Jo­ven pa­re­ja re­cu­pe­ra a su hi­ja tras ges­tión con el Se­na­me

Ase­gu­ran que el Tri­bu­nal de Fa­mi­lia tu­vo pre­jui­cios por su cor­ta edad.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA - Mar­cos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Sa­tis­fe­chos y con­ten­tos se en­cuen­tra la jo­ven pa­re­ja an­ge­li­na com­pues­ta por, Fran­cis­co Arra­tia (18) y Clau­dia León (17), lue­go que el Tri­bu­nal de Fa­mi­lia de Los Án­ge­les, re­vir­tie­ra la de­ci­sión en­viar a su hi­ja de 9 me­ses a un ho­gar de­pen­dien­te del Se­na­me.

Re­cor­de­mos que es­ta me­di­da ha­bía si­do dis­pues­ta por el mis­mo juz­ga­do, lue­go que fun­cio­na­rios de la Ofi­ci­na de Pro­tec­ción de los De­re­chos de la In­fan­cia de la co­mu­na an­ge­li­na, de­ter­mi­na­rán –su­pues­ta­men­te- que vi­vían en ca­li­dad de ha­ci­na­mien­to, en la vi­vien­da de pro­pie­dad de uno de los abue­los.

A raíz de ello, la in­fan­te fue re­mi­ti­da el pa­sa­do 31 de agos­to a uno de los ho­ga­res que ad­mi­nis­tra la Cor­po­ra­ción Llequén, en la co­mu­na an­ge­li­na, per­ma­ne­cien­do en el lu­gar por cer­ca de 11 días, es­pe­cí­fi­ca­men­te, has­ta cuan­do el tri­bu­nal de­ci­dió echar pie atrás a la me­di­da pre­cau­to­ria.

GES­TIO­NES CON SE­NA­ME

Va­le men­cio­nar que la re­so­lu­ción del Tri­bu­nal de Fa­mi­lia no ha­bría si­do de mu­tuo pro­pio, ya que es­to se ha­bría lo­gra­do –ex­clu­si­va­men­te- a tra­vés de ges­tio­nes rea­li­za­das en la re­gión Me­tro­po­li­ta­na, po­rin­ter­me­dio de la Agru­pa­ción de Per­so­nas Abu­sa­das, co­mo ase­gu­ró la ma­dre de la me­nor.

“Ellos nos ayu­da­ron con una mar­cha que se lle­vó a ca­bo en Los Án­ge­les, en don­de re­co­rri­mos las prin­ci­pa­les ca­lles de la co­mu­na, di­fun­dien­do nues­tro pro­ble­ma. (…) Tam­bién se lo­gró, a tra­vés de ellos, una reunión con la di­rec­to­ra del Se­na­me, So­lan­ge Huer­ta, que en –de­fi­ni­ti­va- fa­ci­li­tó que se ade­lan­ta­ra una au­dien­cia es­pe­cial, en don­de se de­ter­mi­nó que la tui­ción de mi hi­ja vol­vie­ra a mi pa­re­ja, por ser ma­yor de edad”, pre­ci­só.

PRE­JUI­CIOS EN LA DE­CI­SIÓN DEL TRI­BU­NAL

Pe­se a que la me­nor vol­vió a la cus­to­dia del pa­dre, aún per­sis­te el ma­les­tar por la de­ci­sión del tri­bu­nal, ya que am­bos pro­ge­ni­to­res ase­gu­ran que la de­ci­sión se ba­só –ex­clu­si­va­men­te- por su cor­ta edad.

“Só­lo fue por ser pa­dres jó­ve­nes. (…) Ya que si hu­bie­ra si­do por ha­ci­na­mien­to, a mu­chas per­so­nas que vi­ven en tal con­di­ción les qui­ta­rían sus gua­guas, por ello con­si­de­ro que fue só­lo por­que so­mos pa­dres ado­les­cen­tes”, ar­gu­men­tó.

Es­te re­la­to coin­ci­de con la opi­nión ex­pre­sa­da por la pre­si­den­ta de la Agru­pa­ción de Per­so­nas Abu­sa­das, Pamela Burgos, quien agre­ga su ma­les­tar por­que la me­nor fue­ra di­rec­ta­men­te en­via­da a un ho­gar de aco­gi­da.

“Cuan­do se va a qui­tar un ni­ño, si los pa­dres no son ap­tos, se de­ri­va el me­nor con un fa­mi­liar cer­cano, con la finalidad que el ni­ño que­de en fa­mi­lia. (…) Só­lo cuan­do no hay na­die res­pon­sa­ble, se en­vía di­rec­ta­men­te a un ho­gar. En­ton­ces tan­to acá, co­mo en mu­chos ca­sos en el país, se es­tá sal­tan­do es­ta me­di­da”, ex­pli­có.

AU­DIEN­CIA DEL 21 DE SEP­TIEM­BRE

Si bien se lo­gró res­ti­tuir la tui­ción de la be­bé de 9 me­ses, aún que­da por de­ter­mi­nar qué pa­sa­rá con la ma­dre, de 17 años, quien po­dría ser ale­ja­da de su pa­re­ja, al ser aún me­nor de edad.

Es­ta de­ci­sión se de­ter­mi­na­rá en la au­dien­cia del pró­xi­mo 21 de sep­tiem­bre, en el mis­mo juz­ga­do, es­pe­ra man­tie­ne a la jo­ven pa­re­ja en la to­tal in­cer­ti­dum­bre.

CON­TEX­TO EN TRI­BU­NA­LES

Va­le men­cio­nar que se in­ten­tó co­no­cer una pos­tu­ra por par­te del Tri­bu­nal de Fa­mi­lia an­ge­lino, sin em­bar­go, des­de la ins­ti­tu­ción sos­tu­vie­ron que no se re­fie­ren – pú­bli­ca­men­te- en de­ta­lle so­bre las cau­sas.

“Nos di­je­ron que la de­ci­sión es­tá só­lo en un 50%, pues el pa­dre de mi pa­re­ja quie­re re­cla­mar su tui­ción, y a su vez tam­bién el de mi hi­ja”, con­clu­yó el jo­ven pa­dre.

“Só­lo fue por ser pa­dres jó­ve­nes. (…) Ya que si hu­bie­ra si­do por ha­ci­na­mien­to, a mu­chas per­so­nas que vi­ven en tal con­di­ción les qui­ta­rían sus gua­guas, por ello con­si­de­ro que fue só­lo por­que so­mos pa­dres ado­les­cen­tes”. Pa­dre de la me­nor de 9 me­ses. “Cuan­do“C ndo se va a qui­tar un ni­ño, si los pa­dres no son ap­tos, se de­ri­va el me­nor con un fa­mi­liar cer­cano. (…) Só­lo cuan­do no hay na­die res­pon­sa­ble, se en­vía di­rec­ta­men­te a un ho­gar”. Pamela Burgos, pre­si­den­ta de la Agru­pa­ción­ción de Per­so­nas Abu­sa­das.

LA JO­VEN FA­MI­LIA se en­cuen­tra vi­vien­do –ac­tual­men­te- en la ca­sa de uno de los abue­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.