Ser­vel nue­va­men­te di­fun­de da­tos per­so­na­les en pa­drón elec­to­ral

An­ge­li­nos re­cha­za­ron la me­di­da y em­pla­za­ron a le­gis­la­do­res a mo­di­fi­car la nor­ma­ti­va que per­mi­ti­ría es­to.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLÍTICA - Mar­cos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

El pa­sa­do 14 de agos­to se di­fun­dió el pa­drón elec­to­ral au­di­ta­do por el Ser­vi­cio Elec­to­ral, Ser­vel, en don­de fue­ra de co­no­cer­se la pre­sen­cia de ciu­da­da­nos con más de 120 años in­clui­dos en el re­gis­tro, co­mo con­sig­na­ron al­gu­nos me­dios a ni­vel na­cio­nal, tam­bién otro da­to lla­mó la aten­ción: la pu­bli­ca­ción – nue­va­men­te- de an­te­ce­den­tes per­so­na­les.

Se tra­ta del rol úni­co na­cio­nal, run, y el do­mi­ci­lio exac­to de to­dos los ciu­da­da­nos con la ca­pa­ci­dad de su­fra­gar del país, in­for­ma­ción que es­tá al al­can­ce de cual­quier per­so­na que pue­da des­car­gar la in­for­ma­ción des­de la pá­gi­na ins­ti­tu­cio­nal del or­ga­nis­mo.

Re­cor­de­mos que ya en las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les del 2012 se re­gis­tró es­ta po­lé­mi­ca, lue­go que el mis­mo Ser­vel per­mi­tie­ra a tra­vés de su pá­gi­na ins­ti­tu­cio­nal, co­no­cer los da­tos con­fi­den­cia­les de los elec­to­res, só­lo in­gre­san­do el nom­bre y run.

En vis­ta a que otra vez es­tos da­tos per­so­na­les es­tán a la li­bre dis­po­si- ción de quien quie­ra re­ca­bar­los, La Tri­bu­na con­sul­tó a los an­ge­li­nos su pa­re­cer al res­pec­to.

Fue así que, Re­né Ro­jas, quien cir­cu­la­ba con su fa­mi­lia por el cen­tro an­ge­lino, ma­ni­fes­tó que “no me pa­re­ce que sea lo co­rrec­to, por­que son da­tos per­so­na­les y con­fi­den­cia­les, que cual­quie­ra pue­de dar­le mal uso”

En tan­to, Na­ta­lia Ci­fuen­tes, re­cor­dó que es­ta si­tua­ción ya ha­bía ocu­rri­do con an­te­rio­ri­dad, ex­pre­san­do que “yo lo sa­bía y es­ta­ba al tan­to que el Ser­vel ya ha­bía pu­bli­ca­do da­tos con­fi­den­cia­les. Es­to afec­ta se­ria­men­te la se­gu­ri­dad de las per­so­nas”, ex­pu­so.

Por su par­te, Ma­rio Vé­jar, em­pla­zó a las au­to­ri­da­des a co­rre­gir el asun­to, co­men­tan­do que “los le­gis­la­do­res tie­nen que ver es­te te­ma, es­pe­cí­fi­ca­men­te, co­rri­gien­do el sis­te­ma que per­mi­te es­tos abu­sos, por­que es­to no de­bie­ra ocu­rrir”, en­fa­ti­zó.

Fi­nal­men­te, Ga­brie­la Gan­ga, lla­mó a los par­la­men­ta­rios de la zo­na a asu­mir el lla­ma­do de la co­mu­ni­dad, de­cla­ran­do que “es­to po­dría ser ta­rea pa­ra la ca­sa de los dipu­tados y se­na­do­res de la zo­na, pues es­to no se de­bie­ra per­mi­tir”, con­clu­yó.

RES­PUES­TA DE SER­VEL

En vis­ta a la mo­les­tia pre­sen­ta­da por la ciu­da­da­nía de la ca­pi­tal pro­vin­cial, La Tri­bu­na se co­mu­ni­có con el Ser­vi­cio Elec­to­ral de la re­gión del Bio­bío pa­ra co­no­cer si la di­fu­sión de es­tos da­tos son per­mi­ti­dos por la le­gis­la­ción vi­gen­te.

De es­ta ma­ne­ra, el di­rec­tor re­gio­nal de la en­ti­dad, Juan Eduar­do To­le- do, par­tió por des­es­ti­mar que se tra­ta de in­for­ma­ción pri­va­da.

“Esa con­di­ción de con­fi­den­cia­li­dad que se se­ña­la, es un jui­cio su­ma­men­te sub­je­ti­vo, la ley dis­po­ne otra co­sa. Y no­so­tros co­mo en­ti­dad téc­ni­ca nos re­gi­mos por lo que es­ta­ble­ce la nor­ma”, ex­pli­có.

Con el afán de pre­ci­sar, se le pre­gun­tó si la ley chi­le­na per­mi­te ex­pre­sa­men­te di­fun­dir el run y do­mi­ci­lio, an­te lo cual el di­rec­ti­vo de la en­ti­dad ex­pre­só lo si­guien­te:

“Así es. (…) Reite­ro, no­so­tros pu­bli­ca­mos exac­ta­men­te los da­tos que la ley per­mi­te”, sen­ten­ció.

“Esa con­di­ción de con­fi­den­cia­li­dad que se se­ña­la, es un jui­cio su­ma­men­te sub­je­ti­vo, la ley dis­po­ne otra co­sa. Y no­so­tros co­mo en­ti­dad téc­ni­ca nos re­gi­mos por lo que es­ta­ble­ce la nor­ma”.

LOS AN­TE­CE­DEN­TES DE TO­DOS los ciu­da­da­nos de la pro­vin­cia se pue­den ob­te­ner en la pá­gi­na del Ser­vel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.