los fon­dos se va­yan a ella, va im­pli­car me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra los afi­lia­dos”. Fe­li­pe Har­boe, se­na­dor (PPD) por Bio­bío Cor­di­lle­ra.

RE­COR­DE­MOS QUE LA PRE­SI­DEN­TA, Mi­che­lle Ba­che­let, di­fun­dió la pro­pues­ta du­ran­te la se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.