In­ten­den­cia ini­cia­rá su­ma­rio con­tra Ja­vier Be­lloy por aco­pio de pro­pa­gan­da en ofi­ci­na del Go­bierno Re­gio­nal

El co­re alu­di­do, Ja­vier Be­lloy, re­co­no­ció -pú­bli­ca­men­te- el he­cho, sin em­bar­go, ho­ras más tar­de cam­bió to­tal­men­te su ver­sión.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA - Pren­sa@la­tri­bu­na.cl

“Efec­ti­va­men­te he re­ci­bi­do la pu­bli­ci­dad de los can­di­da­tos a con­ce­ja­les y al­cal­des en mi ofi­ci­na, es­pe­cí­fi­ca­men­te, en la que man­ten­go en el Go­bierno Re­gio­nal”, sos­tu­vo el alu­di­do a Ra­dio Ca­mi­la. Más tar­de, el co­re se des­di­jo de sus di­chos en La Tri­bu­na, y ex­pli­có que “en ese mo­men­to me lle­va­ban la fo­lle­te­ría pa­ra mos­trár­me­la, es­pe­cí­fi­ca­men­te, pa­ra ve­ri­fi­car que es­ta­ba lis­ta”.

Lue­go que se co­no­cie­ra -por la pren­sa lo­cal- imágenes en don­de in­te­gran­tes del co­man­do del Par­ti­do Ra­di­cal So­cial De­mó­cra­ta in­gre­sa­ban ma­te­rial de pro­pa­gan­da po­lí­ti­ca a la ofi­ci­na del Go­bierno Re­gio­nal en Los Án­ge­les, el co­re de Re­no­va­ción Na­cio­nal, Pa­tri­cio Ba­di­lla, sos­tu­vo que pe­di­rá que el Con­se­jo Re­gio­nal se pro­nun­cie so­bre la -even­tual- irre­gu­la­ri­dad.

“Yo lo pri­me­ro que ha­ré se­rá con­ver­sar con Ja­vier Be­lloy, pues no com­par­to que las de­pen­den­cias del Go­bierno Re­gio­nal sean uti­li­za­das pa­ra es­te efec­to. (…) Al mis­mo tiem­po, voy a rea­li­zar la de­nun­cia en la Co­mi­sión de Go­bierno del Con­se­jo Re­gio­nal o bien en la Co­mi­sión de Éti­ca, con la fi­na­li­dad que se re­vi­se la legalidad de la ac­ción”, pre­ci­só.

RES­PUES­TA DEL CO­RE ALU­DI­DO

An­te la evi­den­cia fo­to­grá­fi­ca, el co­re, Ja­vier Be­lloy, fue em­pla­za­do a en­tre­gar una res­pues­ta en Ra­dio Ca­mi­la, en don­de re­co­no­ció la si­tua­ción.

“Yo efec­ti­va­men­te he re­ci­bi­do la pu­bli­ci­dad de los can­di­da­tos a con­ce­ja­les y al­cal­des en mi ofi­ci­na, es­pe­cí­fi­ca­men­te, en la que man­ten­go en el Go­bierno Re­gio­nal. (…) Yo re­ci­bo to­da la pro­pa­gan­da pa­ra la zo­na, y lla­mo a los can­di­da­tos del par­ti­do Ra­di­cal pa­ra que la va­yan a bus­car”, re­la­tó.

Pe­se a es­te re­co­no­ci­mien­to pú­bli­co, en un con­tac­to pos­te­rior con La Tri­bu­na, el co­re cues­tio­na­do cam­bió to­tal­men­te su res­pues­ta, des­es­ti­man­do -por com­ple­to- el he­cho.

“Yo no he acu­mu­la­do ma­te­rial den­tro de la se­de del GO­RE lo­cal, lo úni­co que he he­cho es coor­di­nar. (…) En ese mo­men­to me lle­va­ban la fo­lle­te­ría pa­ra mos­trár­me­la, es­pe­cí­fi­ca­men­te, pa­ra ve­ri­fi­car que es­ta­ba lis­ta. Tras ello, la tras­la­da­ron a la ofi­ci­na que tie­ne el par­ti­do en Vi­lla­grán 355, la que fue en­tre­ga­da ha­ce una se­ma­na, pues la an­te­rior la per­di­mos en un in­cen­dio”, de­ta­lló.

PRO­NUN­CIA­MIEN­TO DES­DE IN­TEN­DEN­CIA

Con la fi­na­li­dad de co­no­cer un pro­nun­cia­mien­to al res­pec­to del eje­cu­ti­vo lo­cal, La Tri­bu­na se con­tac­tó con el in­ten­den­te, Ro­dri­go Díaz, quien an­ti­ci­pó que se ini­cia­rá un su­ma­rio in­terno.

“En re­la­ción a los he­chos de­nun­cia­dos so­bre el uso de la Se­de del Con­se­jo Re­gio­nal de Go­bierno pa­ra otros fi­nes que no son pro­pios de su fun­cio­na­li­dad, de­bo se­ña­lar que he ins­trui­do una in­ves­ti­ga­ción su­ma­ria por par­te de la Di­vi­sión de Ad­mi­nis­tra­ción y Fi­nan­zas del Go­bierno Re­gio­nal que de­ter­mi­ne los he­chos y, even­tua­les, responsabilidades”, pun­tua­li­zó.

RES­PUES­TA DE CON­TRA­LO­RÍA

A pe­sar que sos­tu­vie­ron que no pue­den pro­nun­ciar­se pú­bli­ca­men- te al res­pec­to, des­de la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca en la región del Bio­bío, re­cor­da­ron que el Dic­ta­men 8.600 es­ta­ble­ce - cla­ra­men­te- prohi­bi­cio­nes pa­ra tal si­tua­ción.

Se tra­ta, pun­tual­men­te, del apar­ta­do re­la­ti­vo al uso de bie­nes, vehícu­los, y re­cur­sos fí­si­cos y financieros en ac­ti­vi­da­des po­lí­ti­cas, el cual es­ta­ble­ce lo si­guien­te.

“Im­pli­ca una fal­ta a la pro­bi- dad ad­mi­nis­tra­ti­va el em­plear, ba­jo cual­quier for­ma, di­ne­ro o bie­nes de la ins­ti­tu­ción, en pro­ve­cho pro­pio o de ter­ce­ros y eje­cu­tar ac­ti­vi­da­des, ocu­par tiem­po de la jor­na­da de tra­ba­jo o uti­li­zar per­so­nal o re­cur­sos del or­ga­nis­mo en be­ne­fi­cio pro­pio o pa­ra fi­nes aje­nos a los ins­ti­tu­cio­na­les y, por con­si­guien­te, quie­nes ten­gan par­ti­ci­pa­ción en ta­les con­duc­tas, com­pro­me­ten su res­pon­sa­bi­li­dad ad­mi­nis­tra­ti­va”.

có­mo in­te­gran­tes del co­man­do del PRSD in­gre­san ma­te­rial de pro­pa­gan­da a la se­de

LAS IMÁGENES MUES­TRAN lo­cal. Gen­ti­le­za de Ra­dio Ca­mi­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.