Nue­vas re­la­cio­nes la­bo­ra­les pa­ra Chi­le

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - En­ri­que Inos­tro­za

Es­te lu­nes 29 de agos­to se mar­có un nue­vo pre­ce­den­te en ma­te­ria le­gis­la­ti­va, vía el tra­ba­jo con­jun­to del Eje­cu­ti­vo y los par­la­men­ta­rios, que be­ne­fi­cia­rá a to­dos los tra­ba­ja­do­res de nues­tro país. Se tra­ta de una nue­va ley pro­mul­ga­da por la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let que es­ta­ble­ce re­la­cio­nes la­bo­ra­les mo­der­nas, jus­tas y equi­li­bra­das.

El Chi­le ac­tual re­que­ría de una mo­der­ni­za­ción del Sis­te­ma que re­gía las re­la­cio­nes la­bo­ra­les, una que per­mi­tie­ra for­ta­le­cer los de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res. Hoy, gra­cias al rol que en es­te de­ba­te han ju­ga­do las or­ga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res y tam­bién los par­la­men­ta­rios que fa­ci­li­ta­ron su apro­ba­ción en el Con­gre­so, po­de­mos con­tar con nue­vas re­glas.

En­tre los prin­ci­pa­les con­te­ni­dos de la nue­va ini­cia­ti­va le­gal se en­cuen­tran la am­plia­ción de la co­ber­tu­ra y las ma­te­rias de la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va; se con­sa­gra el pi­so de ne­go­cia­ción; se otor­ga au­to­no­mía a las em­pre­sas y or­ga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les pa­ra que acuer­den pac­tos so­bre con­di­cio­nes es­pe­cia­les de tra­ba­jo; se re­gu­la el de­re­cho a in­for­ma­ción de las or­ga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les; se sim­pli­fi­ca la re­gu­la­ción y pro­ce­di­mien­to de la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va; se re­co­no­ce la huel­ga efec­ti­va, prohi­bién­do­se el re­em­pla­zo de tra­ba­ja­do­res en huel­ga co­mo un de­re­cho de ejer­ci­cio co­lec­ti­vo; se ga­ran­ti­za la re­pre­sen­ta­ción de mu­je­res en di­rec­to­rios sin­di­ca­les; y se re­co­no­cen los sin­di­ca­tos in­ter­em­pre­sa y su po­si­bi­li­dad de ne­go­cia­ción.

No po­día­mos co­mo país con­ti­nuar con una le­gis­la­ción que en ma­te­ria de re­la­cio­nes la­bo­ra­les es­tá en fran­co des­equi­li­brio; pues si que­re­mos en­fren­tar los nue­vos desafíos de­be-

Se­re­mi de Go­bierno

mos ac­tua­li­zar nues­tras nor­mas en to­dos los ám­bi­tos y ló­gi­ca­men­te ello in­clu­ye las que di­cen re­la­ción con las re­la­cio­nes en­tre tra­ba­ja­do­res y em­plea­do­res.

Sin du­da al­gu­na, la Pre­si­den Ba­che­let ha bus­ca­do me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de to­dos los chi­le­nos y prue­ba de ello ha si­do es­ta nue­va ini­cia­ti­va que per­mi­ti­rá dar un nue­vo im­pul­so a las re­la­cio­nes la­bo­ra­les con un sis­te­ma más equi­ta­ti­vo e igua­li­ta­rio.

A par­tir de hoy el diá­lo­go en­tre el em­plea­do y em­plea­dor se­rá en un con­tex­to mo­derno y en con­di­cio­nes de equi­li­brio, fa­vo­re­cien­do las re­la­cio­nes al in­te­rior de la em­pre­sa.

Chi­le avan­za en re­la­cio­nes la­bo­ra­les más mo­der­nas. No es lo que el tra­ba­jo del Par­la­men­to y el Eje­cu­ti­vo ha­bía for­ja­do, pues el re­que­ri­mien­to al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal por un gru­po de par­la­men­ta­rios de opo­si­ción im­pi­dió que vie­ra la luz el acuer­do po­lí­ti­co de­mo­crá­ti­co, pe­ro no po­de­mos des­co­no­cer el avan­ce en ma­te­ria de de­re­cho co­lec­ti­vo del tra­ba­jo que sig­ni­fi­ca el pro­yec­to pro­mul­ga­do. Hoy, los tra­ba­ja­do­res de nues­tro país pue­den te­ner ple­na con­fian­za pa­ra ejer­cer efec­ti­va­men­te sus de­re­chos en un mar­co de le­ga­li­dad y res­pe­to.

A par­tir de hoy el diá­lo­go en­tre el em­plea­do y em­plea­dor se­rá en un con­tex­to mo­derno y en con­di­cio­nes de equi­li­brio, fa­vo­re­cien­do las re­la­cio­nes al in­te­rior de la em­pre­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.