Pág. 11

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - NUESTRA GENTE -

Cris­tian Gar­cía, con 40 años, y sien­do –al día de hoy- pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Ro­deo chi­leno de Bío-bío, con­ver­só con La Tri­bu­na Fin­de pa­ra dar a co­no­cer su pa­sión y, por cier­to, có­mo ha apor­ta­do su ges­tión a la man­ten­ción y pre­ser­va­ción de es­te de­por­te. “Yo par­tí, mi pri­mer ro­deo fue en­tre los 12 y 14 años. Siem­pre es­tu­ve vin­cu­la­do, apren­dien­do en­tre­me­dio de las pa­tas de los ca­ba­llos. Yo me ini­cié en el fun­do de unos ami­gos, que son la fa­mi­lia Ro­jas Gar­cía, que son ve­ci­nos de no­so­tros en el cam­po en Mul­chén, y ahí di mis pri­me­ros pa­sos en el ro­deo, lue­go mi pa­dre me em­pe­zó a com­prar ca­ba­llos, y par­tió es­te cuen­to co­mo un de­por­te de fin de se­ma­na, y más en esa épo­ca de ve­rano”, co­men­tó.

Ade­más, aña­dió que “des­pués nos fui­mos a es­tu­diar a la uni­ver­si­dad y pa­sa­ba lo mis­mo. Era un de­por­te que ve­nía­mos los fi­nes de se­ma­na a co­rrer, y en el ve­rano lo prac­ti­cá­ba­mos más”.

Des­pués de que to­do es­to co­men­zó co­mo un pa­sa­tiem­po, se ini­ció una eta­pa di­ri­gen­cial im­por­tan­te, ro­dea­do de gran­des hom­bres que apor­ta­ron al de­sa­rro­llo de es­te de­por­te en la zo­na.

“El pri­mer pa­so que di co­mo di­ri­gen­te fue el año 2000. En el club Mul­chén, don­de he per­te­ne­ci­do siem­pre, las per­so­nas que di­ri­gían es­to eran ami­gos de mis pa­dres, tíos co­mo les di­ce uno de ca­ri­ño, qui­sie­ron tras­pa­sar la di­ri­gen­cia a la gen­te jo­ven que exis­tía en ese mi­nu­to en el club. Y, en el año 2000, me es­co­gie­ron co­mo pre­si­den­te”, sos­tu­vo.

Tam­bién, se­ña­ló que “de­ben ha­ber pa­sa­do unos dos años, yo calcu­lo el 2003, la Aso­cia­ción la di­ri­gía don Íta­lo Zunino Mu­ra­to­ri, y me lla­ma a mí y me di­ce que que­ría que fue­ra di­rec­tor. Y le di­je in­me­dia­ta­men­te que sí, y fui di­rec­tor de su pe­rio­do, tam­bién fui su te­so­re­ro. Lue­go in­gre­sa don Ra­món Ra­mos, al cual tam­bién acom­pa­ñe sien­do di­rec­tor; des­pués a mi ami­go Ma­rio Ciap­pa tam­bién, y el año 2013 me nom­bran pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Ro­deo de Bío Bío. Ha si­do gran par­te de mi vi­da, a los 25 años fui pre­si­den­te del club Mul­chén, y en el di­rec­to­rio de la Aso­cia­ción siem­pre fui el más jo­ven”.

