RO­LAN­DO MÁR­QUEZ

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN -

Se­ñor Di­rec­tor: El sá­ba­do fue­ron se­pul­ta­dos los res­tos de un hom­bre sin­gu­lar que vi­vía en Los Án­ge­les. Se tra­ta de Ro­lan­do Már­quez Sa­ban­do,

au­tor el himno de la Uni­ver­si­dad de Ta­ra­pa­cá, for­ja­dor de esa mis­ma uni­ver­si­dad, fue su vi­ce­rrec­tor por va­rios años, des­de su ini­cio has­ta me­dia­dos de los años 80. Lue­go, con el ad­ve­ni­mien­to de la ac­ti­vi­dad po­lí­ti­ca, des­de el Ins­ti­tu­to Li­ber­tad, fue el re­dac­tor prin­ci­pal de sus bo­le­ti­nes in­for­ma­ti­vos al Po­der Le­gis­la­ti­vo y re­dac­tor de di­ver­sos cuer­pos legales ple­na­men­te vi­gen­tes y que han da­do al país una ins­ti­tu­cio­na­li­dad ade­cua­da y mo­der­na pa­ra su desa­rro­llo.

La vir­tud li­te­ra­ria no es co­mún. Per­so­nas que en la re­dac­ción de los tex­tos, al­can­ce la ca­li­dad de ar­te, es aún me­nos co­mún. Ro­lan­do Már­quez era uno de ellos y en su mo­des­tia, nun­ca pro­cu­ró so­bre­sa­lir sobre el res­to, so­la­men­te co­la­bo­rar y en­tre­gar lo me­jor de sí mis­mo pa­ra el bien de otros. Por ello, cuan­do fue in­vi­ta­do a for­mar par­te y pre­si­dir una Cor­po­ra­ción des­ti­na­da a pro­te­ger a los jó­ve­nes de la droga y otros vi­cios de la vi­da mo­der­na, es­tu­vo in­me­dia­ta­men­te dis­pues­to, sin em­bar­go, asun­tos po­lí­ti­cos y ve­ci­na­les mal en­ten­di­dos, no le per­mi­tie­ron lle­var ade­lan­te es­te pro­yec­to. Au­tor de nu­me­ro­sos cuen­tos, ar­tícu­los his­tó­ri­cos, vi­ven­cias, hi­cie­ron que Ro­lan­do Már­quez fue­ra un apre­cia­do pro­fe­sor del Ins­ti­tu­to Die­go Por­ta­les, re­que­ri­do por to­do el país pa­ra dic­tar sus fa­mo­sas cla­ses sobre so­cie­dad, cons­ti­tu­ción y va­lo­res na­cio­na­les du­ran­te una dé­ca­da.

Hoy ha mar­cha­do en me­dio de los si­len­cios que son pro­pios de los hom­bres gran­des. Su he­ren­cia de cul­tu­ra, que­da en­tre no­so­tros, tam­bién su paz y su bon­dad. Mario Ríos San­tan­der

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.