Ave­ni­da Pa­dre Hur­ta­do:

la gran trans­for­ma­ción vial de la co­mu­na de Los Ángeles

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - Front Page - Mar­cos Sa­mien­to. Fo­to­gra­fías :Ma­nuel Dio­ca­res. © 2016 La Tri­bu­na

Ca­li­fi­ca­da co­mo una de las obras via­les que cam­bia­rá la ca­ra a Los Ángeles y me­jo­ra­rá con­si­de­ra­ble­men­te la co­nec­ti­vi­dad de la co­mu­na, el pro­yec­to de me­jo­ra­mien­to de ave­ni­da Pa­dre Hur­ta­do si­gue avan­zan­do a los rit­mos pro­yec­ta­dos en el pro­ce­so de li­ci­ta­ción, desa­rro­llan­do -ac­tual­men­te- la pri­me­ra fa­se de in­ter­ven­ción, con tra­ba­jos en to­da la ex­ten­sión de la ru­ta. Su in­ver­sión, cer­ca­na a los 9 mil mi­llo­nes del Go­bierno Re­gio­nal, con­tem­pla la pa­vi­men­ta­ción de 3 mil 600 me­tros de lon­gi­tud, que uni­rá de nor­te a sur a la co­mu­na an­ge­li­na, es­pe­cí­fi­ca­men­te, en­tre la ca­lle Orom­pe­llo has­ta Ave­ni­da Vi­cu­ña Mac­ken­na (al lle­gar a la ru­ta Q-180 ha­cia Na­ci­mien­to). Las obras con­tem­plan una do­ble cal­za­da de 14 me­tros de an­cho, se­pa­ra­das por un ban­de­jón cen­tral de una ex­ten­sión pro­me­dio de 30 me­tros, a lo que se su­ma ace­ras a am­bos la­dos de la vía. La em­pre­sa eje­cu­to­ra del pro­yec­to, Cla­ro Vi­cu­ña, co­men­zó los tra­ba­jos en el se­gun­do tri­mes­tre de es­te año, te­nien­do co­mo pla­zo má­xi­mo 690 días co­rri­dos pa­ra el tér­mino to­tal de la obra, es de­cir, apro­xi­ma­da­men­te 2 años.

PAR­QUE CEN­TRAL Y PAI­SA­JIS­MO

La mi­llo­na­ria in­ver­sión no só­lo con­tem­pla la pa­vi­men­ta­ción de ave­ni­da Pa­dre Hur­ta­do, sino tam­bién di­ver­sas obras de pai­sa­jis­mo, con­cen­tra­das en un par­que cen­tral con jue­gos pa­ra ni­ños, zo­nas de re­crea­ción y es­ta­cio­na­mien­tos. Otro ade­lan­to sig­ni­fi­ca la ins­ta­la­ción de un se­gun­do puen­te so­bre el río Quil­que y la dis­po­si­ción de un nue­vo cir­cui­to de se­má­fo­ros, en pun­tos es­tra­té­gi­cos de la ci­ta­da vía.

AU­MEN­TO DE LA RED DE CI­CLO­VÍAS

En el con­tex­to de los es­fuer­zos mu­ni­ci­pa­les por am­pliar la red de ci­clo­vías, la ini­cia­ti­va tam­bién con­tem­pla un pa­so pa­ra ci­clis­tas que irá por me­dio del ban­de­jón cen­tral, en to­da la ex­ten­sión de la ave­ni­da. En el de­ta­lle, la ci­clo­vía ten­drá una an­chu­ra de 3 me­tros, que per­mi­ti­rá el trán­si­to de do­ble vía y la co­ne­xión con otras ru­tas ex­clu­si­vas pa­ra ci­clis­tas, to­do en el con­tex­to de do­tar -en un fu­tu­ro cer­cano- a la co­mu­na de Los Ángeles con un sis­te­ma in­te­gra­do de trans­por­tes.

EX­PRO­PIA­CIÓN DE VI­VIEN­DAS

De­bi­do a la ex­ten­sión que sig­ni­fi­ca la obra, des­afor­tu­na­da­men­te con­tem­pla un pro­ce­so de ex­pro­pia­ción de vi­vien­das en cier­tos pun­tos de la co­mu­na, pro­ce­so que es­tá a car­go del mu­ni­ci­pio an­ge­lino. En vis­ta a la com­ple­ji­dad del asun­to y pa­ra te­ner ma­yo­res de­ta­lles so­bre el te­ma, La Tri­bu­na se con­tac­tó con la ca­sa edi­li­cia, des­de don­de se li­mi­ta­ron -só­lo- a co­men­tar que el pro­ce­so se es­tá lle­van­do con nor­ma­li­dad, desa­rro­llan­do las tras­fe­ren­cias de al­gu­nos si­tios y en al­gu­nos ca­sos lle­van­do a ca­bo los pro­ce­sos de ne­go­cia­ción, los que -ase­gu­ra­ron- iban bas­tan­tes avan­za­dos. Con res­pec­to a cuan­tas vi­vien­das de­be­rán ser erradicadas en la co­mu­na, des­de el mu­ni­ci­pio no qui­sie­ron en­tre­gar ma­yo­res an­te­ce­den­tes. Pr i n te d an d di s t r i b u te d by P ress­rea­der Pr e s s R e a d e r. c o m +1 604 278 4604 • ORI­GI­NAL COPY • ORI­GI­NAL COPY • ORI­GI­NAL COPY • ORI­GI­NAL COPY • ORI­GI­NAL COPY • ORI­GI­NAL COPY •

