La­jino de 15 años es el se­gun­do se­cues­tro en la zo­na en una se­ma­na: fue bru­tal­men­te gol­pea­do

Fue­ron dos hom­bres, que no tie­nen an­te­ce­den­tes po­li­cia­les, los de­te­ni­dos por es­te he­cho de vio­len­cia, a la al­tu­ra del ki­ló­me­tro 31 de la Ru­ta Q-34. El me­nor fue abor­da­do por ve­ci­nos a eso de las 20 ho­ras del lunes. Fue obli­ga­do a su­bir a un vehícu­lo, apun

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA -

Un lla­ma­do al ni­vel 133, que so­li­ci­ta­ba la pre­sen­cia de Ca­ra­bi­ne­ros en una ca­sa, aler­ta­ría de las ho­ras de te­rror que un me­nor ha­bría vi­vi­do en la co­mu­na de La­ja.

La de­nun­cia alu­día a que el hi­jo de una mu­jer ha­bía si­do agre­di­do por par­te de unos ve­ci­nos, por lo que Ca­ra­bi­ne­ros se tras­la­dó de for­ma in­me­dia­ta has­ta la vi­vien­da de la víc­ti­ma, ubi­ca­da en el sec­tor de San­ta Ana. El he­cho que­dó al des­cu­bier­to du­ran­te la ma­ña­na de es­te mar­tes cuan­do el me­nor de 15 años lle­gó has­ta su ca­sa bas­tan­te afec­ta­do, con su ca­ra su­cia y en­san­gren­ta­da, al igual que su ro­pa.

Ello, lue­go de que pa­sa­das las 20 ho­ras del lunes re­cién pa­sa­do fue­ra abor­da­do por unos ve­ci­nos mien­tras tran­si­ta­ba por ca­lle San Martín, a la al­tu­ra de Prat.

En esos mo­men­tos, se de­tu­vo fren­te al me­nor un co­lec­ti­vo con­du­ci­do por C.M.T.M., acom­pa­ña­do de R.A.CH.T., a quie­nes co­no­cía por- que vi­ven en el mis­mo sec­tor.

Des­de Ca­ra­bi­ne­ros de Chi­le re­la­ta­ron que uno de ellos lo obli­gó a su­bir al vehícu­lo y lo apun­tó con una pis­to­la pa­ra, se­gui­da­men­te, tras­la­dar­lo has­ta un gal­pón aban­do­na­do.

En el lu­gar lo ha­brían ama­rra­do pa­ra lue­go agre­dir­lo, ade­más de ame­na­zar­lo con un ar­ma de fue­go.

La ra­zón se­ría por­que am­bos hom­bres que­rían sa­ber res­pec­to al pa­ra­de­ro de unas es­pe­cies que –el 29 de sep­tiem­bre pa­sa­do- ha­brían si­do sus­traí­das des­de la vi­vien­da de uno de los de­te­ni­dos, sin de­jar de agre­dir­lo pues­to que la víc­ti­ma se­ña­la­ba des­co­no­cer el de­li­to en cues­tión.

No con­ten­tos con ello, los hom­bres de­ja­ron al me­nor ama­rra­do a un pos­te en ese mis­mo gal­pón pa­ra lue­go mar­char­se; el ado­les­cen­te lo­gó sol­tar­se du­ran­te la ma­ña­na de es­te mar­tes, pa­san­do to­da la no­che en di­cho lu­gar.

Mien­tras Ca­ra­bi­ne­ros se en­con­tra­ba aco­gien­do la de­nun­cia, uno de los agre­so­res pa­só por fue­ra de su ca­sa a bor­do de una ca­mio­ne­ta.

Tal es­ce­na­rio ori­gi­nó que efec­ti­vos po­li­cia­les lo si­guie­ra, lo­gran­do dar­le al­can­ce a la al­tu­ra del ki­ló­me­tro 31 de la ru­ta Q-34.

En el lu­gar, el vehícu­lo se en­con­tra­ba de­te­ni­do jun­to al co­lec­ti­vo uti­li­za­do pa­ra tras­la­dar al jo­ven has­ta el lu­gar don­de fue agre­di­do y aban- do­na­do. Am­bos hom­bres, quie­nes no re­gis­tran an­te­ce­den­tes po­li­cia­les, fue­ron de­te­ni­dos y pues­tos a dis­po­si­ción del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co de Yum­bel. La víc­ti­ma, en tan­to, re­sul­tó con le­sio­nes de ca­rác­ter le­ve.

Por ins­truc­ción del fis­cal de turno, las di­li­gen­cias que­da­ron a car­go de la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­cio­nes.

De acuer­do a in­for­ma­ción en­tre­ga­da a Ca­ra­bi­ne­ros de Chi­le al mo­men­to de efec­tuar la de­nun­cia por ro­bo, testigos sin­di­ca­rían ha­ber vis­to al me­nor sa­lir del in­mue­ble.

Sin em­bar­go, tal si­tua­ción de­be­rá ser de­bi­da­men­te in­ves­ti­ga­da y co­rro­bo­ra­da con las di­li­gen­cias pos­te­rio­res.

AM­BOS HOM­BRES fue­ron de­te­ni­dos por per­so­nal de la Sub­co­mi­sa­ría de La­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.