El lla­ma­do es a ter­mi­nar con es­tig­ma­ti­za­ción de per­so­nas en si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA -

En el mar­co de las di­ver­sas ac­ti­vi­da­des que se es­tán desa­rro­llan­do con re­la­ción al tra­ba­jo de in­clu­sión, el que es par­te de la Ley 20.422, la me­sa re­gio­nal de dis­ca­pa­ci­dad, jun­to con la Se­re­mi de Sa­lud y el Ser­vi­cio de Sa­lud Bio­bío, traen a Los Án­ge­les, la pre­sen­ta­ción de la obra de Tea­tro “To­dos So­mos Dis­tin­tos”.

La ac­ti­vi­dad se lle­va­rá a ca­bo es­te lu­nes 5 de sep­tiem­bre en las de­pen­den­cias del Tea­tro Mu­ni­ci­pal de Los Án­ge­les, a las 10 ho­ras, pre­sen­ta­da por la Com­pa­ñía de Tea­tro 36 gra­dos Sur.

El ob­je­ti­vo de es­ta pre­sen­ta­ción es con la idea que los asis­ten­tes pue­dan re­fle­xio­nar en torno a la te­má­ti­ca de dis­ca­pa­ci­dad y los pro­ce­sos de in­clu­sión so­cial, mos­tran­do las ba­rre­ras que di­fi­cul­tan el ejer­ci­cio de la ciu­da­da­nía, con­tri­bu­yen­do a em­pa­ti­zar con los per­so­na­jes y su his­to­ria.

Ba­jo es­te ob­je­ti­vo, la si­có­lo­ga del Pro­gra­ma de la Dis­ca­pa­ci­dad de la Se­re­mi de Sa­lud Bio­bío, Ma­ría Fer­nan­da Pino, ex­pli­có que es­tas ini- cia­ti­vas tie­nen una gran im­por­tan­cia pa­ra que se dé un cam­bio en la vi­sión so­bre una per­so­na que tie­ne al­gún gra­do o ti­po de dis­ca­pa­ci­dad, “lo más im­por­tan­te des­de la vi­sión psi­co­ló­gi­ca y el im­pac­to so­cial, es apor­tar con pe­que­ños cam­bios, lo pri­me­ro es nues­tro cam­bio en el len­gua­je, por­que an­ti­gua­men­te se uti­li­za­ba con­cep­tos que es­tán en desuso co­mo el ‘mi­nus­vá­li­do, dis­ca­pa­ci­ta­do, mon­go­li­to’, que es un len­gua­je es­tig­ma­ti­zan­te, y le qui­ta po­si­bi­li­da­des de ac­ción a aque­llas per­so­nas que se en­cuen­tran en al­gu­na si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad”.

Ade­más, aña­dió que aún exis­te una vi­sión de lás­ti­ma, con res­pec­to a la con­di­ción de sa­lud que una per­so­na pue­de te­ner pa­ra lle­gar a una si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad.

Aho­ra exis­ten per­so­nas que no co­no­cen cual es la fuen­te, y es­to vie­ne des­de una convención, “es­ta es la convención in­ter­na­cio­nal de de­re­chos de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, lo pri­me­ro que men­cio­na es que la per­so­na, por el he­cho de ser per­so­na, tie­ne dig­ni­dad hu­ma­na, por lo tan­to, lo más im­por­tan­te es -si tie­ne o no una dis­ca­pa­ci­dad- men­cio­nar la per­so­na, por eso ya no se ha­bla de dis­ca­pa­ci­ta­dos, se ha­bla de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad”, ex­pre­só Pino.

PRO­CE­SOS DE CAM­BIO

Chi­le, en el año 2010 pro­mul­gó la Ley 20.422, nor­ma que es­ta­ble­ce de­re­chos de igual­dad de opor­tu­ni­da­des pa­ra las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, y esa ley vie­ne a dar una nor­ma­ti­va en dis­tin­tos as­pec­tos.

En es­ta lí­nea, la psi­có­lo­ga ma­ni­fes­tó que “las per­so­nas que se en­cuen­tran en una si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad, de­ben par­ti­ci­par de es­tos pro­ce­so de cam­bios, por eso la Se­re­mi de Sa­lud tra­ba­ja en me­sas re­gio­na­les y pro­vin­cia­les de dis­ca­pa­ci­dad, jun­to a otras ins­ti­tu­cio­nes afi­nes”.

Asi­mis­mo, agre­gó que “ellos par­ti­ci­pan ac­ti­va­men­te de dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des, en­ton­ces es­te cam­bio se ha­ce con ellos, y se ha­ce tam­bién a par­tir de una pre­mi­sa que ellos te­nían con la convención, “na­da de no­so­tros sin no­so­tros”, por lo tan­to, el cam­bio no so­la­men­te tie­ne que ve­nir por par­te del área de Sa­lud, sino que tam­bién de la par­te de edu­ca­ción, de dis­tin­tos ran­gos eta­rios, en­ton­ces es­tas in­ter­ven­cio­nes se tie­nen que ha­cer a to­do ni­vel”.

LAS CI­FRAS

Fi­nal­men­te, con res­pec­to a la can­ti­dad de per­so­nas con al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad, la psi­có­lo­ga ex­pli­có que en la zo­na, exis­te un 15% de la po­bla­ción en si­tua­ción de dis­ca­pa­ci­dad, es­to se­gún las úl­ti­mas ci­fras que se tie­nen, las del Cen­so 2014.

Agre­gó que “una de las co­mu­nas de la pro­vin­cia que tie­ne ma­yor dis­ca­pa­ci­dad de acuer­do a ese cen­so, es San Ro­sen­do. Y en el ca­so de Los Án­ge­les, se tie­ne que -se­gún quie­nes han he­cho el trá­mi­te de dis­ca­pa­ci­dad- exis­ten 300 per­so­nas. “Es­to son só­lo apro­xi­ma­cio­nes, ya que no hay da­to du­ro de la can­ti­dad de per­so­nas que se en­cuen­tran en con­di­ción de dis­ca­pa­ci­dad, te­ne­mos que es­pe­rar un nue­vo cen­so pa­ra es­ta­ble­cer una ci­fra real”, con­clu­yó Ma­ría Fer­nan­da Pino.

EN LA IN­CLU­SIÓN SE BUS­CA un cam­bio en la vi­sión so­bre una per­so­na que tie­ne al­gún ti­po de dis­ca­pa­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.