200 quie­bras se han ini­cia­do en la re­gión del Bio­bío

El 78% fue­ron rea­li­za­das en for­ma pre­sen­cial y el 22% vía te­le­fó­ni­ca.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA -

Ados años de en­tra­da en vi­gen­cia de la Ley de In­sol­ven­cia y Reem­pren­di­mien­to, se han rea­li­za­do 3.032 aten­cio­nes en Bio­bío. De és­tas, el 78% fue­ron rea­li­za­das en for­ma pre­sen­cial y el 22% vía te­le­fó­ni­ca.

Lo an­te­rior, es par­te de las es­ta­dís­ti­cas e in­di­ca­do­res que ma­ne­ja la Su­pe­rin­ten­den­cia de In­sol­ven­cia y Reem­pren­di­mien­to –Slyr-, de­ta­lla­da es­te vier­nes.

La ley es­ta­ble­ce pro­ce­di­mien­tos di­fe­ren­cia­dos pa­ra per­so­nas y pa­ra em­pre­sas, re­gis­trán­do­se a ni­vel na­cio­nal 1.714 re­ne­go­cia­cio­nes de per­so­nas deu­do­res y 1.950 pro­ce­di­mien­tos ju­di­cia­les. Es­tos úl­ti­mos co­rres­pon­den a Li­qui­da­cio­nes de Bie­nes de Per­so­nas Deu­do­ras (1056), Reor­ga­ni­za­cio­nes de Em­pre­sas Deu­do­ras (94) y a Li­qui­da­cio­nes de Em­pre­sas (800).

En es­ta lí­nea, el coor­di­na­dor de la Su­pe­rin­ten­den­cia de In­sol­ven­cia y Reem­pren­di­mien­to de la re­gión del Bio­bío, el abo­ga­do Alejandro El­gue­ta San­hue­za, ex­pli­có que la Ley re­gu­la la si­tua­ción de in­sol­ven­cia, que no es otra co­sa que la cri­sis pa­tri­mo­nial, cuan­do una per­so­na de­ja de cum­plir con sus obli­ga­cio­nes.

“An­tes se decía que la quie­bra era só­lo pa­ra las em­pre­sas, lo cual no era tan cier­to. Lo que ocu­rría an­te­rior­men­te era que la Ley de quie­bra te­nía una se­rie de re­qui­si­tos, con­di­cio­nes o exi­gen­cias que lo ha­cían prác­ti­ca­men­te in­via­ble pa­ra que una per­so­na na­tu­ral pu­die­se re­que­rir su pro­pia quie­bra an­te un tri­bu­nal de jus­ti­cia”, ma­ni­fes­tó El­gue­ta.

A ello, agre­gó que con la mo­di­fi­ca­ción in­tro­du­ci­da por la ley 2.720, la idea es que una per­so­na deu­do­ra, bá­si­ca­men­te un in­de­pen­dien­te, pen­sio­na­do o cual­quie­ra que es su­je­to de cré­di­to que no tie­ne ini­cio de ac­ti­vi­da­des o no ha emi­ti­do bo­le­ta de ho­no­ra­rio, du­ran­te 24 me­ses, pue­da aco­ger­se a los dos pro­ce­di­mien­tos de per­so­nas que es­ta­ble­ce la ley.

PER­SO­NAS DEU­DO­RAS

Den­tro de las es­ta­dís­ti­cas de per­so­nas deu­do­ras, en pri­mer lu­gar, se des­ta­ca la re­ne­go­cia­ción, es­to es, el pro­ce­di­mien­to ad­mi­nis­tra­ti­vo y gra­tui­to, lle­va­do ade­lan­te por la Su­pe­rin­ten­den­cia, el cual tie­ne por fi­na­li­dad que la per­so­na deu­do­ra acuer­de una nue­va for­ma de pa­gar sus obli­ga­cio­nes, más acor­de con sus reales ca­pa­ci­da­des de pa­go, o bien la eje­cu­ción de sus bie­nes.

Se des­ta­ca que a la fe­cha, Bio­bío cuen­ta con 33 pro­ce­di­mien­tos de re­ne­go­cia­ción. Y por otro la­do, el es­ta­do de los pro­ce­di­mien­tos, se­gún su dis­tri­bu­ción in­tra­rre­gio­nal, in­di­ca que con 33 pro­ce­di­mien­tos ini­cia­dos, cuen­ta con un 36% de és­tos en es­ta­do vi­gen­te, un 61% en es­ta­do ter­mi­na­do y un 3% en es­ta­do tér­mino an­ti­ci­pa­do.

A ni­vel re­gio­nal se ce­le­bra­ron un to­tal de 57 au­dien­cias, de las que se ha lle­ga­do a acuer­do en 54, es de­cir, en el 95% de los ca­sos.

De las 33 per­so­nas que ac­ce­die­ron al pro­ce­di­mien­to con­cur­sal de re­ne­go­cia­ción, 45% son mu­je­res y 55% hom­bres. Y el ma­yor ran­go de edad es­tá en­tre los 30 y los 59 años, lle­gan­do al 76% del to­tal.

Asi­mis­mo, el pa­si­vo pro­me­dio de­cla­ra­do de las per­so­nas deu­do­ras ad­mi­ti­das al pro­ce­di­mien­to es de $23.177.218.

