Con es­tos sie­te ejer­ci­cios pa­ra re­du­cir la cin­tu­ra al­can­za­rás el éxi­to

Con un po­co de es­fuer­zo y los ejer­ci­cios ade­cua­dos po­de­mos per­der vo­lu­men en la zo­na con unos sen­ci­llos con­se­jos. Te da­mos to­das las cla­ves pa­ra con­se­guir­lo en es­te ar­tícu­lo.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - BIENESTAR -

Los cen­tí­me­tros de más en tu cin­tu­ra son una se­ñal in­cues­tio­na­ble de que lle­vas una vi­da sedentaria, acom­pa­ña­da de una ma­la ali­men­ta­ción. Afor­tu­na­da­men­te, no to­do es­tá per­di­do y aún es­tás a tiem­po de re­cu­pe­rar esa cin­tu­ra de avis­pa con la que in­va­ria­ble­men­te has so­ña­do, siem­pre y cuan­do cum­plas al pie de la le­tra una ru­ti­na de ejer­ci­cios es­pe­cí­fi­cos pa­ra es­ta zo­na del cuer­po y si­gas una die­ta ba­lan­cea­da.

La cin­tu­ra es la zo­na don­de con ma­yor fa­ci­li­dad sue­le acu­mu­lar­se el ex­ce­so de gra­sa, por lo que los ejer­ci­cios atien­den la cir­cun­fe­ren­cia de és­ta pa­ra otor­gar­le una ma­yor de­fi­ni­ción y fle­xi­bi­li­dad.

No exis­te una va­ri­ta má­gi­ca que les sir­va a to­das. Ca­da una de us­te­des tie­ne una cons­ti­tu­ción y un me­ta­bo­lis­mo, es­to quie­re de­cir que hay per­so­nas que lo lo­gra­rán más rá­pi­da­men­te, y otras, re­que­ri­rán un po­co más de tiem­po. Lo que sí, es que se ne­ce­si­ta es fuer­za de vo­lun­tad y ser cons­tan­tes. Pe­ro va­le la pe­na. ¿Qué tal si lo in­ten­tan?

EJER­CI­CIO 1

De pie, con las pier­nas li­ge­ra­men­te se­pa­ra­das y tu es­pal­da de­re­cha, ele­va los bra­zos y res­pi­ra pro­fun­da­men­te. Aho­ra, in­cli­na tu tron­co ha­cia un la­do lo más que pue­das. Ini­cia un gi­ro has­ta mi­rar el sue­lo, sin en­cor­var la es­pal­da. Al mis­mo tiem­po, ba­ja tus bra­zos cuan­do va­yas ha­cia el fren­te has­ta to­car el sue­lo, y si­gue pa­ra ter­mi­nar de ha­cer el círcu­lo. Ter­mi­na en la po­si­ción ini­cial y co­mien­za de nue­vo. Cam­bia de la­do, re­pi­tien­do lo mis­mo. Hazlo cin­co ve­ces.

EJER­CI­CIO 2

De pie, con la es­pal­da rec­ta y los bra­zos ele­va­dos. Al­za tu bra­zo de­re­cho lo más que pue­das sin­tien­do que es­ti­ras la par­te la­te­ral de la cin­tu­ra; hazlo sua­ve­men­te dan­do pe­que­ños ti­ro­nes, po­co a po­co, sin las­ti­mar. Cam­bia de bra­zo y re­pi­te lo mis­mo. Haz se­ries de 10 re­pe­ti­cio­nes con ca­da bra­zo.

EJER­CI­CIO 3

Con las pier­nas le­ve­men­te abier­tas y las ma­nos en la cin­tu­ra, fle­xio­na li­ge­ra­men­te las ro­di­llas. Aho­ra gi­ra len­ta­men­te tu cin­tu­ra tan­to co­mo pue­das ha­cia la de­re­cha y lue­go ha­cia la iz­quier­da, con la es­pal­da bien rec­ta; ten cui­da- do de mo­ver só­lo de la cin­tu­ra pa­ra arri­ba, de­jan­do quie­ta la ca­de­ra. Rea­li­za una se­rie de 20 de un la­do y del otro. Pue­des va­riar es­te ejer­ci­cio con los bra­zos cru­za­dos y una con las ma­nos en la nu­ca.

