De­jan con me­di­das cau­te­la­res a cho­fer de bus que vol­có en El Ro­sal

He­cho de­jó dos muer­tos y más de una vein­te­na de le­sio­na­dos en la Ru­ta 5 sur.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA -

Lue­go de que el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co de Los Án­ge­les so­li­ci­ta­ra la am­plia­ción de su de­ten­ción, du­ran­te la jor­na­da de es­te jue­ves se desa­rro­lló la for­ma­li­za­ción de car­gos del con­duc­tor que pro­ta­go­ni­zó un fa­tal ac­ci­den­te en la co­mu­na de Los Án­ge­les.

La au­dien­cia se lle­vó a ca­bo en el Juz­ga­do de Ga­ran­tía de Los Án­ge­les, don­de fue for­ma­li­za­do por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co por cua­si­de­li­to de ho­mi­ci­dio y le­sio­nes gra­ves.

El hom­bre que­dó con las me­di­das cau­te­la­res de arres­to do­mi­ci­lia­rio noc­turno y fir­ma quin­ce­nal y el tri­bu­nal de­cre­tó un pla­zo de cua­tro me­ses pa­ra la in­ves­ti­ga­ción.

El he­cho ocu­rrió la tar­de de es­te mar­tes a la al­tu­ra del ki­ló­me­tro 498 de la Ru­ta 5 Sur, en el sec­tor de El Ro­sal.

En el lu­gar, el con­duc­tor del bus de la em­pre­sa KM per­dió el con­trol del vehícu­lo y vol­có a un cos­ta­do de la ca­rre­te­ra, en cir­cuns­tan­cias en que se des­pla­za­ba des­de la lo­ca­li­dad de Sal­tos del La­ja en di­rec­ción a Los Án­ge­les.

Nancy Ele­na Eri­ces Arria­ga­da y su pe­que­ña hi­ja de un año y me­dio fa­lle­cie­ron pro­duc­to de las gra­ves le­sio­nes. Eri­ces mu­rió en el lu­gar del ac­ci­den­te mien­tras que la me­nor lo hi­zo ho­ras más tar­de en el Hos­pi­tal Ba­se de Los Án­ge­les.

Ca­be re­cor­dar que el ac­ci­den­te de­jó, ade­más, cer­ca de 20 per­so­nas con he­ri­das de di­ver­sa con­si­de­ra­ción.

FREN­TE DE MAL TIEM­PO

Las fuer­tes llu­vias que se re­gis­tra­ron aquel mar­tes ge­ne­ra­ron que las vías pre­sen­ta­ran acu­mu­la­ción de agua, es­ce­na­rio pro­pi­cio pa­ra la ocu­rren­cia de va­rios ac­ci­den­tes de trán­si­to que se re­gis­tra­ron aquel día. Ello, de­bi­do al “film acei­to­so que se pro­du­ce des­pués de un pe­rio­do pro­lon­ga­do en que las vías no tie­nen hu­me­dad y que se acu­mu­la pro­duc­to del dió­xi­do de car­bono que ex­pe­len los tu­bos de es­ca­pe de los dis­tin­tos ti­pos de vehícu­los de­bi­do a la com­bus­tión de los mo­to­res”, ex­pli­có el sub­pre­fec­to de los ser­vi­cios de Ca­ra­bi­ne­ros de Bío Bío, co­man­dan­te Eric Flo­res.

El ofi­cial agre­gó que, al con­tac­to con el agua, es­te film se tor­na co­mo una es­pe­cie de ja­bon­ci­llo, pro­vo­can­do que las ca­lles se tor­nen res­ba­lo­sas, de tal for­ma que el coe­fi­cien­te de ro­ce del pun­to de vis­ta téc­ni­co dis­mi­nu­ye ex­ten­si­ble­men­te, en es­pe­cial en sec­to­res de cur­vas, tal co­mo ocu­rrió la tar­de de ese fa­tí­di­co mar­tes.

En es­te sen­ti­do, sos­tu­vo que tan­to los vehícu­los de car­ga co­mo de trans­por­te de pa­sa­je­ros son mó­vi­les que -por su al­tu­ra y lon­gi­tud- pre­sen­tan una ma­yor ines­ta­bi­li­dad en cuan­to a su des­pla­za­mien­to ro­dan­te. Am­bos fac­to­res fa­ci­li­tan el he­cho de que pue­dan vol­car­se.

Flo­res re­la­tó que una de las cau­sas que ba­ja­ra la SIAT y que pu­do ha­ber de­to­na­do es­te ac­ci­den­te es que el con­duc­tor ha­ya to­ma­do la cur­va a una ve­lo­ci­dad inade­cua­da.

Las con­di­cio­nes ad­ver­sas de la cal­za­da, pro­duc­to de la llu­via que a esa ho­ra caía, po­drían ha­ber pro­pi- cia­do que “al to­mar la cur­va a es­ta ve­lo­ci­dad no ade­cua­da, (el vehícu­lo) se cen­tri­fu­ga­ra, sa­lién­do­se de la cur­va y per­dien­do el con­trol de la má­qui­na, vol­can­do de­fi­ni­ti­va­men­te con las con­se­cuen­cias que ya sa­be­mos”, re­la­tó el ofi­cial. En es­te sen­ti­do, el co­man­dan­te ex­pli­có que –al mo­men­to de en­fren­tar una cur­va- la ban­da de he­rra­du­ra de los neu­má­ti­cos nun­ca es­ta­rá so­bre la cal­za­da.

“Se pro­du­ce un ro­ce tan­gen­cial que lla­ma­mos coe­fi­cien­te de ro­ce por lo que siem­pre en las cur­vas hay que re­du­cir la ve­lo­ci­dad, nun­ca fre­nar. Al ha­cer­lo, blo­quea las rue­das y el vehícu­lo tien­de a se­guir la di­rec­ción rec­ti­lí­nea que lle­va­ba ini­cial­men­te. Eso, mu­chas ve­ces, pro­vo­ca que el con­duc­tor se asus­te y se sal­ga de la cur­va y cho­que con otra es­truc­tu­ra o se vuel­que”, re­la­tó Flo­res.

Pa­ra evi­tar es­te ti­po de in­ci­den­tes, el ofi­cial lla­mó a los con­duc­to­res a dis­mi­nuir las ve­lo­ci­da­des de des­pla­za­mien­to, es­pe­cial­men­te cuan­do las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas, de las vías o de vi­si­bi­li­dad son ad­ver­sas.

CON ARRES­TO DO­MI­CI­LIA­RIO noc­turno y fir­ma quin­ce­nal que­dó el con­duc­tor que el mar­tes pa­sa­do pro­ta­go­ni­zó el fa­tal ac­ci­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.