Mu­jer de­nun­cia avan­ce mi­llo­na­rio de su tar­je­ta Cen­co­sud

Sos­tie­ne que fue de­frau­da­da en más de 3 mi­llo­nes, que fue­ron en­tre­ga­dos muy fá­cil­men­te.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA - Mar­cos Sarmiento pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Acu­san­do una –ex­ce­si­va- fa­ci­li­dad de las ca­sas co­mer­cia­les pa­ra en­tre­gar prés­ta­mos, una adul­ta ma­yor hi­zo pú­bli­co una deu­da mi­llo­na­ria que ad­qui­rió, lue­go que se le per­die­ran to­dos sus do­cu­men­tos.

La si­tua­ción se re­mon­ta al pa­sa­do 17 de agos­to, cuan­do Tri­ni­dad Se­guel, de 69 años, se en­con­tra­ba en la tien­da Al­ma­ce­nes Pa­ris de Los Án­ge­les, ins­tan­te en que se per­ca­tó de la des­apa­ri­ción de su tar­je­ta Vi­sa Cen­co­sud, su car­net de iden­ti­dad y otros do­cu­men­tos.

Tras per­ca­tar­se del he­cho, la adul­ta ma­yor – ase­gu­ra- que no­ti­fi­có de in­me­dia­to la pér­di­da a la ca­sa co­mer­cial, que­dan­do la tar­je­ta –su­pues­ta­men­te- blo­quea­da por los fun­cio­na­rios.

Lue­go de ello, acu­dió a la Pri­me­ra Co­mi­sa­ría de Ca­ra­bi­ne­ros, lu­gar en don­de le re­co­men­da­ron dar de ba­ja su car­net de iden­ti­dad, si­tua­ción que –re­la­tó- hi­zo en la pá­gi­na web del Re­gis­tro Ci­vil.

Pe­se a ello y de­bi­do a las du­das pro­pias que otor­ga la ex­pe­rien­cia, la mu­jer de 69 –co­men­tó- que acu­dió al me­nos en tres días pos­te­rio­res a Al­ma­ce­nes Pa­ris, con la fi­na­li­dad de co­no­cer si se ha­bía rea­li­za­do un mo­vi­mien­to ex­tra­ño en su tar­je­ta, ac­ción que –sos­tie­ne- fue des­car­ta­da por los fun­cio­na­rios.

Los días pa­sa­ron y el in­ci­den­te pa­sa­ba a con­ver­tir­se –prác­ti­ca­men­te- en una anéc­do­ta, cuan­do le lle­gó la pri­me­ra cuo­ta de un prés­ta­mo de 3 mi­llo­nes de pe­sos.

An­te ta­ma­ña no­ti­cia, la adul­ta ma­yor acu­dió al ins­tan­te a Al­ma­ce­nes Pa­ris, en don­de le dijeron que la so­li­ci­tud se ha­bía rea­li­za­do el mis­mo día de la pér­di­da, en los es­ca­sos 30 mi­nu­tos en que se de­mo­ró en blo­quear su cé­du­la de iden­ti­dad.

Si bien la mu­jer, de 69 años, com­pren­de que pu­do ha­ber te­ni­do la ma­la for­tu­na de ser de­frau­da­da en ese lap­so, co­men­ta que las ca­sas co­mer­cia­les de­bie­ran te­ner po­lí­ti­cas más es­tric­tas pa­ra en­tre­ga avan­ces –mi­llo­na­rios- de di­ne­ro, so­bre to­do cuan­do se tra­ta de cuen­tas de per­so­nas de la ter­ce­ra edad.

“Có­mo se pue­de en­tre­gar esa can­ti­dad de di­ne­ro con só­lo una cla­ve, que no sé có­mo se en­te­ra­ron. De­bie­ran pe­dir mí­ni­mo un car­net de iden­ti­dad, pues ahí ha­brían vis­to que la per­so­na era dis­tin­ta. Por úl­ti­mo, en el ca­so del adul­to ma­yor, de­bie­ran pe­dir una hue­lla o una fir­ma al me­nos”, en­fa­ti­zó.

RES­PUES­TA DE CEN­CO­SUD

Con la fi­na­li­dad de co­no­cer la con­tra­par­te de la de­nun­cia, La Tri­bu­na se con­tac­tó con la fi­lial de Al­ma­ce­nes Pa­ris en Los Án­ge­les, des­de don­de in­ten­ta­ron ges­tio­nar una res­pues­ta por la Uni­dad de Co­mu­ni­ca­cio­nes del hol­ding Cen­co­sud, si­tua­ción que no se lle­vó a ca­bo an­tes del cie­rre de la edi­ción.

“Có­mo se pue­de en­tre­gar esa can­ti­dad de di­ne­ro con só­lo una cla­ve, que no sé có­mo se en­te­ra­ron. De­bie­ran pe­dir mí­ni­mo un car­net de iden­ti­dad, pues ahí ha­brían vis­to que la per­so­na era dis­tin­ta. Por úl­ti­mo, en el ca­so del adul­to ma­yor, de­bie­ran pe­dir una hue­lla o una fir­ma al me­nos”. Ni­dia Pé­rez, ma­dre del me­nor afec­ta­do.

LA MU­JER de la ter­ce­ra edad se per­ca­tó del ex­tra­vío al in­te­rior de Al­ma­ce­nes Pa­ris de Los Án­ge­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.