Dipu­tados cues­tio­nan sa­car “en el nom­bre de Dios” al ini­cio de las asam­bleas

Alu­die­ron que -sin du­da- la ciu­da­da­nía tie­ne otras ne­ce­si­da­des que ca­li­fi­can de ma­yor ur­gen­cia.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLÍTICA - Mar­cos Sar­mien­to pren­sa@lat­ri­bu­na.cl

Al pa­re­cer el Par­ti­do Co­mu­nis­ta (PC) se “to­mó muy a pe­cho” las crí­ti­cas al po­co tra­ba­jo que desa­rro­llan los le­gis­la­do­res, ya que tra­ba­ja­ron ar­dua­men­te en una so­li­ci­tud que -in­clu­soa­me­na­za al mis­mí­si­mo Dios.

Se tra­ta de una ini­cia­ti­va li­de­ra­da por la dipu­tada, Ca­mi­la Va­lle­jos, que bus­ca sa­car la fra­se “en el nom­bre de Dios” en el co­mien­zo de las asam­bleas, pa­ra cam­biar­la por “en re­pre­sen­ta­ción del pue­blo de Chi­le, se abre la se­sión".

La mo­ción pre­sen­ta­da en la Cá­ma­ra Ba­ja, no fue bien re­ci­bi­da ni por los con­gre­sis­tas de su pro­pio con­glo­me­ra­do, quie­nes an­ti­ci­pa­ron que la me­di­da no pros­pe­ra­rá en el Par­la­men­to.

Es­ta vi­sión fue con­fir­ma­da por los 2 dipu­tados de la zo­na, quie­nes apro­ve­cha­ron el con­tac­to con La Tri­bu­na, pa­ra ma­ni­fes­tar sus re­pa­ros a la ini­cia­ti­va.

El pri­me­ro en cues­tio­nar la me­di­da fue el dipu­tado del Par­ti­do Ra­di­cal So­cial De­mó­cra­ta ( PRSD), Jo­sé Pé­rez Arria­ga­da, quien ma­ni­fes­tó que exis­ten otros te­mas más re­le­van­tes pa­ra dis­cu­tir­se en el Con­gre­so.

“Hay mu­chos te­mas más im­por­tan­tes que de­bié­ra­mos abo­car­nos y que cla­ra­men­te le in­tere­san a la gen­te. Al­guno de ellos y que de­bie­ran te­ner ma­yor agi­li­dad, se­rían có­mo me­jo­rar las ren­tas de los ciu- da­da­nos o el mis­mo te­ma del Se­na­me, por ci­tar só­lo al­gu­nos”, pre­ci­só.

Asi­mis­mo, el par­la­men­ta­rio en­fa­ti­zó que no es la pri­me­ra vez que se lla­ma a me­jo­rar el de­ba­te le­gis­la­ti­vo, de­jan­do de la­do dis­cu­sio­nes que no afec­tan el dia­rio vi­vir de la ciu­da­da­nía.

“Lo he­mos plan­tea­do tan- tas ve­ces, en torno a ele­var el de­ba­te. Sin em­bar­go, hay que re­co­no­cer que to­dos tie­nen de­re­cho a ex­po­ner sus pun­tos de vis­ta, y en eso no po­de­mos in­mis­cuir­nos. Pe­ro cla­ra­men­te es­tos pro­yec­tos no cuen­tan con un res­pal­do ma­yo­ri­ta­rio del Par­la­men­to o la gen­te”, pun­tua­li­zó.

Por su par­te, el dipu­ta- do in­de­pen­dien­te, Ro­ber­to Po­ble­te, quien tam­bién alu­dió que la ciu­da­da­nía tie­ne otras ne­ce­si­da­des que ca­li­fi­ca de ma­yor ur­gen­cia, se en­fo­có en el res­pe­to ha­cia quie­nes son cre­yen­tes.

“No creo que al­gu­nas per­so­nas que son ateos o no creen en Dios, no ten­gan el ni­vel de to­le­ran­cia pa­ra que en el Par- la­men­to se abra la se­sión en nom­bre de Dios. Al con­tra­rio, yo pro­pon­dría au­men­tar la fra­se, agre­gan­do en la mis­ma sen­ten­cia, en nom­bre de la ciu­da­da­nía que nos eli­gió y la re­pú­bli­ca”, con­clu­yó.

Por úl­ti­mo, ca­be des­ta­car que am­bos con­gre­sis­tas ex­pre­sa­ron -abier­ta­men­te- que no vo­ta­rán a fa­vor de la so­li­ci­tud.

an­ti­ci­pa­ron que vo­ta­rán en contra de la me­di­da.

AM­BOS LE­GIS­LA­DO­RES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.