¿Mo­les­to con tu com­pa­ñía dis­tri­bui­do­ra de elec­tri­ci­dad?:

Co­no­ce si pue­des cam­biar­te

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA - Ale­jan­dra Sán­chez. Fo­to­gra­fía: Ma­nuel Dio­ca­res © 2016 La Tri­bu­na pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Reite­ra­dos e im­pre­vis­tos cor­tes de luz sin avi­so, es la si­tua­ción que des­de ha­ce va­rios me­ses vi­ven los ha­bi­tan­tes de al­gu­nos sec­to­res de Los Án­ge­les, po­nien­do en ries­go sus ar­tícu­los y en­se­res eléc­tri­cos. A lo an­te­rior, agre­gan que en al­gu­nos ca­sos la au­sen­cia de ener­gía eléc­tri­ca de­ja tam­bién sin agua po­ta­ble a cier­ta par­te de la po­bla­ción. La si­tua­ción en las fa­llas eléc­tri­cas no es ex­clu­si­va de la ca­pi­tal pro­vin­cial de Bio­bío, ya que tam­bién en di­ver­sas co­mu­nas de es­ta zo­na se de­nun­cian con­ti­nuos cor­tes del ser­vi­cio. Fren­te a es­te es­ce­na­rio, los afec­ta­dos es­tán ba­ra­jan­do al­ter­na­ti­vas pa­ra bus­car una pron­ta so­lu­ción a es­ta pro­ble­má­ti­ca, que les ha oca­sio­na­do nu­me­ro­sos da­ños y mo­les­tias. Y una de las op­cio­nes que los usua­rios eva­lúan es la de cam­biar­se de dis­tri­bui­do­ra de ener­gía. Por tal mo­ti­vo, La Tri­bu­na se con­tac­tó con el di­rec­tor re­gio­nal de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Elec­tri­ci­dad y Com­bus­ti­bles - SEC-, Pa­tri­cio Ve­lás­quez, pa­ra res­pon­der a qué tan fac­ti­ble es la so­lu­ción de po­der con­cre­tar es­ta me­di­da. De es­te mo­do, Ve­lás­quez ex­pli­có que só­lo exis­te una po­si­bi­li­dad de cam­biar­se, la que no se­ría una op­ción pa­ra to­dos. “La ley eléc­tri­ca de­fi­ne con­ce­sio­nes de su­mi­nis­tro eléc­tri­co que se le en­tre­ga a em­pre­sas dis­tri­bui­do­ras pa­ra en­tre­gar el ser­vi­cio a los usua­rios. Sis­te­ma re­gu­la­do pa­ra que no se du­pli­que la in­ver­sión”, sos­tu­vo el di­rec­tor re­gio­nal de la SEC. A ello, agre­gó que si en una lo­ca­li­dad se tie­nen dos em­pre­sas dis­tri­bui­do­ras, es ne­ce­sa­rio que es­tas ten­gan una zo­na bien de­ter­mi­na­da pa­ra abas­te­cer, sin cho­car con la otra em­pre­sa, ya que de lo con­tra­rio una do­ble lí­nea, la que es pa­ga­da por los usua­rios a tra­vés de sus cuen­tas ta­ri­fa­rias, im­pli­ca­ría - en la prác­ti­ca- que ten­gan que pa­gar am­bas. “Sin em­bar­go, siem­pre van a exis­tir sec­to­res don­de pue­den ha­ber dos eléc­tri­cas, don­de am­bas se se­pa­ran. Y es en és­tos sec­to­res en los que el usua­rio pue­de de­fi­nir con qué em­pre­sa se co­nec­ta, de­ter­mi­nan­do aque­lla que con­si­de­ra le en­tre­ga­rá un me­jor ser­vi­cio”, en­fa­ti­zó Ve­lás­quez.

CON­CE­SIO­NES EN LOS ÁN­GE­LES

En la zo­na de Los Án­ge­les exis­ten es­ta­cio­nes prin­ci­pa­les en la ciu­dad, de don­de se saca la ener­gía pa­ra las tres con­ce­sio­na­rias que abas­te­cen a la co­mu­na, CGE Dis­tri­bu­ción, Fron­tel, Coo­pe­lan y Coel­cha, y si los usua­rios tie­nen es­tas lí­neas cer­ca­nas, cla­ra­men­te pue­de to­mar la de­ci­sión de co­nec­tar­se a una u otra dis­tri­bui­do­ra. Aho­ra, en el ca­so de la ciu­dad en sí, en que la con­ce­sio­na­ria es CGE Dis­tri­bu­ción, in­ter­na­men­te no pue­de in­gre­sar otra em­pre­sa dis­tri­bui­do­ra pa­ra cum­plir con el ser­vi­cio, a no ser que por el tra­yec­to don­de los ha­bi­tan­tes qui­sie­sen cam­biar­se, pa­sa­ra una red eléc­tri­ca de la em­pre­sa que pue­da es­tar sa­can­do ener­gía pa­ra otro sec­tor en par­ti­cu­lar. Op­ción vá­li­da pa­ra to­da la pro­vin­cia de Bio­bío.

