Ali­men­tar, edu­car y cons­truir (par­te II)

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Do­min­go Za­ra­te

Agre­gue­mos que ade­más los Co­le­gios tie­nen que cui­dar y au­men­tar su pro­pio pres­ti­gio fren­te a los otros co­le­gios. Pres­ti­gio me­di­do en ba­se a una se­rie de pa­rá­me­tros cuan­ti­ta­ti­vos, muy an­tes y muy por so­bre los pa­rá­me­tros cua­li­ta­ti­vos, o sea: lo nu­mé­ri­co-es­ta­dís­ti­co por so­bre lo va­ló­ri­co-emo­cio­nal; o sea, cuan­ta ma­te­ria sa­be de me­mo­ria por so­bre quié­nes son co­mo per­so­nas. En el en­ten­di­do tá­ci­to que la res­pon­sa­bi- li­dad de edu­car en va­lo­res y emo­cio­nes nos co­rres­pon­de a no­so­tros, los pa­dres. Ti­tá­ni­ca la­bor pa­ra pa­dres apu­ra­dos, ago­ta­dos por el sis­te­ma, y que pa­sa­mos mu­cho me­nos tiem­po de vi­gi­lia con nues­tros pro­pios hi­jos que los pro­fe­so­res. Así, de es­ta ma­ne­ra, im­per­so­nal, nu­mé­ri­ca, tec­no­crá­ti­ca y a la rá­pi­da; re­sul­ta que más adies­tra­mos que edu­ca­mos a nues­tros hi­jos. Pa­ra lue­go exi­gir­les que en su fu­tu­ro sean au­to­su­fi­cien­tes eco­nó­mi­ca­men­te y/o que no ro­ben co­mo mí­ni­mo. De lo con­tra­rio les pon­drán otra eti­que­ta con un nú­me­ro so­bre el tra­je a ra­yas.

En nues­tros co­le­gios las cues­tio­nes re­la­cio­na­das con pleno de­sa­rro­llo y so­li­da­ri­dad, son rem­pla­za­das por de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co y com­pe­ten­cia. En re­su­men: “La fuer­za de los he­chos de la cau­sa”. Es­ta es un área a re­for­mar, a po­ten­ciar, mu­cho más in­tere­san­te que si la edu­ca­ción es es­ta­tal, me­dia es­ta­tal o no es­ta­tal.

La idea del ró­tu­lo, de la eti­que­ta, del rut sin ir le­jos; ha ido es­pe­cia­li­zán­do­se pu­bli­ci­ta­ria­men­te, aho­ra; co­mo ya fun­cio­nó pa­ra au­men­tar la ven­ta de go­lo­si­nas da­ñi­nas pa­ra la sa­lud, idea­ron eti­que­tas pa­ra las ca­sas; es­ta vez la es­ca­la que mar­can las eti­que­tas va as­cen­dien­do des­de lo mí­ni­mo le­gal en la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, a un au­men­to por­cen­tual de lo mí­ni­mo ( lo óp­ti­mo no se con­si­de- ra, no in­tere­sa) pa­ra así dis­tin­guir el pres­ti­gio de ca­da há­bi­tat y ase­gu­rar que sea ap­ta pa­ra ver có­mo­da­men­te las no­ti­cias que sa­be­mos no son no­ti­cias, los reali­tis que sa­be­mos no son reales e ir­nos a dor­mir per­fec­ta­men­te en­ga­ña­dos.

Y así otra me­dia do­ce­na de co­sas más pa­ra eti­que­tar. Co­mo la in­sig­nia del co­le­gio, la mar­ca…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.