Fi­nal­men­te, res­pec­to a la si­tua­ción la­bo­ral de los so­li­ci­tan­tes, el 73% es tra­ba­ja­dor de­pen­dien­te, mien­tras que el 42% re­ci­be un in­gre­so lí­qui­do men­sual in­fe­rior a $500.000.

PRO­CE­DI­MIEN­TO JU­DI­CIAL

Por otro la­do, el Pro­ce­di­mien­to Con­cur­sal de Li­qui­da­ción de Bie­nes de per­so­nas deu­do­ras, que es un pro­ce­di­mien­to ju­di­cial que tie­ne por fi­na­li­dad la li­qui­da­ción rá­pi­da y efi­cien­te de sus bie­nes, con el ob­je­to de cum­plir con el pa­go de sus acree­do­res, a la fe­cha, 123 pro­ce­di­mien­tos se han aco­gi­do a tra­mi­ta­ción, sien­do una de las re­gio­nes que tie­ne el ma­yor nú­me­ro de pro­ce­di­mien­tos, con­cen­tran­do el 12% a ni­vel país.

En de­fi­ni­ti­va, de los 156 Pro­ce­di­mien­tos Con­cur­sa­les de Per­so­na Deu­do­ra, un 21% co­rres­pon­de a Pro­ce­di­mien­tos de Re­ne­go­cia­ción y un 79% a Pro­ce­di­mien­tos de Li­qui­da­ción de Bie­nes.

CO­LA­BO­RA­CIÓN

En el úl­ti­mo año, la Slyr ha ce­le­bra­do un to­tal de 25 con­ve­nios de co­la­bo­ra­ción, tan­to con en­ti­da­des pú­bli­cas co­mo pri­va­das, lo que ha per­mi­ti­do que con el pa­sar del tiem­po, los deu­do­res y deu­do­ras, y acree­do­res va­yan ad­qui­rien­do, ca­da vez más, un ma­yor co­no­ci­mien­to de es­ta ley, y en con­se­cuen­cia, pue­dan uti­li­zar to­das las he­rra­mien­tas que és­ta les otor­ga.

De es­te mo­do, en la pro­vin­cia se lle­vó a ca­bo una ca­pa­ci­ta­ción con abo­ga­dos y fun­cio­na­rios de la Cor­po­ra­ción de Asis­ten­cia Ju­di­cial co­rres­pon­dien­te a los con­sul­to­rios de la pro­vin­cia de Bio­bío, que tie­ne por pro­pó­si­to ca­pa­ci­tar a los pro­fe­sio­na­les y fun­cio­na­rios en las ma­te­rias pro­pias de la Ley 20.720, que es la nue­va ley quie­bras, que vino a sus­ti­tuir la an­ti­gua, y es­ta­ble­ció nue­vos pro­ce­di­mien­tos con­cur­sa­bles de in­sol­ven­cia, y for­ta­le­ció es­ta mis­ma su­pe­rin­ten­den­cia.

“La idea –bá­si­ca­men­te- es im­ple­men­tar un con­ve­nio que se sus­cri­bió en­tre la su­pe­rin­ten­den­cia, sub­se­cre­ta­ria de jus­ti­cia y las cor­po­ra­cio­nes de asis­ten­cia ju­di­cial de Bio­bío, de tal ma­ne­ra que es­tas pu­die­ran pres­tar ase­so­rías a las per­so­nas que re­quie­ran ser ase­so­ra­das en las ma­te­rias de es­ta ley”, en­fa­ti­zó el Coor­di­na­dor de la sú­per in­ten­den­cia de in­sol­ven­cia y reem­pren­di­mien­to del Bio­bío.

Tam­bién aña­dió que “la idea es po­der am­pliar el aba­ni­co de fun­cio­na­rios pú­bli­cos que en­tre­guen in­for­ma­ción a la ciu­da­da­nía so­bre es­tas ma­te­rias, y que pue­dan ser ase­so­ra­dos por los pro­fe­sio­na­les de tal ma­ne­ra que las per­so­nas pue­dan pre­sen­tar su so­li­ci­tud de pro­ce­di­mien­to de re­ne­go­cia­ción, o even­tual­men­te ser pa­tro­ci­na­do an­te los tri­bu­na­les de jus­ti­cia”.

Fi­nal­men­te, des­ta­có que “per­so­nal­men­te, uno cree que siem­pre se pue­de ha­cer más, sin du­da que con los re­cur­sos que nos ha ido dan­do el ser­vi­cio, hoy te­ne­mos más fun­cio­na­rios que cuan­do co­men­za­mos, in­du­da­ble­men­te hoy se pue­de ha­cer más, y es un desafío que nos plan­tea­mos a ha­cer ma­yor y me­jor di­fu­sión de tal ma­ne­ra de po­der lle­gar a una ma­yor can­ti­dad de ciu­da­da­nos que se pue­den en­con­trar en es­ta si­tua­ción, y quie­nes no tam­bién. Es­ta es una he­rra­mien­ta via­ble pa­ra po­der en­fren­tar una si­tua­ción de cri­sis pa­tri­mo­nial”, con­clu­yó Alejandro El­gue­ta.

LA IDEA ES QUE tan­to per­so­nas co­mo em­pre­sas pue­dan aco­ger­se a los dos pro­ce­di­mien­tos que es­ta­ble­ce la ley.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.