Un co­ra­zón bon­da­do­so enal­te­ce a la per­so­na

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

El es­tar siem­pre co­nec­ta­dos a nues­tros ce­lu­la­res o apa­ra­tos tec­no­ló­gi­cos nos ha­ce ol­vi­dar par­te esen­cial de la vi­da, y per­der­nos de co­sas que an­tes solíamos dis­fru­tar.

La jor­na­da de es­te miér­co­les, el ca­bo Ro­dri­go Ga­llar­do Már­quez se en­con­tró con un es­ce­na­rio que no lo de­jó in­di­fe­ren­te mien­tras efec­tua­ba un pa­tru­lla­je pre­ven­ti­vo por las in­me­dia­cio­nes de un co­le­gio.

Tres pe­que­ños pe­rri­tos lla­ma­ron su aten­ción y de­bió ha­cer un al­to en sus fun­cio­nes po­li­cia­les pa­ra brin­dar­les ayu­da, cer­cio­rán­do­se que que­da­rían en bue­nas ma­nos.

Si­tua­cio­nes co­mo és­tas nos ha­cen re­cor­dar que hay reali­da­des que no po­de­mos des­co­no­cer. Co­mo sociedad no po­de­mos des­co­no­cer lo que pa­sa en nues­tro en­torno, es­pe­cial­men­te cuan­do afec­tan a se­res in­ca­pa­ces de de­fen­der­se. Por lo mis­mo es que re­sul­ta loa­ble des­ta­car el co­ra­zón bon­da­do­so de es­te ca­ra­bi­ne­ro.

Ayu­dar al pró­ji­mo no debe li­mi­tar­se al apo­yo que po­da­mos brin­dar­le a nues­tros pa­res sino que tam­bién a los ani­ma­les. A cam­bio, po­dre­mos vol­ver a ca­sa con una sor­pre­sa mu­cho más gra­ti­fi­can­te de lo que no­so­tros mis­mos po­dre­mos ima­gi­nar ja­más en la vi­da.

No hay ni­ño que no en­lo­quez­ca an­te la idea de te­ner una mas­co­ta; sin em­bar­go, to­do par­te por la en­se­ñan­za que co­mo pa­dres po­da­mos brin­dar­les en torno a la te­nen­cia res­pon­sa­ble de ani­ma­les. Co­mo pa­dres de­be­mos pre­di­car con el ejem­plo.

Es que un ani­mal no es un ju­gue­te; re­quie­re de cui­da­dos bá­si­cos co­mo cual­quier ser vi­vo y que ca­da fa­mi­lia debe asu­mir y afron­tar co­mo lo ha­ría con cual­quier miem­bro de su clan. No es lle­gar y des­ha­cer­se de ellos cuan­do ya no les sir­va.

Si no so­mos ca­pa­ces de res­pe­tar la vi­da de los ani­ma­les, de los ni­ños y de quie­nes nos ro­dean, es que co­mo sociedad es­ta­mos fa­llan­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.