CA­SOS SO­CIA­LES

Pe­se al gran avan­ce que sig­ni­fi­ca la pa­vi­men­ta­ción de ave­ni­da Pa­dre Hur­ta­do, siem­pre es­tas obras de en­ver­ga­du­ra con­lle­van cos­tos per­so­na­les du­ran­te el desa­rro­llo del pro­yec­to. Uno de es­tos ca­sos fue co­no­ci­do du­ran­te es­ta se­ma­na en Dia­rio La Tri­bu­na, en don­de una pa­re­ja de adul­tos ma­yo­res que su­pe­ra­ban los 80 años de edad, y que - ade­más­pre­sen­ta­ban com­pli­ca­cio­nes de sa­lud, co­mo ce­gue­ra e hi­poa­cu­sia, que­da­ron -prác­ti­ca­men­te- re­clui­dos al in­te­rior de su vi­vien­da. Lo an­te­rior, por los tra­ba­jos que se es­tán eje­cu­tan­do -pun­tual­men­te- en el tra­mo que pa­sa por la po­bla­ción 11 de Sep­tiem­bre, que trans­for­ma­ron por com­ple­to la en­tra­da de su vi­vien­da, con­vir­tién­do­la en un obs­tácu­lo -ca­siin­sal­va­ble pa­ra la pa­re­ja de ter­ce­ra edad. Tras la no­ta de pren­sa, el ad­mi­nis­tra­dor de la obra, Clau­dio Ri­vas, acom­pa­ña­do con un pre­ven­cio­nis­ta de ries­gos se aper­so­nó en el lu­gar, eva­luan­do el pro­ble­ma de los abuelitos. Con­sul­ta­do so­bre los re­sul­ta­dos de la ci­ta­da ins­pec­ción, des­de Cla­ro Vi­cu­ña res­pon­die­ron que no exis­te un pro­ble­ma to­tal de obs­truc­ción de la en­tra­da de la ca­sa, por lo cual se com­pro­me­tie­ron a ace­le­rar las obras, con la fi­na­li­dad que a la bre­ve­dad se ten­ga ter­mi­na­da la ve­re­da cer­ca­na a la vi­vien­da de los adul­tos ma­yo­res. Es­ta in­for­ma­ción fue con­fir­ma­da por la nue­ra de los abuelitos, Ro­sa Sáez, quien ma­ni­fes­tó que el mis­mo día de la no­ta lle­ga­ron fun­cio­na­rios de Cla­ro Vi­cu­ña a ve­ri­fi­car en te­rreno el pro­ble­ma. “Ese día vi­nie­ron y nos di­je­ron que ellos iban a arre­glar lo an­tes po­si­ble esa par­te, con el ob­je­ti­vo que ellos pu­die­ran sa­lir. Pe­ro no se en­tre­gó una so­lu­ción con­cre­ta al te­ma”, pre­ci­só.

LA PO­LÉ­MI­CA: SO­BRE­PRE­CIO DE OBRAS

El pro­yec­to tam­po­co ha es­ta­do ajeno a crí­ti­cas, es­pe­cial­men­te, por per­so­ne­ros de la opo­si­ción, quie­nes han cues­tio­na­do la in­ver­sión de 9 mil mi­llo­nes de pe­sos, acu­san­do un so­bre­pre­cio del pro­yec­to. Una de es­tas vo­ces es el con­se­je­ro re­gio­nal, Luis San­ti­bá­ñez (UDI), quien til­dó la obra co­mo un “lu­jo asiá­ti­co”. “No­so­tros siem­pre dis­pu­si­mos al mo­men­to de la apro­ba­ción re­pa­ros con res­pec­to al mon­to de la in­ver­sión, con­si­de­rá­ba­mos mu­cho más via­ble que se es­ta­ble­cie­ra por tra­mos y con pre­su­pues­tos aco­ta­dos, pa­ra que los re­cur­sos fue­ran uti­li­za­dos en otras ne­ce­si­da­des de Los Ángeles. (…) Hoy a ra­zón cier­ta del va­lor de mer­ca­do de la obra, no se tra­ta de un buen ne­go­cio pa­ra las ar­cas fis­ca­les, sino más bien un va­lor bas­tan­te so­bre el pro­me­dio”, ex­pli­có. De igual mo­do, el po­lí­ti­co gre­mia­lis­ta res­pon­sa­bi­li­zó a la ad­mi­nis­tra­ción mu­ni­ci­pal que en­ca­be­zó Esteban Krau­se del al­to cos­to de la in­ver­sión, sos­te­nien­do lo si­guien­te. “Res­pec­to al por qué, hay que pre­gun­tár­se­lo al mu­ni­ci­pio de Los Ángeles, ya que ellos son los man­da­ta­dos por el GORE pa­ra lle­var a ca­bo la li­ci­ta­ción, ellos son los que con­tra­tan al ins­pec­tor téc­ni­co de obras y son quie­nes res­pon­den an­te la Con­tra­lo­ría, an­te la eje­cu­ción de las obras. Por lo tan­to, la res­pues­ta de es­te ver­da­de­ro lu­jo asiá­ti­co de 9 mil mi­llo­nes de­be res­pon­der­lo el ex al­cal­de”, sen­ten­ció.

La vía con­tem­pla una do­ble cal­za­da de 14 me­tros de an­cho, con un ban­de­jón cen­tral de 30 me­tros apro­xi­ma­da­men­te.

Los pro­ble­mas so­cia­les no han es­ta­do au­sen­tes, co­mo el dra­ma que vi­ve una pa­re­ja de abuelitos, por los tra­ba­jos que se eje­cu­tan fue­ra de su vi­vien­da.

La em­pre­sa que se ad­ju­di­có la li­ci­ta­ción, Cla­ro Vi­cu­ña, tie­ne un pla­zo de 690 días co­rri­dos pa­ra la ter­mi­na­ción de la obra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.