¿VO­CA­CIÓN O AM­BI­CIÓN?

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Abe­lar­do Cam­pi­llay

Se­ñor Di­rec­tor: Ya se sien­te en el am­bien­te una at­mos­fe­ra de cam­pa­ña por las mu­ni­ci­pa­les 2016 a rea­li­zar­se en oc­tu­bre, y los can­di­da­tos se man­da­ron a con­fec­cio­nar el me­jor tra­je pa­ra su ta­rea de cap­tar a los me­jo­res in­cau­tos con la pro­me­sa de un an­he­la­do fu­tu­ro es­plen­dor pa­ra la vi­da de su co­mu­na y sus vo­tan­tes, con lo cual se ase­gu­ran un si­llón en el edi­fi­cio edi­li­cio, ya sea pa­ra con­ce­ja­les o al­cal­des y eso no im­por­ta, lo que im­por­ta es lle­gar ahí y el pre­mio ya es­tá ga­na­do. Pe­ro, si hay un pe­ro y aquí vie­ne el aná­li­sis, y aun­que a mu­chos no les pa­rez­ca ade­cua­do, me con­lle­va a jui­cio de ex­pe­rien­cias re­cien­tes de cam­pa­ñas an­te­rio­res y al cu­mu­lo de pro­me­sas pro­me­ti­das cual in­cen­ti­vo de un ca­ra­me­lo a un in­fan­te, por lo que de­bo de­cir que el tiem­po ha si­do muy aca­dé­mi­co en en­se­ñar­me que to­dos los que se han col­ga­do el ro­tu­lo de “ser­vi­dor pú­bli­co” o tam­bién por men­cio­nar otro si­mi­lar “el can­di­da­to del pue­blo” y así tan­tos mo­tes, no son más que car­te­les pues­to en el lu­gar de las pa­re­des de los in­cau­tos e in­ge­nuos, acu­mu­lan­do un sin­nú­me­ro de ellos de tal ma­ne­ra que en su es­ta­blo po­lí­ti­co en­cie­rran co­mo bo­rre­gos que ba­lan el nom­bre de su can­di­da­to sin sa­ber que quien en­gor­da no son ellos, sino sus men­to­res. Bien es sa­bi­do que en es­tas cam­pa­ñas ha­brá al­go más que ma­la­ba­ris­mo pa­ra con­ven­cer al elec­to­ra­do y qui­zás nos ha­gan so­ñar con pa­raí­sos utó­pi­cos e hi­la­ran­tes pro­me­sas de que el mun­do es ma­ra­vi­llo­so si nues­tra mano di­ri­ge el lá­piz ha­cia don­de la se­ñal lo in­di­ca. Quién ga­na en es­ta fan­ta­sía de pro­me­sa, cuán­to va­le nues­tro vo­to, a qué pre­cio po­de­mos po­ner nues­tra con­cien­cia y con­vic­ción per­so­nal si en su­ma úni­ca­men­te ellos se ha­rán un ma­qui­lla­je eco­nó­mi­co y lle­na­rán sus ar­cas con el “pre­mio” de in­con­clu­sas pro­me­sas. ¿Vo­ca­ción o am­bi­ción? el día que va­yan a su­fra­gar ha­gan esa pre­gun­tan an­tes y que su con­cien­cia los pi­lle con­fe­sa­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.