LOS RE­CLA­MOS

Se­gún la can­ti­dad de acu­sa­cio­nes que la di­rec­ción re­gio­nal de la SEC re­ci­be, en Bio­bío, los tres ti­pos que tie­nen un ma­yor nú­me­ro son los pro­ble­mas de co­bro o fac­tu­ra­ción, con 793 re­cla­mos; le si­guen la in­te­rrup­ción no pro­gra­ma­da de su­mi­nis­tro con 470, y da­ños de ar­te­fac­tos con 84 re­cla­mos. El di­rec­tor re­gio­nal de la SEC, se­ña­ló que es de su­ma im­por­tan­cia que los afec­ta­dos ha­gan sus de­nun­cias co­rres­pon­dien­tes. “Las fa­mi­lias, y los ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas del país tie­nen de­re­cho a re­ci­bir un ser­vi­cio eléc­tri­co con­ti­nuo y se­gu­ro, por lo que cuan­do no lo re­ci­ben, de­ben re­por­tar­lo, re­cla­man­do, en pri­mer lu­gar an­te la em­pre­sa que le en­tre­ga ener­gía”, des­ta­có. Si es­ta res­pues­ta no es opor­tu­na o sa­tis­fac­to­ria, pue­de re­cu­rrir a la SEC, ya sea a tra­vés de las ofi­ci­nas que tie­ne a lo lar­go del país, o bien, lla­man­do al call cen­ter 600 6000 732, o tam­bién, vía web y des­de ce­lu­la­res, a tra­vés de www. sec. cl. “Los re­cla­mos nos sir­ven, co­mo or­ga­nis­mo fis­ca­li­za­dor, pa­ra in­ves­ti­gar el por qué de­ter­mi­na­da em­pre­sa no es­tá en­tre­gan­do un buen ser­vi­cio, con­mi­nar­la a me­jo­rar su desem­pe­ño, y san­cio­nar­la si es que hay in­cum­pli­mien­tos nor­ma­ti­vos, to­do ello con el ob­je­ti­vo de que reciban un ser­vi­cio eléc­tri­co con­ti­nuo y se­gu­ro”, sos­tu­vo Ve­lás­quez.

LAS SANCIONES Y FIS­CA­LI­ZA­CIÓN

“Co­mo in­for­ma­ción ge­ne­ral, de­be­mos se­ña­lar que en Bio­bío, du­ran­te es­te año 2016, los prin­ci­pa­les re­cla­mos eléc­tri­cos pre­sen­ta­dos por los usua­rios an­te es­ta Su­pe­rin­ten­den­cia se con­cen­tran prin­ci­pal­men­te en pro­ble­mas de co­bro o fac­tu­ra­ción, con el 49% del to­tal, y lue­go in­te­rrup­cio­nes de su­mi­nis­tro eléc­tri­co que abar­can el 29% de los re­cla­mos pre­sen­ta­dos por los usua­rios”, acen­tuó el di­rec­tor re­gio­nal. A ellos, ma­ni­fes­tó que co­mo Su­pe­rin­ten­den­cia de Elec­tri­ci­dad y Com­bus­ti­bles han pues­to en prio­ri­dad de su ges­tión, me­jo­rar la ca­li­dad de su­mi­nis­tro eléc­tri­co en­tre­ga­do a los usua­rios fi­na­les, pa­ra lo cual es­tán mo­ni­to­rean­do per­ma­nen­te el in­di­ca­dor SAIDI ( Sys­tem Ave­ra­ge In­te­rrup­tion Du­ra­tion In­dex), que re­pre­sen­ta la du­ra­ción pro­me­dio de in­te­rrup­cio­nes que ex­pe­ri­men­ta un clien­te du­ran­te un pe­rio­do de tiem­po ( se mi­de en ho­ras). “Es­te tra­ba­jo, no de­ja de la­do nues­tra la­bor fis­ca­li­za­do­ra y san­cio­na­do­ra, en ca­so de que de­tec­te­mos irre­gu­la­ri­da­des, ac­cio­nes que pue­den ter­mi­nar en sanciones que, de­pen­dien­do de la en­ver­ga­du­ra de ca­da ca­so, pue­den lle­gar a las 100 UTA”, acla­ró. Jun­to con ello, re­sal­tó que las em­pre­sas tie­nen la obli­ga­ción le­gal pa­gar las com­pen­sa­cio­nes de­ter­mi­na­das por di­cha cir­cuns­tan­cia a sus clien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.