VI­RUS EN FA­CE­BOOK

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN -

Se­ñor Di­rec­tor: No es ex­tra­ño es­cu­char la de­ses­pe­ra­ción de un co­le­ga, ami­go o fa­mi­liar cuan­do pre­sio­na­ron un víncu­lo que no de­bían y un “vi­rus” in­va­dió su página de Fa­ce­book en­vian­do men­sa­jes a sus con­tac­tos y pro­pa­gan­do la in­fec­ción.

La ver­dad es que es­tos su­pues­tos vi­rus, en la mayoría de los casos, son só­lo apli­ca­cio­nes de Fa­ce­book (co­mo los jue­gos, en­cues­tas o tri­vas) que nos en­ga­ñan para que les brin­de­mos los per­mi­sos ne­ce­sa­rios para que pu­bli­quen con­te­ni­do en nues­tro nom­bre o en­víen men­sa­jes a nues­tros con­tac­tos. Con men­sa­jes al es­ti­lo “¡Hola, ami­go! Es cier­to que apa­re­ces en este vi­deo?” o el fa­mo­so “¡No te cree­rás lo que le hi­zo a su pe­rro!”, mu­chas ve­ces cae­mos en la ten­ta­ción de ver un con­te­ni­do sos­pe­cho­so.

Para evitar pro­ble­mas, nun­ca de­be­mos abrir con­te­ni­do de fuen­tes des­co­no­ci­das, y me­nos otor­gar per­mi­sos a apli­ca­cio­nes que no co­no­ce­mos só­lo para ver ese vi­deo del ga­ti­to to­can­do gui­ta­rra en un tri­ci­clo. Y si ya es muy tar­de, la so­lu­ción es bas­tan­te fá­cil. Abri­mos nues­tro Fa­ce­book y nos di­ri­gi­mos a la pes­ta­ña “con­fi­gu­ra­ción”. Lue­go ba­ja­mos has­ta “Apli­ca­cio­nes” y bus­ca­re­mos to­das las apps sos­pe­cho­sas o que no uti­li­ce­mos y pre­sio­na­re­mos en la cruz para eli­mi­nar­las. ¡No más men­sa­jes au­to­má­ti­cos!

Agre­gue un an­ti­vi­rus gra­tui­to (Avi­ra es mi re­co­men­da­ción) y cam­bie su con­tra­se­ña de ac­ce­so ca­da dos o tres me­ses. Y re­cuer­den siem­pre pre­gun­tar an­tes de ha­cer click.

Leo­nar­do Gon­zá­lez Ra­mí­rez Pe­rio­dis­ta di­gi­tal Uni­ver­si­dad San Se­bas­tián

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.