Pág. 20

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PANORAMAS -

Oklaho­ma _ Mien­tras se po­nía el sol en la pra­de­ra co­lor miel aquí, una re­cua de ca­ba­llos sal­va­jes pas­ta­ba en me­dio de un pas­ti­zal que le lle­ga­ba al vien­tre. En la si­guien­te cres­ta, una do­ce­na más de ca­ba­llos mor­dis­quea­ba la pas­tu­ra, y más allá ha­bía to­da­vía más, sal­pi­can­do las co­li­nas ca­si has­ta don­de al­can­za­ba la vis­ta.

El di­rec­tor del pro­gra­ma de ca­ba­llos sal­va­jes de la Ofi­ci­na de Ges­tión de Tie­rras, le­van­tó la pun­ta de su som­bre­ro de va­que­ro y miró a los ani­ma­les des­de una ci­ma. “Me en­can­ta ver eso”, di­jo, “pe­ro tam­bién es un enor­me las­tre que nos cuel­ga del cue­llo”.

Los ca­ba­llos es­ta­ban pas­tan­do en un ran­cho que la agen­cia fe­de­ral ren­ta, uno de los 60 ran­chos, co­rra­les y co­me­de­ros pri­va­dos don­de al­ma­ce­na a los 46,000 ca­ba­llos sal­va­jes que ha re­ti­ra­do de tie­rras pú­bli­cas del Oes­te. El cos­to: 49 mi­llo­nes de dó­la­res al año.

Tra­tar de cu­brir esa ren­ta ha lle­va­do a la cri­sis al pro­gra­ma de ca­ba­llos sal­va­jes. El gas­to ab­sor­be 66 por cien­to del pre­su­pues­to fe­de­ral pa­ra el ma­ne­jo de los ca­ba­llos sal­va­jes, y se es­pe­ra que to­ta­li­ce más de mil mi­llo­nes de dó­la­res du­ran­te la vi­da de las re­cuas. El pro­gra­ma no pue­de per­mi­tir­se se­guir con las an­ti­guas prác­ti­cas ad­mi­nis­tra­ti­vas que crea­ron el pro­ble­ma en pri­mer lu­gar, o per­mi­tir­se pro­po­ner so­lu­cio­nes que pu­die­ra co­rre­gir­lo.

En re­su­men, la agen­cia no pue­de rom­per su ci­clo de al­ma­ce­nar ca­ba­llos por­que es­tá de­ma­sia­do ocu­pa­do al­ma­ce­nan­do ca­ba­llos.

“Te­ne­mos desafíos enor­mes por de­lan­te”, di­jo Bols­tad, “y no te­ne­mos los re­cur­sos pa­ra res­pon­der”.

Gas­tar 1,000 mi­llo­nes de dó­la­res en pas­tu­ras es un sín­to­ma de un pro­ble­ma más am­plio. La agen­cia di­ce que hay de­ma­sia­dos ca­ba­llos sal­va­jes va­gan­do por el Oes­te, y de­be li­mi­tar­los pa­ra fre­nar el da­ño a eco­sis­te­mas frá­gi­les. Pe­ro nun­ca en­con­tró una es­tra­te­gia que no fue­ra po­ner más ca­ba­llos en ran­chos de al­ma­ce­na­mien­to.

Al­gu­nos crí­ti­cos di­cen que la ges­tión de­be vol­ver­se más am­plia e in­cluir otras op­cio­nes, co­mo me­di­ca­men­tos de con­trol de la fer­ti­li­dad pa­ra los ca­ba­llos en es­ta­do sil­ves­tre. Otros di­cen que ne­ce­si­tan re­con­si­de­rar­se las po­lí­ti­cas que eli­mi­na­ron a los de­pre­da­do­res, co­mo los lo­bos, que an­tes ayu­da­ban a man­te­ner ba­jo con­trol la po­bla­ción de ca­ba­llos. Y al­gu­nos más di­cen que es ho­ra de sa­cri­fi­car ca­ba­llos pa­ra li­be­rar re­cur­sos. Mien­tras tan­to, los gru­pos de­fen­so­res de los de­re­chos de los ani­ma­les, se opo­nen a ma­tar a los ca­ba­llos.

La ofi­ci­na ha lu­cha­do por li­mi­tar las po­bla­cio­nes de ca­ba­llos sal­va­jes des­de que el Con­gre­so apro­bó una ley en 1971 pa­ra pro­te­ger a los ca­ba­llos y bu­rros sil­ves­tres que re­co­rren las tie­rras pú­bli­cas en 10 es­ta­dos del Oes­te, y cu­yo nú­me­ro au­men­ta na­tu­ral­men­te ca­da año. La agen­cia di­ce que las tie­rras so­lo pue­den dar sus­ten­to a unos 27,000 ani­ma­les, pe­ro, en es­tos días, hay unos 77,000.

Re­pe­ti­das au­di­to­rías gu­ber­na­men­ta­les que se re­mon­tan a ha­ce 26 años han ad­ver­ti­do a la ofi­ci­na que encuentre al­ter­na­ti­vas a al­ma­ce­nar ca­ba­llos an­tes de que el cos­to pa­ra­li­ce al pro­gra­ma, pe­ro nun­ca lo ha he­cho. Du­ran­te dé­ca­das, la ofi­ci­na usó re­da­das me­dian­te he­li­cóp­te­ros pa­ra re­du­cir las re­cuas, pe­ro aho­ra ape­nas pue­de per­mi­tír­se­lo por­que gas­ta de­ma­sia­do en al­ma­ce­nar ca­ba­llos.

En los úl­ti­mos años, la ofi­ci­na hi­zo la prue­ba con me­di­ca­men­tos pa­ra el con­trol de la fer­ti­li­dad -ad­mi­nis­tra­dos a tra­vés de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.