Bus­can fre­nar “he­chos de san­gre” en Al­to Bio­bío con con­trol a ven­ta de al­coho­les

El pre­si­den­te de Tra­pa-tra­pa, Félix Tra­na­mil, se mos­tró a fa­vor de la me­di­da, sin em­bar­go, acu­só fal­ta de opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les co­mo fon­do del pro­ble­ma.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA - Marcos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Lue­go de la reunión in­ter­sec­to­rial rea­li­za­da la jor­na­da de ayer en la Go­ber­na­ción Pro­vin­cial de Bio­bío, se de­ci­dió au­men­tar el con­trol po­li­cial a la ven­ta de al­coho­les en Al­to Bío Bío, lue­go que co­mu­ne­ros de Tra­pa-tra­pa de­nun­cia­ran un au­men­to de “he­chos de san­gre” en el lu­gar.

La ci­ta, en que par­ti­ci­pó la má­xi­ma au­to­ri­dad, el go­ber­na­dor pro­vin­cial, Luis Bar­ce­ló, el co­mi­sa­rio de la Co­mi­sa­ría de San­ta Bár­ba­ra, Óscar Mu­ñoz, y el pre­si­den­te de la co­mu­ni­dad de Tra­pa-tra­pa, Félix Tra­na­mil, lle­gó a la con­clu­sión que la ma­si­va pre­sen­cia de clan­des­ti­nos es­ta­ría pro­pi­cian­do un ex­ce­si­vo con­su­mo de al­cohol por par­te de los co­mu­ne­ros, que ge­ne­ra­ría las reac­cio­nes vio­len­tas.

Es­te aná­li­sis fue ex­pli­ca­do a la pren­sa por el go­ber­na­dor pro­vin­cial, quien a su vez pi­dió el apo­yo de la mis­ma co­mu­ni­dad.

“Hay una si­tua­ción en­dé­mi­ca de al­cohol en el lu­gar, por ello es­pe­ra­mos in­ter­ve­nir con ma­yor fuer­za. (…) En lo in­me­dia­to, es au­men­tar el con­trol po­li­cial so­bre la ven­ta ilí­ci­ta de al­coho­les. (…) Pa­ra ello, ne­ce­si­ta­mos el apo­yo de la co­mu­ni­dad pa­ra que nos di­gan quié­nes son los que ven­den”, pre­ci­só.

Por su par­te, el co­mi­sa­rio de San­ta Bár­ba­ra de­ta­lló el tra­ba­jo po­li­cial que se acen­tua­rá des­pués de la reunión sos­te­ni­da en la Go­ber­na­ción.

“Va­mos a rea­li­zar un con­trol ex­haus­ti­vo de los vehícu­los que su­ben a Al­to Bío Bío. Lo que bus­ca fre­nar los he­chos de vio­len­cia, co­mo -por ejem­plo- con per­so­nas le­sio­na­das e in­clu­so fa­lle­ci­das por ren­ci­llas. Tam­bién va­mos a me­jo­rar los ca­na­les de con­duc­ta, pa­ra que la in­for­ma­ción flu­ya y sea re­cí­pro­ca con las au­to­ri­da­des an­ces­tra­les del lu­gar, pa­ra po­ten­ciar las es­tra­te­gias de in­ter­ven­ción”, ar­gu­men­tó.

En tan­to, el pre­si­den­te de la co­mu­ni­dad va­lo­ró la me­di­da, sin em­bar­go, acu­só la fal­ta de opor­tu­ni­da­des co­mo otra cau­sa de la vio­len­cia en el sec­tor.

“Yo coin­ci­do en la lec­tu­ra que una de las cau­sas prin­ci­pa­les es el ex­ce­si­vo con­su­mo de al­cohol, no obs­tan­te, hay otras ra­zo­nes que son de ori­gen his­tó­ri­co, co­mo las fal­tas de opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les pa­ra los jó­ve­nes y la ce­san­tía. To­do lo an­te­rior, ge­ne­ra un sen­ti­mien­to de frus­tra­ción que a ve­ces no se ca­na­li­za de la me­jor for­ma”, pun­tua­li­zó.

TRA­BA­JO PRE­VEN­TI­VO

Fue­ra del tra­ba­jo po­li­cial, en la asam­blea tam­bién se de­fi­nie­ron tra­ba­jos a me­diano pla­zo, que con­tem­plan una in­ter­ven­ción con dis­tin­tos ser­vi­cios pú­bli­cos, orien­ta­dos a la pre­ven­ción del con­su­mo pro­ble­má­ti­co de al­cohol.

“Co­mo tra­ba­jo de fon­do va­mos a for­mar una me­sa, en que es­tén in­vo­lu­cra­dos di­ver­sos en­tes de go­bierno y mu­ni­ci­pa­les, con el ob­je­ti­vo de edu- car a las ge­ne­ra­cio­nes más jó­ve­nes so­bre el pro­ble­ma del al­cohol, y a la par ha­cer to­mar con­cien­cia a los ma­yo­res, que la be­bi­da só­lo ge­ne­ra la­men­ta­cio­nes mu­cho ma­yo­res”, en­fa­ti­zó el go­ber­na­dor Bar­ce­ló.

Va­le men­cio­nar, que en la reunión par­ti­ci­pa­ron va­rios jó­ve­nes de la co­mu­ni­dad, quie­nes se su­ma­ron a la pe­ti­ción de in­ter­ve­nir el sec­tor, an­te el au­men­to de he­chos de vio­len­cia.

EL ÚL­TI­MO HE­CHO DE VIO­LEN­CIA

Por úl­ti­mo, re­cor­dar que la reu- nión se ges­tó tras un vio­len­to he­cho de san­gre ocu­rri­do en Tra­pa-tra­pa, en Fies­tas Pa­trias, en don­de un jo­ven fue apu­ña­la­do –su­pues­ta­men­te- por ren­ci­llas an­te­rio­res.

El pa­dre del afec­ta­do, Pe­dro Ma­ri­luán, quien tam­bién par­ti­ci­pó de la reunión, eva­luó po­si­ti­va­men­te la re­so­lu­ción de las au­to­ri­da­des y en­tre­gó su es­ta­do de sa­lud.

“Te­nían pro­ble­mas an­te­rio­res, él me cuen­ta que lo pi­lló el hom­bre y lo apu­ña­ló. Pe­se a ello, re­co­noz­co que el pro­ble­ma del al­cohol es un pro­ble­ma en la co­mu­ni­dad, por­que fo­men­ta las con­duc­tas agre­si­vas”, con­clu­yó.

EN LA REUNIÓN par­ti­ci­pa­ron tam­bién jó­ve­nes de la co­mu­ni­dad, quie­nes se su­ma­ron a la pe­ti­ción de in­ter­ve­nir el lu­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.