EJER­CI­CIO 4

En la mis­ma po­si­ción an­te­rior, pue­des op­tar por po­ner­te un bas­tón o pa­lo de es­co­ba en­ci­ma de los hom­bros y por de­trás de la ca­be­za sos­te­nién- do­lo con tus bra­zos. Sube y ba­ja de un la­do y del otro. Haz re­pe­ti­cio­nes de 20 por ca­da la­do.

EJER­CI­CIO 5

De pie, con las pier­nas le­ve­men­te abier­tas y las ma­nos en la cin­tu­ra, haz ejer­ci­cios de ro­ta­ción en for­ma de círcu­lo con cin­tu­ra y ca­de­ra, ha­cia la iz­quier­da y lue­go ha­cia la de­re­cha.

EJER­CI­CIO 6

Ab­do­mi­na­les la­te­ra­les: re­cués­ta­te en el pi­so so­bre tu cos­ta­do de­re­cho y pon tus ma­nos en la nu­ca. Si eres prin­ci­pian­te, pi­de a al­guien que te sos­ten­ga los pies; aho­ra, sube y ba­ja em­pu­jan­do tu tor­so ha­cia los pies. Re­pi­te del otro la­do.

EJER­CI­CIO 7

Ab­do­mi­na­les pa­ra ab­do­men me­dio: Re­cués­ta­te en el pi­so con las pier­nas fle­xio­na­das y tus ma­nos en la nu­ca. Si ya eres avan­za­do en es­to, pon al­go que pe­se so­bre tu ab­do­men, co­mo uno o dos li­bros pe­sa­dos. Aho­ra, em­pu­ja tu tor­so ha­cia adelante y lue­go vuel­ve a ba­jar­lo, hazlo len­ta­men­te, tie­nes que sen­tir un po­co de do­lor mus­cu­lar pa­ra que sepas que el múscu­lo es­tá tra­ba­jan­do.

Prac­ti­ca es­tos ejer­ci­cios 5 ve­ces a la se­ma­na, to­man­do en cuen­ta tu es­ta­do de sa­lud, edad y con­di­ción fí­si­ca.

UNA BUE­NA ALI­MEN­TA­CIÓN

Si es­tás co­mien­do de­ma­sia­das gra­sas, fri­tu­ras, azú­ca­res y pa­nes re­fi­na­dos, se­gu­ra­men­te te cos­ta­rá más tra­ba­jo re­du­cir las me­di­das de tu cin­tu­ra. Así es que de­bes ha­cer un es­fuer­zo y ol­vi­dar­te de los pas­te­li­tos ela­bo­ra­dos con azú­car re­fi­na­da ( in­clu­yen­do el azú­car light y si­mi­la­res), pues és­te es el pri­mer res­pon­sa­ble del so­bre­pe­so y la acu­mu­la­ción de gra­sa no­ci­va en los mus­los, ab­do­men y cin­tu­ra.

Es ne­ce­sa­rio que in­clu­yas al me­nos 2 li­tros de agua al día (un li­tro pue­de ser de in­fu­sio­nes o be­bi­das con hier­bas, sin azú­car), ade­más de con­su­mir abun­dan­tes ve­ge­ta­les y fru­tas co­mo plá­ta­nos, pe­ras y man­za­nas, o bien 12 al­men­dras o mi­ta­des de nuez a lo lar­go del día.

En el desa­yuno, es con­ve­nien­te co­mer ce­real for­ti­fi­ca­do con cal­cio y una ta­za de le­che des­cre­ma­da. Tam­bién es re­co­men­da­ble in­ge­rir pan in­te­gral (2 re­ba­na­das dia­rias), atún en agua, ja­món ba­jo en gra­sa o pe­chu­ga de pa­vo con 2 cu­cha­ra­di­tas de ma­yo­ne­sa, car­ne de res, pes­ca­do o po­llo a la pa­rri­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.