Re­sal­tó que, de to­dos los pre­si­den­tes men­cio­na­dos, “se­ría­mos unos in­gra­tos no re­co­no­cer­les. Al con­tra­rio, ellos hi­cie­ron mu­cho, nos de­ja­ron la me­sa pues­ta. To­das las co­sas que uno ob­ser­va en So­ca­bio, la me­dia­lu­na, el ca­sino, el de­par­ta­men­to que tie­ne la aso­cia­ción, to­do fue lo­gra­do por esos pre­si­den­tes. En esa épo­ca se hi­cie­ron cla­si­fi­ca­to­rios, con ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos. Ha­bía mu­cha gen­te que co­la­bo­ra­ba y to­da­vía lo ha­cen. Hoy te­ne­mos una aso­cia­ción que pe­sa mu­cho en el mun­do co­rra­le­ro, Bío Bío es una aso­cia­ción gran­de, de mu­chos clu­bes, tie­ne mu­cha com­pe­ten­cia, es muy com­pe­ti­ti­va, te­ne­mos cam­peo­nes de Chi­le en nues­tras fi­las, y pa­ra mí es un or­gu­llo di­ri­gir una aso­cia­ción co­mo es­ta, or­de­na­da, don­de se ha­cen las co­sas bien, don­de los clu­bes es­tán cohe­sio­na­dos, don­de hay dis­ci­pli­na, don­de da gus­to tra­ba­jar”.

La in­ten­ción es atraer a to­das las fa­mi­lias al ro­deo, un desafío que se han plan­tea­do y tam­bién pues­to en prác­ti­ca, al so­li­ci­tar a ca­da club que in­te­gra la Aso­cia­ción, rea­li­zar las com­pe­ten­cias en las co­mu­nas a las que per­te­ne­cen.

“No­so­tros so­mos un di­rec­to­rio jo­ven, pa­só un po­co lo mis­mo que en el club Mul­chén. El pro­me­dio de edad de­be es­tar en los 40 años. Es­ta­mos re­pre­sen­ta­dos por va­rios clu­bes, y siem­pre he­mos te­ni­do ga­nas por­que so­mos jó­ve­nes, que­re­mos ha­cer har­tas co­sas. Hi­ci­mos la Fies­ta de la Chi­le­ni­dad en dos opor­tu­ni­da­des, ade­más que los que no es­tán ha­cien­do los ro­deos en sus co­mu­nas, los ins­ta­mos a que lo vuel­van a ha­cer. Es­ta es una fies­ta de los cam­pos chi­le­nos. Es­to no se pue­de rea­li­zar en una so­la me­dia­lu­na. Uno va a Mul­chén, Qui­la­co, Qui­lle­co, San Lo­ren­zo, se re­ple­tan de gen­te, y só­lo por nom­brar a al­gu­nos. Eso es lo que no se pue­de per­der en el ro­deo, por­que es la ba­se de nues­tro de­por­te”, sen­ten­ció.

A Gar­cía le que­da to­do el pró­xi­mo año pa­ra po­der lle­var ade­lan­te su ges­tión, y co­mo di­rec­to­rio se han plan­tea­do el desafío de de­jar un buen re­cin­to de­por­ti­vo, ya re­mo­de­la­ron un pa­ra­guas, lo que per­mi­te dar ma­yor co­mo­di­dad a la gen­te que asis­ta co­mo pú­bli­co.

“Siem­pre se­gui­re­mos la mis­ma lí­nea que he­mos te­ni­do, que es ir me­jo­ran­do y tra­ba­jan­do pa­ra nues­tro de­por­te, que se cum­pla el re­gla­men­to y man­te­ner nues­tro de­por­te co­mo se me­re­ce”, afir­mó.

Por úl­ti­mo, el di­ri­gen­te del ro­deo en­vió un men­sa­je a to­da la co­mu­ni­dad, pa­ra que se in­te­gren, co­noz­can es­ta tra­di­ción na­cio­nal, y pue­dan ser par­tí­ci­pes de una de las aso­cia­cio­nes más im­por­tan­tes del país.

“De­cir­le a la gen­te que no ha ido al ro­deo, que se acer­que, vea co­mo se prac­ti­ca. No­so­tros so­mos los prin­ci­pa­les ac­to­res que ve­la­mos por cui­dar los ani­ma­les, ha­cer cum­plir de for­ma es­tric­ta el re­gla­men­to. Me gus­ta­ría que la gen­te que no co­no­ce a fon­do nues­tra pa­sión, nos acom­pa­ñe, es­ta­mos in­tere­sa­dos en cui­dar es­te de­por­te”, ce­rró Cris­tian Gar­cía, pre­si­den­te Aso­cia­ción de Ro­deo Bío Bío.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.