Par­la­men­ta­rios au­sen­tes

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

A pe­sar que se han desa­rro­lla­do 2 mar­chas fa­mi­lia­res con­tra las AFPS, que han su­pe­ra­do las 400 per­so­nas en la ca­pi­tal de la pro­vin­cia de Bio­bío, has­ta el mi­nu­to la voz de los par­la­men­ta­rios de la zo­na “bri­lla por su au­sen­cia”.

Qui­zás el bo­chor­no­so in­ci­den­te del se­na­dor Na­va­rro en la mar­cha desa­rro­lla­da en la re­gión Me­tro­po­li­ta­na, en don­de el con­gre­sis­tas fue sa­ca­do –prác­ti­ca­men­te- a pa­ta­das por los ma­ni­fes­tan­tes, ha­ya in­ti­mi­da­do a los par­la­men­ta­rios de la zo­na, que han pre­fe­ri­do “que­dar­se en casita” los 2 do­min­gos en los cua­les se ha lle­va­do a ca­bo la jor­na­da de pro­tes­ta.

No obs­tan­te, mu­chos an­ge­li­nos y ha­bi­tan­tes de la pro­vin­cia ha­brían agra­de­ci­do has­ta una pa­la­bra por las re­des so­cia­les apo­yan­do el mo­vi­mien­to, si­tua­ción que -al pa­re­cer- no su­ce­dió.

Es­ta reali­dad que po­dría ca­li­fi­car­se co­mo in­di­fe­ren­cia a las de­man­das ciu­da­da­nas, no se li­mi­ta só­lo al mo­vi­mien­to con­tra el sis­te­ma de pen­sio­nes, ya que tam­po­co han “sa­ca­do la voz” y me­nos re­co­gi­do la pe­ti­ción del je­fe comunal de Al­to Bío Bío y los lí­de­res an­ces­tra­les pehuen­ches, que en reite­ra­das opor­tu­ni­da­des han so­li­ci­ta­do ser in­te­gra­dos la Me­sa de Diá­lo­go en La Arau­ca­nía.

A tan­to lle­ga es­ta des­preo­cu­pa­ción con es­tos te­mas de­man­da­dos por las co­mu­ni­da­des lo­ca­les, que un con­gre­sis­ta de otra pro­vin­cia (Arau­co) apro­ve­chan­do su pa­so por Los Án­ge­les y pen­san­do –ob­via­men­te- en la res­truc­tu­ra­ción de los dis­tri­tos por el úl­ti­mo cam­bio elec­to­ral (Sis­te­ma Pro­por­cio­nal In­clu­si­vo), to­mó es­ta pe­ti­ción y ase­gu­ró que ha­ría las ges­tio­nes en el Mi­nis­te­rio del In­te­rior.

De ocu­rrir es­to o no, no es el te­ma en cues­tión, sino po­ner en evi­den­cia que los con­gre­sis­tas lo­ca­les no fue­ron ele­gi­dos pa­ra los te­mas de fá­cil so­lu­ción o pa­ra la fo­to de la ac­ti­vi­dad so­cial, muy por el con­tra­rio, los ciu­da­da­nos ex­pre­sa­ron su de­re­cho a vo­to pa­ra que es­tos es­tén a la al­tu­ra de los pro­ble­mas es­truc­tu­ra­les del país y de la pro­vin­cia, que afec­tan no só­lo el co­ti­diano vi­vir de la po­bla­ción, sino me­nos­ca­ban sus de­re­chos fun­da­men­ta­les co­mo ac­ce­der a una ju­bi­la­ción dig­na y el de­re­cho a ser es­cu­cha­dos en el ca­so de los pehuen­ches.

Aún que­da tiem­po pa­ra las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias, por lo cual se es­pe­ra que los con­gre­sis­tas lo­ca­les acu­sen re­ci­bo de es­ta mo­les­tia, sino la ciu­da­da­nía –aho­ra más em­po­de­ra­da- de se­gu­ro lo ha­rá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.