Arren­da­ta­rios acu­san ma­los olo­res y obs­ta­cu­li­za­ción de pa­sa­da en ga­le­ría An­di­na

Pro­pie­ta­ria del ne­go­cio de fru­tas sin­di­ca­do co­mo res­pon­sa­ble, des­car­tó las impu­tacio­nes.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA - Mar­cos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Ase­gu­ran­do es­tar can­sa­dos por no en­con­trar una so­lu­ción por par­te de la ad­mi­nis­tra­ción, un nú­me­ro -no me­nor- de arren­da­ta­rios de la Ga­le­ría An­di­na, si­tua­da en ca­lle Al­ma­gro nú­me­ro 352 de Los Án­ge­les, acu­sa­ron se­rios in­con­ve­nien­tes ori­gi­na­dos tras la ins- ta­la­ción de una frutería en la en­tra­da del ci­ta­do re­cin­to. Los pro­ble­mas se de­ben a que la pro­pie­ta­ria de la frutería y tam­bién arren­da­ta­ria de la ga­le­ría, obs­ta­cu­li­za -su­pues­ta­men­te- gran par­te de la en­tra­da cen­tral de la ga­le­ría, es­pe­cial­men­te, cuan­do se des­car­gan los pro­duc­tos en el lu­gar.

Una arren­da­ta­ria, que qui­so man­te­ner re­ser­va de su iden­ti­dad pa­ra evi­tar in­con­ve­nien­tes, re­la­tó a La Tri­bu­na la pro­ble­má­ti­ca.

“Ella ocu­pa gran par­te de la ga­le­ría. (…) Po­ne ca­jas, ba­su­ra y pu­dri­ción. (…) Ella a ve­ces lle­na la en­tra­da, so­bre to­do cuan­do rea­li­za des­car­gas, de­ján­do­nos só­lo al­gu­nos cen­tí­me­tros de pa­sa­da”, pre­ci­só.

Otro in­con­ve­nien­te, que se ha acre­cen­ta­do con el buen clima, es la gran pre­sen­cia de mos­cas y ma­los olo­res, ge­ne­ra­do –apa­ren­te­men­te­por ca­jas con fru­tas que aco­pia a un cos­ta­do del lo­cal de fru­tas.

Un re­si­den­te, que tam­bién pi­dió man­te­ner su ano­ni­ma­to por te­mor a re­pre­sa­lias, co­men­tó los he­do­res y el mos­que­río que se apre­cia en el lu­gar.

“En el lu­gar hay una acu­mu­la­ción de en­va­ses con to­do lo que ella ven­de, co­mo fru­tas y ver­du­ras. Aho­ra con la lle­ga­da de los ca­lo­res, los olo­res son bas­tan­te des­agra­da­bles, lo que ha pro­vo­ca­do un gran au­men­to de mos­cas en to­do el edi­fi­cio”, ex­pli­có.

RES­PUES­TA DE PRO­PIE­TA­RIA

En vis­ta a los an­te­ce­den­tes y pa­ra en­tre­gar el le­gí­ti­mo de­re­cho a ré­pli­ca, La Tri­bu­na se con­tac­tó con la pro­pie­ta­ria de la frutería, Ma­ri­sol Ubi­lla, quien des­car­tó obs­ta­cu­li­zar gran par­te de la en­tra­da.

“Yo cuan­do hi­ce el con­tra­to, lo hi­ce con la au­to­ri­za­ción de ocu­par 2 pel­da­ños de la en­tra­da de la ga­le­ría. Yo pa­go ca­si un mi­llón de pe­sos por to­do. (…) Yo nun­ca he mo­les­ta­do a mis ve­ci­nos y me­nos obs­ta­cu­li­za­do to­da la pa­sa­da”, ar­gu­men­tó.

Con­sul­ta­da so­bre el mal olor, que el dia­rio de la pro­vin­cia cons­ta­tó en te­rreno, la due­ña des­car­tó que se tra­te de fru­ta en des­com­po­si­ción.

“Es­to no es olor a fru­ta des­com­pues­ta, sino a ga­le­ría vie­ja y des­cui­da­da. (…) To­da la fru­ta que es­tá en pro­ce­so de des­com­po­si­ción se de­ja al in­te­rior de la bo­de­ga del lo­cal, pa­ra lue­go ser re­ti­ra­da en la tar­de por el ca­mión de la ba­su­ra”, ex­pli­có.

Por úl­ti­mo, la pro­pie­ta­ria del lo­cal atri­bu­yó res­pon­sa­bi­li­dad a la ad­mi­nis­tra­ción de la ga­le­ría, al des­cui­dar el aseo de to­do el re­cin­to.

“Ha­ce unos me­ses lim­piá­ba­mos no­so­tros, has­ta que lo con­si­de­ra­mos un abu­so, ya que pa­ga­mos un de­re­cho de aseo, por ello la res­pon­sa­bi­li­dad de to­do es­to es de la ad­mi­nis­tra­ción”, con­clu­yó.

PRONUNCIAMIENTO DEL AD­MI­NIS­TRA­DOR

Con el ob­je­ti­vo que la ad­mi­nis­tra­ción del edi­fi­cio asu­mie­ra su cuo­ta de res­pon­sa­bi­li­dad en el he­cho, co­mo ga­ran­te del re­gla­men­to in­terno y la con­vi­ven­cia de los ve­ci­nos, el dia­rio de la pro­vin­cia se co­mu­ni­có con el en­car­ga­do, Cé­sar Cas­ti­llo, quien de­cli­nó en­tre­gar un pronunciamiento, adu­cien­do que se en­con­tra­ba ocu­pa­do.

Por úl­ti­mo, va­le des­ta­car que los arren­da­ta­rios pre­sen­ta­ron un es­cri­to, acom­pa­ña­do con 12 firmas, re­la­tan­do los in­con­ve­nien­tes, el que fue – su­pues­ta­men­te- en­via­do al mu­ni­ci­pio an­ge­lino, Ca­ra­bi­ne­ros y la Se­re­mi de Sa­lud.

LA TRI­BU­NA CONS­TA­TÓ en te­rreno la pre­sen­cia de al­gu­nas ca­jas en la en­tra­da, si­tua­ción que los arren­da­ta­rios di­cen que es aún ma­yor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.