Un pa­so pa­ra ade­lan­te, dos pa­ra atrás

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Pa­tri­cio Ova­lle Wood Dir. Cen­tro de Com­pe­ti­ti­vi­dad UNI­VER­SI­DAD DEL PA­CÍ­FI­CO

Co­mo ya es co­no­ci­do, no en una sino múl­ti­ples for­mas que no es ne­ce­sa­rio pun­tua­li­zar aho­ra pe­ro que me ima­gino la ciu­da­da­nía po­drá re­cor­dar, nue­va­men­te el eje­cu­ti­vo da un pa­so pa­ra ade­lan­te y dos pa­ra atrás, al anun­ciar que ini­cia­rá la re­gu­la­ción de Uber y Ca­bify.

La men­ta­da ac­ción del Mi­nis­te­rio de Trans­por­tes y Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes se tra­du­ce en el en­vío de un pro­yec­to de ley que re­gu­la y le­ga­li­za am­bas apli­ca­cio­nes, con una se­rie de me­di­das en­tre las que se en­cuen­tran la exi­gen­cia de li­cen­cia de con­du­cir ti­po A, re­gis­tro de an­te­ce­den­tes, la nor­ma de cum­plir sus ser­vi­cios con au­to­mó­vi­les de al­to es­tán­dar – eu­fe­mis­mo pa­ra au­tos de lu­jo-; nue­vo me­ca­nis­mo de pre­cios con co­bros adi­cio­na­les por ki­ló­me­tro, eli­mi­na­ción de pa­go en efec­ti­vo, ta­ri­fa re­gu­la­da por “pa­nel de Ex­per­tos”, et­cé­te­ra.

La pri­me­ra pre­gun­ta que me sur­ge de in­me­dia­to es ¿ por qué re­gu­lar un sis­te­ma que fun­cio­na bien? O ¿por qué re­gu­lar lo que me­jor fun­cio­na? Y la pre­gun­ta no es ca­sual pues la­men­ta­ble­men­te la his­to­ria re­cien­te da cuen­ta de que has­ta aho­ra el mi­nis­te­rio no ha si­do ca­paz de re­gu­lar y fis­ca­li­zar el pé­si­mo trans­por­te pú­bli­co con el que cuen­ta la ca­pi­tal de Chi­le y sus re­gio­nes… Tran­san­tia­go y sus de­ri­va­dos re­gio­na­les Trans An­to­fa­gas­ta, además de los ta­xis y colectivos ca­pi­ta­li­nos y re­gio­na­les que co­rren por ca­rril pro­pio (en al­gu­nas re­gio­nes uti­li­zan ta­xí­me­tros, en otras el ojí­me­tro) y con un pé­si­mo ser­vi­cio, pro­ba­ble­men­te den­tro de los más de­fi­cien­tes, si hi­cié­ra­mos el ejer­ci­cio de una en­cues­ta na­cio­nal Flash.

Las re­gu­la­cio­nes que se des­pa­cha­rán al con- gre­so, con­lle­van además una se­rie de re­qui­si­tos y me­di­das que ge­ne­ran ba­rre­ras de en­tra­da; seg­men­ta­ción al exi­gir au­to­mó­vi­les de lu­jo, tan­to pa­ra quien da el ser­vi­cio co­mo pa­ra el que lo quie­re uti­li­zar; lo mis­mo ocu­rre con la re­gu­la­ción de ta­ri­fa y sis­te­ma de pa­go, que nue­va­men­te ale­ja la po­si­bi­li­dad de uti­li­zar Uber y Ca­bity a un seg­men­to no me­nor de la po­bla­ción, es de­cir ¿un ser­vi­cio eli­tis­ta?. Hoy la me­di­da nos mues­tra a un mi­nis­te­rio más pa­pis­ta que el Pa­pa, que ha desem­pe­ña­do una cues­tio­na­ble ta­rea re­gu­lan­do los ac­tua­les sis­te­mas de trans­por­tes con ta­xis y colectivos que ofre­cen ser­vi­cios im­pre­sen­ta­bles, pe­ro que es­tán re­gu­la­dos, que en mu­chos ca­sos co­bran lo que quie­ren, pe­ro que es­tán re­gu­la­dos, con ser­vi­cios en ae­ro­puer­tos que fun­cio­nan co­mo ma­fias (te­ma ex­pues­to en la tv), pe­ro que si­guen re­gu­la­dos. Pues bien la re­gu­la­ción y le­ga­li­za­ción, tam­bién re­quie­re fis­ca­li­za­ción, ca­pa­ci­dad de ges­tión y con­trol.

Has­ta aho­ra Uber y Ca­bify irrum­pían con un ser­vi­cio que dis­ta­ba de lo que has­ta aho­ra es­tá­ba­mos acos­tum­bra­dos, y pa­re­ce que es­to mo­les­ta y fi­nal­men­te se ce­de a las pre­sio­nes. Hoy se dio un pa­so ha­cia ade­lan­te y dos pa­ra atrás, pa­ra un ser­vi­cio del cual al pa­re­cer, ten­dre­mos que co­men­zar a des­pe­dir­nos.

¿Por qué re­gu­lar un sis­te­ma que fun­cio­na bien? […] la­men­ta­ble­men­te la his­to­ria re­cien­te da cuen­ta de que has­ta aho­ra el mi­nis­te­rio no ha si­do ca­paz de re­gu­lar y fis­ca­li­zar el pé­si­mo trans­por­te pú­bli­co con el que cuen­ta la ca­pi­tal de Chi­le y sus re­gio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.