Apren­de có­mo to­ni­fi­car tu cuer­po des­pués de adel­ga­zar

Lo que ha­rás al mo­men­to de to­ni­fi­car des­pués de adel­ga­zar es apren­der a tra­ba­jar de­ter­mi­na­das par­tes de tu cuer­po, for­ta­le­cién­do­las y re­for­zán­do­las, pe­ro sin au­men­tar la ma­sa mus­cu­lar.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - BIENESTAR -

To­ni­fi­car des­pués de adel­ga­zar te per­mi­ti­rá evi­tar que de­ter­mi­na­das par­tes de tu cuer­po pre­sen­ten un as­pec­to flá­ci­do una vez que has eli­mi­na­do esos ki­los de más, al­go que sue­le ocu­rrir cuan­do pier­des mu­cho pe­so de­bi­do a una die­ta o una en­fer­me­dad y no rea­li­zas el su­fi­cien­te ejer­ci­cio fí­si­co. Pa­ra ayu­dar­te a com­ba­tir es­tos efec­tos del adel­ga­za­mien­to rá­pi­do e in­ten­so, te ex­pli­ca­mos có­mo to­ni­fi­car des­pués de adel­ga­zar.

Lo que ha­rás al mo­men­to de to­ni­fi­car des­pués de adel­ga­zar es apren­der a tra­ba­jar de­ter­mi­na­das par­tes de tu cuer­po, for­ta­le­cién­do­las y re­for­zán­do­las, pe­ro sin au­men­tar la ma­sa mus­cu­lar. Por ello, es im­por­tan­te in­ci­dir en aque­llas par­tes ten­dien­tes a acu­mu­lar gra­sa y que son las que se que­dan más blan­das cuan­do pier­des pe­so.

lo QUE DE­BES HA­CER, en Sim­ple

Los cuá­dri­ceps son los pri­me­ros múscu­los que de­be­rás te­ner en cuen­ta a la ho­ra de to­ni­fi­car des­pués adel­ga­zar. Son los que es­tán por la par­te su­pe­rior tra­se­ra de las pier­nas y que­dan muy flá­ci­dos des­pués de ha­ber per­di­do mu­cho pe­so, dan­do la im­pre­sión de que las ex­tre­mi­da­des in­fe­rio­res se me­ten ha­cia aden­tro.

Es­tos múscu­los son los que se en­car­gan de ele­var la ro­di­lla, por los que to­dos los ejer­ci­cios en los que se reali­ce es­te mo­vi­mien­to, co­mo las zan­ca­das o las sen­ta­di­llas, se­rán muy úti­les.

Los trí­ceps son otro gran ca­ba­llo de ba­ta­lla cuan­do ne­ce­si­tas to­ni­fi­car des­pués de adel­ga­zar. Un trí­ceps po­co tra­ba­ja­do es el que pro­vo­ca los tan te­mi­dos des­col­ga­mien­tos en los bra­zos y que, si no se ha­ce el su­fi­cien­te ejer­ci­cio, sue­len apa­re­cer con el pa­so de los años, aun­que no se su­fra una fuer­te pér­di­da de pe­so.

Si tra­ba­jas con un po­co de re­sis­ten­cia, los efec­tos de los ejer­ci­cios se ve­rán an­tes.

El ab­do­men, es­pe­cial­men­te en los hom­bres, tam­bién es otro fo­co de aten­ción cuan­do hay que apren­der có­mo to­ni­fi­car des­pués de adel­ga­zar. Al ser una par­te del cuer­po que acu­mu­la la gra­sa cuan­do se en­gor­da, tam­bién es la que más fla­ci­dez pre­sen­ta cuan­do se pro­du­ce el pro­ce­so con­tra­rio y se pier­de pe­so.

De­bes tra­tar de tra­ba­jar tan­to los ab­do­mi­na­les su­pe­rio­res co­mo los in­fe­rio­res y la­te­ra­les. La ca­ra tam­bién sue­le ga­nar arru­gas tras ha­ber per­di­do pe­so, lo que da un as­pec­to en­ve­je­ci­do, así que de­bes te­ner en cuen­ta es­ta par­te del cuer­po al mo­men­to de to­ni­fi­car.

La die­ta es un gran alia­do que te ayu­da­rá a me­jo­rar el tono una vez has adel­ga­za­do. Ade­más de man­te­ner­te hi­dra­ta­do bebiendo mu­cha agua, tam­bién de­be­rás in­cor­po­rar a tu die­ta ali­men­tos que te apor­ten es­te lí­qui­do, por ejem­plo, a tra­vés de fru­tas ri­cas en agua co­mo la san­día o el me­lón.

