Bom­be­ros de Cha­ca­yal es­tá sin ca­rro ha­ce me­ses

Su­per­in­ten­den­te, ma­ni­fes­tó la im­po­si­bi­li­dad de des­ti­nar un trans­por­te de re­em­pla­zo.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA - Mar­cos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Acu­san­do un de­sin­te­rés de las au­to­ri­da­des bom­be­ri­les con los sec­to­res ru­ra­les de Los Án­ge­les, al­gu­nos ve­ci­nos de Cha­ca­yal Nor­te y Sur de­nun­cia­ron -a La Tribuna- que la com­pa­ñía del lu­gar se en­cuen­tra sin ca­rro de Bom­be­ros ha­ce dos me­ses.

La si­tua­ción se ge­ne­ró lue­go que el úni­co trans­por­te bom­be­ril, de la dé­ca­da del 80, pre­sen­ta­ra di­ver­sos des­per­fec­tos, que obli­ga­ron su en­vío a un ta­ller me­cá­ni­co.

Si bien es­to pa­re­cía ser una so­lu- ción al pro­ble­ma, se con­vir­tió en el peor de los ma­les, ya que no se dis­pu­so nin­gún ca­rro de re­em­pla­zo, por lo cual la Oc­ta­va Com­pa­ñía de Bom­be­ros de Cha­ca­yal se que­dó –sim­ple­men­te- sin ca­pa­ci­dad de res­pues­ta an­te una emer­gen­cia.

Es­te es­ce­na­rio ya ha pro­vo­ca­do se­rias con­se­cuen­cias, ya que du­ran­te es­tos 60 días se han re­gis­tra­do va­rias emer­gen­cias en el sec­tor, el úl­ti­mo de los cua­les sig­ni­fi­có la des­truc­ción to­tal de una vi­vien­da y un vehícu­lo.

La pre­si­den­ta de la Jun­ta de Ve­ci­nos de Cha­ca­yal, Evan­ge­lis­ta Ca­ba, na­rró a La Tribuna es­te úl­ti­mo in­ci­den­te, que –in­clu­so- le pu­do cos­tar la vi­da a dos per­so­nas dis­ca­pa­ci­ta­das.

“Han ocu­rri­do tres emer­gen­cias por el mo­ti­vo de que vi­vi­mos en un sec­tor bas­tan­te se­co y con mu­cho bos­que. El úl­ti­mo even­to ocu­rrió ha­ce 15 días, en don­de se con­su­mió en su to­ta­li­dad una vi­vien­da y un vehícu­lo me­nor. Es­to pu­do pa­sar a ma­yo­res, ya que en la ca­sa vi­vía una per­so­na cie­ga y otra con dis­ca­pa­ci­dad men­tal”, en­fa­ti­zó.

AGRE­SIÓN A VO­LUN­TA­RIOS

A pe­sar que no tie­nen nin­gu­na res­pon­sa­bi­li­dad en la au­sen­cia del ca­rro y han acu­di­do - co­mo pue­den- a las men­cio­na­das emer­gen­cias, los vo­lun­ta­rios son fre­cuen­te­men­te cues­tio­na­dos por los ha­bi­tan­tes del lu­gar, in­clu­so, in­sul­ta­dos, co­mo ocu­rrió en el úl­ti­mo ca­so.

“En el in­cen­dio con las per­so­nas dis­ca­pa­ci­ta­das, la gen­te se mos­tró bas­tan­te mo­les­ta y agre­si­va con los vo­lun­ta­rios, en­ros­trán­do­les la de­mo­ra al acu­dir a la emer­gen­cia. Si bien es su­ma­men­te en­ten­di­ble el ma­les­tar de los ve­ci­nos, no se de­be ol­vi­dar que los vo­lun­ta­rios lle­ga­ron por sus pro­pios me­dios al lu­gar”, re­la­tó la mis­ma di­ri­gen­te ve­ci­nal.

RES­PUES­TA DE BOM­BE­ROS

Con la fi­na­li­dad de co­no­cer una res­pues­ta de las au­to­ri­da­des bom­be­ri­les, La Tribuna se co­mu­ni­có con el su­per­in­ten­den­te de Bom­be­ros, Cris­tó­bal Ba­di­lla.

De es­ta ma­ne­ra, la au­to­ri­dad de Bom­be­ros ma­ni­fes­tó la im­po­si­bi­li­dad de des­ti­nar un trans­por­te de emer­gen­cia de re­em­pla­zo, ya que –ac­tual­men­te- es­tán cua­tro ca­rros en re­pa­ra­ción en to­do el Cuer­po de Bom­be­ros de Los Án­ge­les.

De igual mo­do, ma­ni­fes­tó no po­der an­ti­ci­par un pla­zo pa­ra que el ca­rro en re­pa­ra­ción vuel­va a la com­pa­ñía de Cha­ca­yal, ya que – in­clu­so- des­co­no­cen el cos­to to­tal que im­pli­ca­rá la fa­lla.

Por úl­ti­mo, re­co­no­ció que los re­cur­sos siem­pre son li­mi­ta­dos en Bom­be­ros, y que de­bi­do al ti­po de sub­ven­ción que re­ci­ben, los pre­su­pues­tos son rí­gi­dos y no se pue­den re­di­ri­gir a nue­vas even­tua­li­da­des.

AC­TUAL­MEN­TE SI OCU­RRE un in­cen­dio en el lu­gar, los vo­lun­ta­rios no tie­nen có­mo com­ba­tir la emer­gen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.