La bu­ro­cra­cia y el em­pren­di­mien­to no van de la mano

An­te la nue­va he­rra­mien­ta, el go­bierno de­be ade­más de es­ta ges­tión, im­pul­sar una cam­pa­ña fuer­te pa­ra dar a co­no­cer es­te cen­tro de ne­go­cios, de tal ma­ne­ra que to­dos quie­nes sue­ñan con ha­cer realidad sus ideas de ne­go­cios, se­pan dón­de acu­dir pa­ra re­ci­bir to

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Di­ver­sos es­tu­dios se han rea­li­za­do en ma­te­ria de em­pren­di­mien­to e in­no­va­ción. Ac­tual­men­te el apa­ra­ta­je pú­bli­co y pri­va­do ofre­ce una am­plia ga­ma de ofer­tas pa­ra bus­car el tan an­sia­do ne­go­cio que per­mi­ta a las fa­mi­lias sa­lir ade­lan­te o te­ner un se­gun­do in­gre­so. Sin em­bar­go, pe­se a los avan­ces pa­ra po­der ge­ne­rar em­pre­sas de for­ma rá­pi­da y ex­pe­di­ta, la bu­ro­cra­cia si­gue ex­ter­mi­nan­do la ca­pa­ci­dad de em­pren­der y son muy po­cos los que lo­gran se­guir lu­chan­do.

Ha­ce unas se­ma­nas, el mi­nis­tro de Eco­no­mía, Luis Fe­li­pe Cés­pe­des, inau­gu­ró ofi­cial­men­te el Cen­tro de Ne­go­cios de Los Án­ge­les, de­pen­dien­te de Ser­co­tec, el que bus­ca­rá en­tre otras co­sas, que esas gran­des ideas no se duer­man por fal­ta de ase­so­ría.

Es­tos cen­tros, ins­ta­la­dos en di­ver­sos pun­tos del país, son un lu­gar don­de las pe­que­ñas em­pre­sas y em­pren­de­do­res, tie­nen la po­si­bi­li­dad de re­ci­bir toda la ayu­da téc­ni­ca gra­tui­ta por par­te de ex­per­tos pa­ra for­ta­le­cer sus ca­pa­ci­da­des y desa­rro­llar su ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial.

Es­ta ini­cia­ti­va per­mi­te que a las personas se les acom­pa­ñe sos­te­ni­da­men­te en el tiem­po pa­ra ase­gu­rar efec­ti­vos re­sul­ta­dos en sus ne­go­cios.

Den­tro de las ca­rac­te­rís­ti­cas que tie­ne es­tá la ca­pa­ci­ta­ción, ac­ce­so a ser­vi­cios fi­nan­cie­ros, vin­cu­la­ción y ar­ti­cu­la­ción con el eco­sis­te­ma pro­duc­ti­vo lo­cal.

An­te es­ta nue­va he­rra­mien­ta, el go­bierno de­be ade­más de es­ta ges­tión, im­pul­sar una cam­pa­ña fuer­te pa­ra dar a co­no­cer es­te cen­tro de ne­go­cios, de tal ma­ne­ra que to­dos quie­nes sue­ñan con ha­cer realidad sus ideas de ne­go­cios, se­pan dón­de acu­dir pa­ra re­ci­bir toda la ase­so­ría ne­ce­sa­ria. Ahí es­tán al de­be.

El desafío de es­te y los si­guien­tes go­bier­nos, de­be ser sí o sí, ge­ne­rar las vías más ex­pe­di­tas que per­mi­tan ir eli­mi­nan­do las bu­ro­cra­cias del sis­te­ma, pa­ra ofre­cer a las personas la po­si­bi­li­dad de crear y sa­lir ade­lan­te so­las.

La con­di­ción la­bo­ral es­tá muy com­ple­ja, la au­to­ma­ti­za­ción y las nue­vas tec­no­lo­gías han apor­ta­do a desechar mano de obra y sin em­bar­go, Chi­le de­be se­guir pro­du­cien­do y los pa­dres de fa­mi­lia, tie­nen la mi­sión de con­ti­nuar pre­pa­ran­do a las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes. Apo­yar que sal­gan ade­lan­te es cla­ve pa­ra el cre­ci­mien­to y de­sa­rro­llo de to­do el país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.