¿Lo que bo­tó la ola?

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Du­ran­te es­ta se­ma­na, un bru­tal ac­ci­den­te re­me­ció a la pro­vin­cia, don­de una jo­ven ma­dre y su hi­ja de un año per­die­ron la vi­da.

Las fo­tos eran an­gus­tian­tes, el bus que se tras­la­da­ba des­de el sec­tor de Sal­tos del La­ja ha­cia Los Án­ge­les, que­dó com­ple­ta­men­te des­trui­do.

Mu­chas son las hi­pó­te­sis que sur­gen so­bre las ra­zo­nes que pu­die­ron afec­tar pa­ra la ocu­rren­cia del ac­ci­den­te, una ma­la ma­nio­bra del con­duc­tor, las im­pli­can­cias del cli­ma, con un sue­lo ja­bo­no­so por las llu­vias o el mal es­ta­do del bus, po­drían ha­ber pro­vo­ca­do que és­te cho­ca­se con la ba­rre­ra de con­ten­ción al cen­tro de la cal­za­da, lo que por iner­cia lo ‘em­pu­jó’ ha­cia el otro cos­ta­do, por lo que ter­mi­nó vol­can­do.

Es en uno de los pun­tos en el que me quie­ro de­te­ner. Si se ven de­te­ni­da­men­te las fo­to­gra­fías, es­te me­dio de trans­por­te evi­den­cia­ba ser un au­to­bús an­ti­guo, pe­ro más que eso, la pre­gun­ta que sur­ge es ¿ por qué se au­to­ri­za que es­tos bu­ses, que evi­den­te­men­te cum­plie­ron una vi­da útil, si­gan rea- li­zan­do re­co­rri­dos y trans­por­tan­do gen­te? No son úni­ca­men­te los bu­ses, sino que tam­bién las mi­cros que cir­cu­lan al in­te­rior por Los Án­ge­les, don­de mu­chas de ellas no han si­do re­no­va­das, por lo que se no­ta su de­te­rio­ro.

Aho­ra, ¿quién fis­ca­li­za y asu­me la res­pon­sa­bi­li­dad de que es­tos bu­ses vie­jos si­gan cir­cu­lan­do, y aún más pe­li­gro­so, que si­gan trans­por­tan­do per­so­nas? ¿O se­rá ne­ce­sa­rio es­pe­rar a que se pro­duz­can más ac­ci­den­tes que im­pli­quen la pér­di­da de vi­da de al­gu­na per­so­na pa­ra to­mar car­tas en el asun­to?

Sin lu­gar a du­das, la Se­re­mi de Trans­por­te de­be au­men­tar su do­ta­ción de ins­pec­to­res en la pro­vin­cia de Bío Bío, que pue­dan ha­cer una fé­rrea y es­tric­ta fis­ca­li­za­ción al trans­por­te pú­bli­co local.

Só­lo pa­ra re­fle­xio­nar res­pec­to al te­ma: ¿ ha vis­to cuán­tos mi­cro­bu­ses –pro­ve­nien­tes del Gran Con­cep­ción- cir­cu­lan sin ta­pu­jos por las ca­lles an­ge­li­nas? Pa­re­cie­ra ser que es­tas má­qui­nas vie­nen a cum­plir el úl­ti­mo sus­pi­ro de vi­da útil en nues­tras ca­lles, y na­die di­ce na­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.