Arres­to do­mi­ci­lia­rio to­tal pa­ra mu­jer que ha­bría da­do muer­te a hom­bre

El he­cho se pro­du­jo en cir­cuns­tan­cias en que am­bos, jun­to a otras tres per­so­nas más, com­par­tían e in­ge­rían al­cohol en una ca­sa ubi­ca­da en la po­bla­ción En­tre Ríos.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLICIAL -

Por el de­li­to de ho­mi­ci­dio pre­te­ri­n­ten­cio­nal fue for­ma­li­za­da la mu­jer que la tar­de del vier­nes pa­sa­do ha­bría agre­di­do a un hom­bre con un ar­ma cor­to­pun­zan­te, cau­sán­do­le una he­ri­da que –pos­te­rior­men­te- le pro­vo­có la muer­te en la co­mu­na de Na­ci­mien­to.

La au­dien­cia de for­ma­li­za­ción se reali­zó la jor­na­da de es­te lu­nes en el Juzgado de Le­tras y Ga­ran­tía de Na­ci­mien­to.

Ori­gi­nal­men­te, es­ta­ba pre­vis­ta que és­ta co­men­za­ra a las 10 de la ma­ña­na; sin em­bar­go, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co so­li­ci­tó apla­zar­la has­ta las 13 ho­ras pues­to que aún fal­ta­ba el in­for­me de au­top­sia por par­te del Ser­vi­cio Mé­di­co Le­gal.

La mu­jer, iden­ti­fi­ca­da con las ini­cia­les T.N.S.M., fue for­ma­li­za­da por ho­mi­ci­dio pre­te­ri­n­ten­cio­nal; “es­to es, en de­fi­ni­ti­va, un ho­mi­ci­dio en que la cau­sa que lo mo­ti­va no es una le­sión di­rec­ta al cuer­po sino que fue cau­sa­da en una pier­na. Es­ta le­sión en la pier­na le afec­tó la ro­di­lla, le pro­du­jo –a es­ta per­so­na en es­pe­cí­fi­coun san­gra­mien­to que ter­mi­nó cau­sán­do­le la muer­te”, ex­pli­có el fis­cal je­fe de Los Án­ge­les, Jor­ge Sandoval.

El per­se­cu­tor agre­gó que –en es­te ca­so- se es­tá fren­te a un de­li­to de le­sio­nes que por fal­ta de tra­ta­mien­to o cui­da­do ter­mi­nó con la muer­te de Jo­sé Pa­tri­cio Pé­rez Pé­rez, de 60 años.

Es­te de­li­to se cas­ti­ga de for­ma es­pe­cial; “se san­cio­na en un con­cur­so ideal des­de el pun­to de vista ju­rí­di­co, de un cua­si­de­li­to de ho­mi­ci­dio con un de­li­to do­lo­so de le­sión”, ex­pre­só Sandoval.

Por lo mis­mo, la pe­na que tie­ne es­ta­ble­ci­do es­te ilí­ci­to pue­de ser has­ta de tres años de pri­va­ción de li­ber­tad.

Ello, agre­gó el per­se­cu­tor, es por­que el lu­gar don­de ocu­rrió la le­sión no es el tí­pi­co lu­gar don­de nor­mal­men­te exis­te in­ten­ción do­lo­sa de ma­tar.

“Aquí se en­tien­de que hu­bo le­sio­nes cu­yo ob­je­ti­vo fue cau­sar­le he­ri­das, pe­ro que da­das las ca­rac­te­rís­ti­cas de la per­so­na y el lu­gar don­de fí­si­ca­men­te se pro­du­jo ca­sual­men­te es­ta le­sión le pro­du­jo la muer­te (a la víc­ti­ma)”, ex­pli­có Sandoval.

Por lo mis­mo, la pe­na au­men­ta ya que un de­li­to de le­sio­nes tie­ne una san­ción de 541 días; sin em­bar­go, si es­ta le­sión cau­sa la muer­te tie­ne una pe­na más al­ta que pue­de lle­gar has­ta los 3 años.

Tras la au­dien­cia de for­ma­li­za­ción, la mu­jer que­dó con arres­to do­mi­ci­lia­rio to­tal en la ciu­dad de Tal­cahuano, que es don­de re­si­de. Ade­más, el tri­bu­nal de­cre­tó un pla­zo de seis me­ses pa­ra in­ves­ti­gar.

De acuer­do a la in­for­ma­ción que se ma­ne­ja, la víc­ti­ma y la mu­jer só­lo se­rían ami­gos; sin em­bar­go, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co aún es­tá en pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción en torno a ello.

Asi­mis­mo, tam­bién es­tán in­da­gan­do un po­co más la for­ma y ocu­rren­cia de los he­chos; “hay an­te­ce­den­tes que la vin­cu­lan (a la mu­jer) con la par­ti­ci­pa­ción en los he­chos pe­ro es­ta­mos ha­cien­do tras di­li­gen­cias to­da­vía con la Bri­ga­da de Ho­mi­ci­dios”, pun­tua­li­zó Sandoval.

AU­DIEN­CIA DE FOR­MA­LI­ZA­CIÓN se reali­zó la tar­de de es­te lu­nes en el Juzgado de Ga­ran­tía de Na­ci­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.