Fi­nan­cia­mien­to de las Fuer­zas Ar­ma­das

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - En­ri­que Inos­tro­za San­hue­za Se­re­mi de Go­bierno Región del Bio­bío

La dis­cu­sión so­bre la Ley Re­ser­va­da del Co­bre es un de­ba­te re­le­van­te que es­tá abier­to, y es muy le­gí­ti­mo, pe­ro hay que ha­cer­lo con res­pon­sa­bi­li­dad y con se­rie­dad. En es­te sen­ti­do, el go­bierno de la Pre­si­den­ta Ba­che­let tie­ne la dis­po­si­ción de dis­cu­tir to­dos los te­mas que se plan­teen, pe­ro con la tran­qui­li­dad, se­re­ni­dad y con el ri­gor que co­rres­pon­de.

En el mar­co del mes de la pa­tria y ha­bien­do ter­mi­na­do el día de las Glo­rias del Ejér­ci­to me pa­re­ce re­le­van­te po­der pro­nun­ciar unas pa­la­bras acer­ca del sen­ti­do que el go­bierno de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let le quie­re dar a la dis­cu­sión pú­bli­ca so­bre la po­si­ble mo­di­fi­ca­ción o de­ro­ga­ción de la Ley Re­ser­va­da del Co­bre.

Nun­ca de­be­mos per­der de vis­ta el ob­je­ti­vo prin­ci­pal que cual­quier go­bierno de­be tener so­bre la dis­cu­sión del fi­nan­cia­mien­to en ma­te­ria de de­fen­sa, pues no se de­be ju­gar con la se­gu­ri­dad de los chi­le­nos y chi­le­nas. Por lo tan­to, ha­ce­mos un lla­ma­do a que el de­ba­te so­bre es­te te­ma se ha­ga con res­pon­sa­bi­li­dad co­mo ha­bi­tual­men­te los miem­bros del par­la­men­to lo han he­cho, sin de­jar­se lle­var por dis­cu­sio­nes fá­ci­les o fra­ses rim­bom­ban­tes sino te­nien­do en cuen­ta siem­pre el es­ta­do ac­tual de las fi­nan­zas pú­bli­cas pe­ro tam­bién la man­ten­ción de las Fuer­zas Ar­ma­das pa­ra que man­ten­gan su pro­fe­sio­na­lis­mo, con ca­pa­ci­da­des di­sua­si­vas y, par­ti­cu­lar­men­te, con ca­pa­ci­dad de aten­ción a aque­llos chi­le­nos que más lo ne­ce­si­tan cuan­do se pro­du­cen desas­tres na­tu­ra­les.

La dis­cu­sión so­bre la Ley Re­ser­va­da del Co­bre es un de­ba­te re­le­van­te que es­tá abier­to, y es muy le­gí­ti­mo, pe­ro hay que ha­cer­lo con res­pon­sa­bi­li­dad y con se­rie­dad. En es­te sen­ti­do, el go­bierno de la Pre­si­den­ta Ba­che­let tie­ne la dis­po­si­ción de dis­cu­tir to­dos los te­mas que se plan­teen, pe­ro con la tran­qui­li­dad, se­re­ni­dad y con el ri­gor que co­rres­pon­de, por­que no son de­ci­sio­nes que se adop­ten de ma­ne­ra li­via­na, sino que con pon­de­ra­ción de to­dos los ele­men­tos.

El te­ma hoy no es si hay o no vo­lun­tad de de­ro­gar es­ta ley; el te­ma es qué se po­ne en su re­em­pla­zo, pues el Es­ta­do de­be con­ti­nuar ha­cién­do­se car­go de fi­nan­ciar las ne­ce­si­da­des per­ma­nen­tes y es­tra­té­gi­cas de la De­fen­sa Na­cio­nal. Eso sig­ni­fi­ca que cuan­do se re­em­pla­za un me­ca­nis­mo se tie­ne que po­ner otro en mo­vi­mien­to, por lo tan­to el aná­li- sis de los nue­vos me­ca­nis­mos pa­ra la mo­di­fi­ca­ción de es­ta Ley de­ben ser dis­cu­ti­dos con mu­cho ri­gor y tran­qui­li­dad, pues no po­de­mos po­ner en pe­li­gro las ca­pa­ci­da­des de la de­fen­sa na­cio­nal.

Por su par­te, el ministro se­cre­ta­rio Ge­ne­ral de Go­bierno, Mar­ce­lo Díaz, ha si­do en­fá­ti­co en sus vo­ce­rías se­ña­lan­do que el Go­bierno en es­ta ma­te­ria no tie­ne te­mas ta­bú, y por tan­to, si la ciu­da­da­nía y trans­ver­sal­men­te la po­lí­ti­ca quie­re dis­cu­tir una nue­va for­ma de fi­nan­cia­mien­to de las FF. AA, no va­mos a ser obs­tácu­lo pa­ra ello.

El lla­ma­do es a con­ver­sar pau­sa­da­men­te y con sen­ti­do de Es­ta­do so­bre la mo­di­fi­ca­ción o de­ro­ga­ción de la Ley Re­ser­va­da del Co­bre o más pre­ci­sos, so­bre un sis­te­ma de fi­nan­cia­mien­to de las ne­ce­si­da­des de nues­tras FF. AA que per­mi­tan man­te­ner y pro­yec­tar su ca­pa­ci­dad ope­ra­ti­va que ase­gu­re nues­tra so­be­ra­nía te­rri­to­rial y las la­bo­res de apo­yo en el sis­te­ma de pro­tec­ción ci­vil que cum­plen efi­cien­te­men­te nues­tros efec­ti­vos de las Fuer­zas Ar­ma­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.