Atle­tas an­ge­li­nos fue­ron has­ta Ar­gen­ti­na pa­ra ba­tir ré­cords sud­ame­ri­ca­nos y mun­dia­les

Yas­na, quien le­van­tó 130 ki­los, su­peró a una ru­sa que años atrás le­van­tó 125 ki­los.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - DEPORTES -

Mu­chas ve­ces he­mos es­cri­to ar­tícu­los res­pec­to a los bue­nos re­sul­ta­dos que han ob­te­ni­do las di­ver­sas dis­ci­pli­nas de­por­ti­vas de la Pro­vin­cia de Bio­bío en com­pe­ten­cias re­gio­na­les, na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les.

Al día de hoy, el aba­ni­co de op­cio­nes pa­ra que nues­tra gen­te pue­da os­ten­tar con or­gu­llo que los atle­tas lo­ca­les son de los me­jo­res del país, es bas­tan­te gran­de.

Así es co­mo ha­ce po­cos días, dos an­ge­li­nos via­ja­ron has­ta Ar­gen­ti­na pa­ra com­pe­tir con­tra los me­jo­res en el powerlifting de Su­dá­me­ri­ca. En ri­gor, es­tos atle­tas fue­ron los me­jo­res.

No só­lo fue­ron los me­jo­res en al­gu­nas ca­te­go­rías, sino que ade­más se die­ron el gus­to de ba­tir va­rios ré­cords sud­ame­ri­ca­nos y uno mun­dial. Fue mu­cho; de he­cho es­tu­vie- ron a pun­to de ba­tir dos ré­cords pla­ne­ta­rios.

Ed­gar­do Leal y Yas­na Ri­fo son es­tos dos de­por­tis­tas, quie­nes en­tre­ga­ron a Ra­dio San Cris­tó­bal y Dia­rio La Tri­bu­na sus im­pre­sio­nes so­bre la com­pe­ten­cia.

“Es­te año hu­bo un cla­si­fi­ca­to­rio que fue en el mes de ju­lio en San Car­los, a don­de lle­ga­ron más de 100 atle­tas, y que­da­ron se­lec­cio­na­dos pa­ra re­pre­sen­tar al país en es­te su­da­me­ri­cano. Fui­mos 30 po­wer­lif­ters del país, de ahí nos pre­pa­ra­mos los me­ses que que­da­ban pa­ra ir a Cór­do­ba”, co­men­tó Ed­gar­do.

Aña­dió que “a mi com­pa­ñe­ra de equi­po le fue es­tu­pen­do; iba ins­cri­ta en dos mo­da­li­da­des de le­van­ta­mien­to y en dos ca­te­go­rías de edad. Open ca­te­go­ría abier­ta y más­ter ca­te­go­ría so­bre 40. Ga­nó am­bas, su­mó cua­tro me­da­llas de pri­mer lu­gar pa­ra Chi­le, cua­tro ré­cords sud­ame­ri­ca­nos y un ré­cord mun­dial en sen­ta­di­lla, don­de lo te­nía una ni­ña ru­sa que te­nía 125 ki­los, y Yas­na le­van­tó 130”.

Yas­na, por su par­te, con­fe­só cuá­les fue­ron sus sen­sa­cio­nes pos­te­rio­res a es­tos im­por­tan­tes lo­gros in­ter­na­cio­na­les.

“Sa­tis­fac­ción por to­do el es­fuer­zo, por­que fue bas­tan­te du­ro el en­tre­na­mien­to. Es­toy fe­liz por­que es­ta­ba di­fí­cil, ha­bía mu­chas com­pe­ti­do­ras. Ha­bía atle­tas de sie­te paí­ses, en­tre ellos Chi­le, Ar­gen­ti­na, Pe­rú, Bo­li­via, Ecua­dor, Co­lom­bia y Pa­ra­guay. En to­tal éra­mos cer­ca de 200 de­por­tis­tas”, sos­tu­vo.

