El apor­te de los ni­ños a la ciu­dad

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Jai­me Ro­me­ro Ál­va­rez Subsecretario de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo Con­se­je­ro de la In­fan­cia

Mu­chas ve­ces a los adul­tos nos cues­ta es­cu­char a ni­ños y jó­ve­nes. Có­mo pue­den ellos, sin tener nues­tros co­no­ci­mien­tos y ex­pe­rien­cia, apor­tar so­lu­cio­nes a pro­ble­mas con­cre­tos de la sociedad, co­mo son por ejem­plo los de vi­vien­da y ur­ba­nis­mo. Sin em­bar­go, la ex­pe­rien­cia ob­te­ni­da has­ta aho­ra, a tra­vés de los ta­lle­res del Min­vu “Ima­gi­nan­do la Ciu­dad” nos ha de­mos­tra­do el va­lor de es­ta ini­cia­ti­va.

De­ce­nas de ni­ños de sec­to­res vul­ne­ra­bles, en cua­tro re­gio­nes del país, ya han par­ti­ci­pa­do de es­ta ex­pe­rien­cia para apor­tar sus ideas. Pe­se al cru­do diag­nós­ti­co de su en­torno, don­de cam­pean el mi­cro­trá­fi­co, la vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, la fal­ta de es­pa­cios ver­des, re­crea­ti­vos y de en­cuen­tro, ellos han de­mos­tra­do un pro­fun­do ca­ri­ño por sus ba­rrios, plan­tean­do so­lu­cio­nes rea­lis­tas de ba­jo y me­diano cos­to, que apun­tan a me­jo­rar­los sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te.

Más ilu­mi­na­ción, lu­ga­res de jue­go, paseo y des­can­so para los adul­tos ma­yo­res, sus pa­dres y otros ni­ños fue­ron pro­pues­tas que han apa­re­ci­do reite­ra­da­men­te en los tra­ba­jos. Tam­bién mues­tran una al­ta con­cien­cia am­bien­tal, con un mar­ca­do re­cha­zo a los ba­su­ra­les o a si­tua­cio­nes apa­ren­te­men­te me­nos im­por­tan­tes, co­mo es la pro­li­fe­ra­ción de gra­fi­tis en mu­ra­llas o el ti­po y can­ti­dad de equi­pa­mien­to ur­bano.

En su­ma, has­ta el mo­men­to po­de­mos con­cluir que los ni­ños y jó­ve­nes bus­can su pro­pia se­gu­ri­dad y la de los de­más, in­clu­yen­do tam­bién en sus pro­pues­tas a los ve­ci­nos con al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad.

No que­re­mos áreas ver­des va­cías, es­pa­cios pú­bli­cos aban­do­na­dos, di­se­ños de ciu­da­des que los in­ti­mi­den o no res­pon­dan a sus ne­ce­si­da­des. Que­re­mos sen­tir en es­tos lu­ga­res el mur­mu­llo de sus vo­ces, el rui­do de sus pa­sos y sus en­tu­sias­tas ce­le­bra­cio­nes, ya que es­ta­mos con­ven­ci­dos que el es­pa­cio pú­bli­co re­pre­sen­ta una di­men­sión de en­cuen­tro y de apren­di­za­jes sig­ni­fi­ca­ti­vos, para que pos- te­rior­men­te ejer­zan en pro­pie­dad la ciu­da­da­nía. Que­re­mos que nues­tros ni­ños y ni­ñas sean ca­pa­ces de dis­fru­tar es­ta ver­da­de­ra es­cue­la al ai­re li­bre, lu­gar don­de se in­te­gran, apren­den y ejer­ci­tan los va­lo­res de­mo­crá­ti­cos y cí­vi­cos.

Nues­tra apues­ta por la in­fan­cia se ex­tien­de aún más. Du­ran­te el ac­tual Go­bierno, los Ser­vi­cios de Vi­vien­da y Ur­ba­ni­za­ción (Ser­viu) han en­tre­ga­do te­rre­nos de su pro­pie­dad, des­ti­nán­do­los para la cons­truc­ción de Sa­las Cu­nas y Jar­di­nes In­fan­ti­les, me­ta pre­si­den­cial que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo re­du­cir las bre­chas de aten­ción en edu­ca­ción ini­cial. Ya se en­cuen­tran trans­fe­ri­dos 130 te­rre­nos para es­tos fi­nes, de ma­ne­ra gra­tui­ta, otros 20 más en trá­mi­tes de en­tre­ga y una ci­fra si­mi­lar cul­mi­nan­do su pro­ce­so de eva­lua­ción, en con­jun­to con la Jun­ta Na­cio­nal de Jar­di­nes In­fan­ti­les, Jun­ji, y la Fun­da­ción In­te­gra.

Los ni­ños, ni­ñas y ado­les­cen­tes son el fu­tu­ro, pe­ro tam­bién el pre­sen­te de Chi­le. Y de­be­mos es­cu­char­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.