Zum­ba no pa­ra y con­ti­núa sien­do el ejer­ci­cio que la lle­va

Si bien, aún no se lo­gra de­ter­mi­nar con es­tu­dios la real mag­ni­tud de es­te ti­po de ins­truc­ción, los es­pe­cia­lis­tas ase­gu­ran que es bueno a la ho­ra de ba­jar de pe­so.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - BIENESTAR -

Se ter­mi­na sep­tiem­bre y a es­ta al­tu­ra mu­chos ha­cen de to­do pa­ra ba­jar de pe­so. Y es que no só­lo la die­ta sir­ve a la ho­ra de adel­ga­zar y te­ner una “me­jor fi­gu­ra”, sino que tam­bién se de­be ha­cer ac­ti­vi­dad fí­si­ca cons­tan­te.

En ese sen­ti­do, pa­ra mu­chos no le es en­tre­te­ni­do te­ner que tro­tar o ha­cer pe­sas, por lo que una de las al­ter­na­ti­vas más di­ver­ti­das y efi­cien­tes es la zum­ba.

Zum­ba es un mo­vi­mien­to o dis­ci­pli­na fit­ness de ori­gen co­lom­biano, en­fo­ca­do por una par­te a man­te­ner un cuer­po sa­lu­da­ble y por otra a desa­rro­llar, for­ta­le­cer y dar fle­xi­bi­li­dad al cuer­po me­dian­te mo­vi­mien­tos de bai­le com­bi­na­dos con una se­rie de ru­ti­nas ae­ró­bi­cas. La zum­ba uti­li­za den­tro de sus ru­ti­nas los prin­ci­pa­les rit­mos la­ti­noa­me­ri­ca­nos, co­mo lo son la sal­sa, el me­ren­gue, la cum- bia, el reg­gae­tón y la sam­ba. En ca­da se­sión de zum­ba, se pue­den lle­gar a que­mar 800 ca­lo­rías.

Pe­ro, ¿por qué es tan po­pu­lar? Pri­me­ro, hay que par­tir de la ba­se de que es un mé­to­do de en­tre­na­mien­to ba­sa­do en el bai­le y el bai­le equi­va­le a di­ver­sión. Es más fá­cil in­ci­tar a al­guien que no sue­le ha­cer de­por­te a mo­ver­se si lo ha­ce di­vir­tién­do­se.

En se­gun­do lu­gar, tie­ne una bue­na es­tra­te­gia de mar­ke­ting y ha sa­bi­do in­tro­du­cir­se en el mer­ca­do.

A ello hay que agre­gar un pun­to bas­tan­te im­por­tan­te, ¿es real­men­te efi­caz la zum­ba? Que sea di­ver­ti­do, sin em­bar­go, no sig­ni­fi­ca que sea efi­caz. Hay muy po­cos es­tu­dios so­bre la efec­ti­vi­dad de la dan­za ae­ró­bi­ca. Nos ba­sa­mos en el que hi­zo el Con­se­jo Ame­ri­cano de Ejer­ci­cio.

El es­tu­dio pro­po­ne de­ter­mi­nar la in­ten­si­dad de ejer- ci­cio pro­me­dio y el gas­to de ener­gía du­ran­te una cla­se tí­pi­ca de fit­ness zum­ba. Pa­ra el es­tu­dio se se­lec­cio­na­ron 19 mu­je­res vo­lun­ta­rias sa­nas, de eda­des com­pren­di­das en­tre los 18 y 22 años que te­nían ex­pe­rien­cia pre­via en cla­ses de zum­ba.

Tras rea­li­zar­les una prue­ba de es­fuer­zo pa­ra de­ter­mi­nar la fre­cuen­cia car­día­ca (FC) y el con­su­mo de oxí­geno( VO2) de ca­da una de las par­ti­ci­pan­tes, ca­da su­je­to par­ti­ci­pó en una so­la se­sión de zum­ba lle­van­do un mo­ni­tor de fre­cuen­cia car­día­ca.

Los in­ves­ti­ga­do­res con­clu­yen que en una cla­se de fit­ness zum­ba se que­ma un pro­me­dio de 369 ca­lo­rías o apro­xi­ma­da­men­te 9,5 kcal por mi­nu­to.

Aten­dien­do a la mo­ni­to­ri­za­ción de la fre­cuen­cia car­día­ca de la se­sión de fit­ness zum­ba, se ase­me­ja a los pa­tro­nes de en­tre­na­mien­tos por in­ter­va­los, por lo que se pue­de con­cluir que con zum­ba se que­ma más ca­lo­rías en com­pa­ra­ción con un ejer­ci­cio cons­tan­te co­mo co­rrer.

En con­clu­sión, es una ac­ti­vi­dad efi­caz y son los mis­mos es­pe­cia­lis­tas quie­nes de­ta­llan acer­ca de ello, de lo cual, ase­gu­ran que es bueno pa­ra que­mar ca­lo­rías (no es el más efi­caz pe­ro fun­cio­na). Con zum­ba, se que­ma más ca­lo­rías que con el car­dio­bo­xing, step y yo­ga.

En re­su­men, zum­ba fit­ness es un es­ti­lo de en­tre­na­mien­to por in­ter­va­los efec­ti­vo pa­ra que­mar ca­lo­rías y po­ner­se en for­ma mien­tras se dis­fru­ta.

En la pro­vin­cia, la gran ma­yo­ría de los gim­na­sios la tie­ne pre­sen­te co­mo una ac­ti­vi­dad que atrae a quie­nes quie­ren po­ner­se en for­ma, de­bi­do a lo di­ver­ti­do y efi­caz que pa­re­ce ser, por lo mis­mo, mu­chos se han per­fec­cio­na­do pa­ra lo­grar ser ins­truc­to­res de es­te exi­to­so ejer­ci­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.