¿SO­MOS RES­PE­TUO­SOS DE NUES­TRAS LE­YES Y TRA­DI­CIO­NES?

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Eduar­do Re­ve­co Quezada Abogado

La opi­nión so­cial, mu­chas ve­ces mal in­for­ma

da y ali­men­ta­da por la ne­ce­si­dad de ex­pre­sar­se y ha­cer­se no­tar sin me­di­das ni cle­men­cia, más allá de to­da to­le­ran­cia, ha le­van­ta­do el te­ma del “mal­tra­to ani­mal” y el ro­deo, mez­clan­do pe­ras con man­za­nas.

El mal­tra­to ani­mal ori­gi­nal­men­te fue con­si­de- ra­do una sim­ple fal­ta en el Có­di­go Pe­nal, siem­pre que fue­ra “ex­ce­si­vo”.

Fue re­cién en el año 1989 que se in­cor­po­ra co­mo de­li­to en el ar­tícu­lo 291 bis que se­ña­la: “el que co­me­tie­re ac­tos de mal­tra­to o crueldad con ani­ma­les se­rá cas­ti­ga­do con la pe­na de pre­si­dio me­nor en sus gra­dos mí­ni­mo a me­dio y mul­ta de dos a trein­ta uni­da­des tri­bu­ta­rias men­sua­les, o só­lo con es­ta úl­ti­ma”.

La ley pe­nal no de­fi­ne lo que es “mal­tra­to” ni lo que es “crueldad”, por lo que ha­brá que es­tar­se a la de­fi­ni­ción del Dic­cio­na­rio RAE y lo que in­ter­pre­ten nues­tros jue­ces (no la ma­sa)

Se pu­die­ra de­cir que avan­za­mos en te­mas de pro­tec­ción a los ani­ma­les, ya que de una sim­ple fal­ta, pa­sa­mos a un de­li­to pa­ra quie­nes mal­tra­ten a los ani­ma­les.

El ro­deo, por su par­te, en enero del año 1962 fue de­cla­ra­do “de­por­te na­cio­nal” por el Con­se­jo Na­cio­nal de De­por­tes y el Co­mi­té Olím­pi­co de Chi­le.

Así, se re­co­no­ce ofi­cial­men­te una ac­ti­vi­dad desa­rro­lla­da en Chi­le desde el si­glo XVI. Es de­cir, una fies­ta tra­di­cio­nal chi­le­na

El 3 de oc­tu­bre de 2009 se pu­bli­ca la Ley 20.380 so­bre pro­tec­ción ani­mal. Di­cha nor­ma re­gu­la di­ver­sos as­pec­tos del mal­tra­to ani­mal, de­fi­nien­do con­duc­tas y es­ta­ble­cien­do san­cio­nes. Pe­ro en su ar­tícu­lo 16 se­ña­la ex­pre­sa­men­te que es­ta ley no apli­ca “en los de­por­tes en que par­ti­ci­pen ani­ma­les, ta­les co­mo el ro­deo, las co­rri­das de va­ca, el mo­vi­mien­to a la rien­da y los de­por­tes ecues­tres, los que se re­gi­rán por sus res­pec­ti­vos re­gla­men­tos”. Es de­cir, ri­ge en ple­ni­tud el Re­gla­men­to de la Fe­de­ra­ción del Ro­deo Chi­leno.

Así las co­sas, la prác­ti­ca del de­por­te na­cio­nal de­no­mi­na­do “ro­deo”, por ex­clu­sión le­gal, no cons­ti­tu­ye ni pu­die­ra lle­gar a cons­ti­tuir ja­más “mal­tra­to ani­mal”. A me­nos que se mo­di­fi­que la Ley.

Mien­tras tan­to en Chi­le, or­gu­llo­sa­men­te, so­mos res­pe­tuo­sos de nues­tras le­yes y tra­di­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.