Di­jo tam­bién que a ella no se le ocu­rrió ba­tir ré­cords, ya que siem­pre se de­di­ca a su­pe­rar mar­cas, pe­ro es­te lo­gro fue ab­so­lu­ta­men­te in­ten­cio­nal.

LA ANÉC­DO­TA Y DE­TA­LLES

Efec­ti­va­men­te, Yas­na no te­nía co­no­ci­mien­tos res­pec­to a es­te lo­gro de la atle­ta ru­sa, pe­ro sus en­tre­na­do­res y equi­po sí, aun­que no se lo ma­ni­fes­ta­ron pa­ra evi­tar que el ner­vio­sis­mo le im­pi­die­ra ob­te­ner el re­sul­ta­do es­pe­ra­do. Así lo con­fe­só Ed­gar­do.

“El cuer­po téc­ni­co te­nía­mos que es­tar al tan­to de los ré­cords, por­que en ca­da in­ten­to uno de­be acla­rar­le al juez pa­ra que lo con­sig­ne fren­te al pú­bli­co. No se lo ha­bía­mos di­cho, y en el mo­men­to se lo con­ta­mos, pe­ro fue pa­ra no po­ner­la ner­vio­sa”, acla­ró.

La an­ge­li­na se­ña­ló que “cuan­do ter­mi­nó la sen­ta­di­lla, di­je­ron ‘nue­vo ré­cord mun­dial’. Ahí que­dé pa­ra den­tro, y ahí me con­ta­ron los de­ta­lles. Me que­dé sen­ta­da ana­li­zan­do, y real­men­te es un ré­cord mun­dial, no cual­quie­ra lo ba­te”.

En re­su­mi­das cuen­tas, el powerlifting es un de­por­te de le­van­ta­mien­to de pe­sas, que no es lo mis­mo que la hal­te­ro­fi­lia. Ellos prac­ti­can la sen­ta­di­lla, press de ban­ca y pe­so muer­to.

“En mi ca­so ba­tí cua­tro ré­cords sud­ame­ri­ca­nos por mi par­te, pe­ro yo quie­ro des­ta­car lo de Yas­na, por­que mal que mal lle­vo años prac­ti­can­do es­to pa­ra lo­grar es­tos re­sul­ta­dos. Ella em­pe­zó ha­ce un año, por lo cual es no­ta­ble el desem­pe­ño, la pro­gre­sión de fuer­za. To­dos coin­ci­di­mos en que tie­ne mu­cha pro­yec­ción, y ha de­mos­tra­do que da lo mis­mo la edad en que se ini­cie. Ella se es­for­zó, llo­ró en­tre­nan­do y se dis­pa­ró en las mar­cas. Ha­bía un ta­len­to es­con­di­do, no ex­plo­ta­do. Gra­cias a Dios lo pu­di­mos lo­grar”, sen­ten­ció Leal.

Los desafíos de Yas­na es­tán con­cen­tra­dos en se­guir en­tre­nan­do de ca­ra al mun­dial del pró­xi­mo año, y en­tre­na cin­co días a la se­ma­na, for­ta­le­cien­do dis­tin­tos gru­pos mus­cu­la­res.

El pró­xi­mo desafío de los atle­tas an­ge­li­nos es el na­cio­nal de cie­rre el pró­xi­mo 5 de di­ciem­bre en Tal­ca, y lue­go em­pe­za­rán a pre­pa­rar­se pa­ra el mun­dial, que se­gún el úl­ti­mo su­da­me­ri­cano, se apro­bó que fue­se en el país tras­an­dino, más o me­nos en es­ta mis­ma épo­ca.

SIN LU­GAR A DU­DAS, un desem­pe­ño no­ta­ble, con­si­de­ran­do que Yas­na lle­va só­lo un año prac­ti­can­do es­ta dis­ci­pli­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.