De­nun­cian in­jus­ta in­frac­ción al ser con­fun­di­do con co­rre­dor clan­des­tino en Los Án­ge­les

Des­de la ins­ti­tu­ción des­car­ta­ron fal­ta de pro­li­ji­dad en el pro­ce­di­mien­to, y lo in­vi­ta­ron a acla­rar el asun­to cuan­do sea ci­ta­do a tri­bu­na­les.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA -

Ha­cién­do­se só­lo res­pon­sa­ble de es­tar en el mo­men­to y el mi­nu­to me­nos opor­tuno, un ve­cino de Los Án­ge­les de­nun­ció una in­jus­ta in­frac­ción de trán­si­to al ser –su­pues­ta­men­te- con­fun­di­do con un co­rre­dor clan­des­tino.

La si­tua­ción se ori­gi­nó el pa­sa­do vier­nes 30 de sep­tiem­bre, al­re­de­dor de las 00:00 ho­ras, cuan­do el de­nun­cian­te iden­ti­fi­ca­do co­mo Mi­guel Án­gel Ogue­do, ase­gu­ra que sa­lía de su tra­ba­jo en ave­ni­da Las In­dus­trias.

“Yo iba sa­lien­do en mi vehícu­lo del tra­ba­jo, cuan­do de pron­to me per­ca­to que unos au­to­mó­vi­les iban arran­can­do de Ca­ra­bi­ne­ros, de un pro­ce­di­mien­to que se es­ta­ba rea­li­zan­do en la Co­pec. En el ope­ra­ti­vo, los efec­ti­vos iban in­ten­tan­do de­te­ner a quie­nes po­dían y ano­tan­do la pa­ten­te de otros. El te­ma es que yo iba pa­san­do sin na­da que ver e igual re­gis­tra­ron mi pa­ten­te”, acu­só.

Con la fi­na­li­dad de pre­ci­sar la que­ja, se le pre­gun­tó si iba a ex­ce­so de ve­lo­ci­dad, si­tua­ción que fue des­car­ta­da de plano por el de­nun­cian­te.

“Yo ve­nía sa­lien­do de mi tra­ba­jo con mu­cho cui­da­do, pues ya sé que la­men­ta­ble­men­te la ru­ta es em­plea­da pa­ra las ca­rre­ras. Yo iba con mi cin­tu­rón de se­gu­ri­dad, a 50 ki­ló­me­tros por ho­ra y tu­ve to­da la tran­qui­li­dad pa­ra ver que los efec­ti­vos ano­ta­ban ni pa­ten­te”.

Tras la si­tua­ción y con la fi­na­li­dad de acla­rar in­me­dia­ta­men­te el te­ma, el acu­sa­dor sos­tie­ne que acu­dió a la Pri­me­ra Co­mi­sa­ría de Ca­ra­bi­ne­ros de Los Án­ge­les, en don­de só­lo le con­fir­ma­ron que su pa­ten­te se en­con­tra­ba den­tro de las re­gis­tra­das en el pro­ce­di­mien­to, co­mu­ni­cán­do­le que vol­vie­ra al otro día pa­ra sa­ber si -efec­ti­va­men­te- se iba a dar cur­so a una in­frac­ción.

Al día si­guien­te, Ogue­do, acu­dió al re­cin­to de la po­li­cía uni­for­ma­da, en don­de -sin nin­gu­na po­si­bi­li­dad de re­cla­mar- se le no­ti­fi­có que se­ría in­frac­cio­na­do por el asun­to.

RES­PUES­TA DE CA­RA­BI­NE­ROS

Con los an­te­ce­den­tes ex­pues­tos y con la fi­na­li­dad de acla­rar el asun­to, La Tri­bu­na se co­mu­ni­có con Ca­ra­bi­ne­ros pa­ra co­no­cer un pronunciamiento de la ins­ti­tu­ción, el que fue da­do por sub­pre­fec­to de los Ser­vi­cios de la Pre­fec­tu- ra Los Án­ge­les, te­nien­te co­ro­nel, Eric Flo­res, quien sos­tu­vo lo si­guien­te.

“Si es así, la­men­ta­ble­men­te es­ta­ba en el lu­gar, tiem­po y día equi­vo­ca­do. No­so­tros no po­de­mos ha­cer una se­lec­ción de­ta­lla­da en los te­rre­nos, cuan­do es­ta­mos en esa es­pe­cie de ope­ra­ti­vos. Pe­ro si él di­ce que iba sa­lien­do de su tra­ba­jo, de­be­rá acre­di­tar­lo cuan­do sea ci­ta­do a los tri­bu­na­les, co­mo por ejem­plo con un cer­ti­fi­ca­do de su tra­ba­jo”, ex­pli­có.

An­te lo ex­pues­to, se le pre­gun­tó si se asu­me una fal­ta de des­pro­li­ji­dad en el pro­ce­di­mien­to, des­car­tan­do –to­tal­men­te- esa te­sis la au­to­ri­dad lo­cal de Ca­ra­bi­ne­ros.

“No, de nin­gu­na for­ma, por el con­tra­rio, los ope­ra­ti­vos es­tán ava­la­dos por las au­to­ri­da­des lo­ca­les, los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y -lo más im­por­tan­te- por la mis­ma ciu­da­da­nía. Lo an­te­rior, por­que evi­ta­mos la ocu­rren­cia de ac­ci­den­tes de trán­si­to con con­se­cuen­cias fa­ta­les, so­bre to­do con per­so­nas aje­nas a es­tas ca­rre­ras clan­des­ti­nas”, con­clu­yó.

LA AU­TO­RI­DAD PO­LI­CIAL res­pon­dió la que­ja, ma­ni­fes­tan­do que de­be acre­di­tar los an­te­ce­den­tes en tri­bu­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.