Con to­dos es­tos ejer­ci­cios po­drás to­ni­fi­car des­pués de adel­ga­zar tra­ba­jan­do los múscu­los, sin em­bar­go, la fla­ci­dez de la piel es más di­fí­cil de com­ba­tir. Con­sul­ta con tu mé­di­co, pe­ro cuan­do la pér­di­da de pe­so de­ri­va de una ope­ra­ción de re­duc­ción de es­tó­ma­go, lo que sig­ni­fi­ca que se per­de­rán mu­chos ki­los, se­rá en oca­sio­nes ne­ce­sa­rio re­cu­rrir a la ci­ru­gía es­té­ti­ca pa­ra con­se­guir re­cu­pe­rar­te, ya que la piel ha­brá per­di­do de for­ma irre­cu­pe­ra­ble su ca­pa­ci­dad de con­traer­se.

ejer­ci­cios

El pa­so del tiem­po, la fal­ta de ejer­ci­cio o los cam­bios brus­cos de pe­so son los fac­to­res de­ter­mi­nan­tes pa­ra pro­vo­car fla­ci­dez en la par­te su­pe­rior de las pier­nas. Pa­ra com­ba­tir­lo, de­be­mos tra­ba­jar los cuá­dri­ceps, con ejer­ci­cios muy sen­ci­llos en los que te­ne­mos que po­ner es­pe­cial aten­ción a la po­si­ción en la que co­lo­ca­mos los pies. Con cons­tan­cia y unos mi­nu­tos al día, lo­gra­re­mos re­for­zar es­te múscu­lo. Pa­ra que ga­nes en efec­ti­vi­dad, te con­ta­mos cuá­les son los me­jo­res ejer­ci­cios pa­ra los cuá­dri­ceps.

Co­men­za­re­mos ha­cien­do se­ries de zan­ca­da la­te­ral. Pa­ra que el ejer­ci­cio sea efec­ti­vo, te­ne­mos que co­lo­car­nos de for­ma co­rrec­ta, lo que su­po­ne que los pies los de­be­mos gi­rar ha­cia el ex­te­rior. En­ton­ces, de for­ma al­ter­na­ti­va, ire­mos ele­van­do la pier­na iz­quier­da y la de­re­cha, ele­van­do la ro­di­lla lo má­xi­mo que po­da­mos.

Otro ejer­ci­cio pa­ra re­for­zar los cuá­dri­ceps, que re­quie­re más fuer­za, es la zan­ca­da con sal­to. En es­te ca­so, los pies de­ben es­tar en su po­si- ción na­tu­ral. Nos co­lo­ca­mos con la es­pal­da rec­ta y la pier­na iz­quier­da fle­xio­na­da for­man­do un án­gu­lo rec­to. Mien­tras, la pier­na de­re­cha es­ta­rá fle­xio­na­da ha­cia atrás pe­ro sin que la ro­di­lla to­que el sue­lo. Pa­ra rea­li­zar el ejer­ci­cio, he­mos de lo­grar in­ver­tir la po­si­ción de nues­tras pier­nas de mo­do que la iz­quier­da se fle­xio­ne ha­cia atrás y la de­re­cha en án­gu­lo rec­to ha­cia ade­lan­te, dan­do un sal­to.

Otro de los me­jo­res ejer­ci­cios pa­ra los cuá­dri­ceps con­sis­te en el si­guien­te. Ne­ce­si­ta­rás unas man­cuer­nas (que pue­des con­se­guir en cual­quier tien­da de de­por­tes) y ten­drás que co­lo­car­te de pie con las pier­nas li­ge­ra­men­te se­pa­ra­das

El ejer­ci­cio con­sis­te en ha­cer una zan­ca­da ha­cia ade- lan­te con la pier­na de­re­cha y, des­pués, con la iz­quier­da. So­bre to­do no de­bes to­car el sue­lo con la ro­di­lla por­que si no, no con­se­gui­rás que el múscu­lo.tra­ba­je lo su­fi­cien­te. Man­tén la es­pal­da rec­ta pa­ra evi­tar cual­quier le­sión.

De TO­DOS MO­DOS, si pre­sen­tas pro­ble­mas, acu­de a tu mé­di­co pa­ra evi­tar com­pli­ca­cio­nes ma­yo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.