FIFA cas­ti­ga a Chi­le: ¿Ten­drá el mis­mo ri­gor por los pun­tos an­te Bo­li­via?

La ley pa­re­ja no es du­ra, y la jus­ti­cia pa­ra ha­cer cum­plir la nor­ma­ti­va de­be ser pa­ra to­dos por igual. La FIFA es­tá al de­be con el fút­bol mun­dial, y es­ta es una op­ción de reivin­di­car­se, pa­ra de­mos­trar que se bus­ca ha­cer las co­sas bien.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

A tra­vés de un co­mu­ni­ca­do de pren­sa, la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Fút­bol Pro­fe­sio­nal (ANFP), no­ti­fi­có que im­pug­na­rá de­fi­ni­ti­va­men­te an­te la Co­mi­sión de Dis­ci­pli­na de FIFA el par­ti­do en­tre Chi­le y Bo­li­via por las eli­mi­na­to­rias a Ru­sia por la si­tua­ción del za­gue­ro na­cio­na­li­za­do Nel­son Ca­bre­ra.

Es­te ju­ga­dor, en el ri­gor de los he­chos -has­ta el par­ti­do con Chi­le- no cum­plía los re­qui­si­tos pa­ra ser se­lec­cio­na­do del país al­ti­plá­ni­co se­gún la nor­ma­ti­va del fút­bol mun­dial.

¿La ra­zón? El de­fen­sor, quien tu­vo pa­sos por Co­lo Co­lo, es de ori­gen pa­ra­gua­yo, y el día del par­ti­do, va­le de­cir el 6 de sep­tiem­bre pa­sa­do, no te­nía los tiem­pos su­fi­cien­tes pa­ra re­pre­sen­tar a di­cho país ya que, a pe­sar de su na­cio­na­li­za­ción bo­li­via­na, por­que es­te he­cho vio­la el es­tric­to cum­pli­mien­to de la nor­ma­ti­va FIFA de ele­gi­bi­li­dad pa­ra ser se­lec­cio­na­do.

Por una par­te, la im­pug­na­ción a un he­cho es­pe­cí­fi­co de un due­lo de­be rea­li­zar­se den­tro de las pró­xi­mas 24 ho­ras de ju­ga­do el par­ti­do, pe­ro en es­te ca­so, la ex­cu­sa na­cio­nal, es que la ANFP no te­nía có­mo en­te­rar­se de la si­tua­ción.

Es­te he­cho, po­dría mar­car un an­tes y un des­pués en la re­la­ción de nues­tro fút­bol con la FIFA, ya que ha­ce muy po­co se in­for­mó que Chi­le fue cas­ti­ga­do por el en­te re­gen­te del ba­lom­pié mun­dial, por lo que no po­drá ejer­cer su lo­ca­lía an­te Ve­ne­zue­la el pró­xi­mo 28 de mar­zo de 2017 y de­be­rá can­ce­lar 65.000 fran­cos sui­zos.

Es­to se pro­du­ce por ‘re­in­ci­dir’ en mal com­por­ta­mien­to se­gún la FIFA, por cán­ti­cos in­sul­tan­tes, po­lí­ti­cos y ho­mo- fó­bi­cos.

Sin du­da al­gu­na, lo que su­ce­dió aquí, no tie­ne pa­ran­gón con los he­chos an­te­rior­men­te se­ña­la­dos, en cuan­to a apro­piar­se de 3 pun­tos por el due­lo an­te Bo­li­via por in­cum­pli­mien­to de re­gla­men­to, pe­ro se­ría bueno y sano pa­ra el fút­bol mun­dial, ha­cer cum­plir las nor­mas a to­dos por igual.

Si a Chi­le se le san­cio­na por in­cum­plir con la si­tua­ción de con­di­cio­na­li­dad que man­te­nía, a Bo­li­via tam­bién se le de­be ejer­cer el mis­mo ri­gor pa­ra san­cio­nar­lo por uti­li­zar un ju­ga­dor que no cum­plía con los re­qui­si­tos pa­ra for­mar an­te Chi­le.

La ri­gu­ro­si­dad no se es­pe­ra, se exi­ge, ya que no pue­de ser que nues­tra fe­de­ra­ción de fút­bol ten­ga que pa­gar con los pla­tos ro­tos de en­tes in­ter­na­cio­na­les que -sien­do es­tric­ta­men­te cla­ros y ape­ga­dos a la ver­dad- han si­do cues­tio­na­dos du­ran­te el úl­ti­mo tiem­po por no ape­gar­se al re­gla­men­to y, su­pues­ta­men­te, a lo éti­co.

El fút­bol mun­dial, la FIFA, le de­be una res­pues­ta de jus­ti­cia a las fe­de­ra­cio­nes que la in­te­gran, pa­ra que se vuel­va a sen­tir res­pe­to por la ins­ti­tu­ción, que no ha es­ta­do exen­ta de po­lé­mi­cas.

Jus­ti­cia pa­ra la Se­lec­ción chi­le­na, pa­ra la hin­cha­da, y pa­ra la ANFP, que por más que no se vi­van los me­jo­res mo­men­tos por ad­mi­nis­tra­cio­nes pa­sa­das, ha in­ten­ta­do ha­cer las co­sas bien de la mano de un ca­ba­lle­ro del fút­bol: Ar­tu­ro Sa­lah.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.